Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $104,70
Dólar Ahorro/Turista $172.75
Dólar Blue $186,50
Euro $120,89
Riesgo País 1629
Espectáculos |DESTACADO DE LA CARTELERA
“Varonera”: una dialéctica teatral entre las “vivas” y las “muertas”

La violencia de género atraviesa la obra escrita y protagonizada por la actriz y dramaturga platense Rocío Passarelli. Se estrena hoy

“Varonera”: una dialéctica teatral entre las “vivas” y las “muertas”

Rocío Passarelli en una escena de “Varonera”, la obra que escribió y que se estrena hoy en la ciudad / Lucía Algán

María Virginia Bruno

Por: María Virginia Bruno
vbruno@eldia.com

18 de Septiembre de 2021 | 03:09
Edición impresa

Personajes como Juana de Arco, María Magdalena y Orlando -de Virginia Woolf- conviven en “Varonera”, una dialéctica teatral atravesada por los simbólicos hechos de “nombrarse” y “percibirse” que se estrena hoy en La Plata.

Creada y protagonizada por la actriz y dramaturga platense Rocío Pasarelli, y bajo la dirección de Antonio Célico, esta obra performática busca interpelar a los espectadores tratando de demostrar que “uno es un poco como aquello que juzga y critica”.

Fue una pregunta, ¿qué es ser mujer?, el inicio de la investigación que terminó por derivar en esta obra, en la que Passarelli se fue nutriendo de sus propias “contradicciones, posiciones y responsabilidades como performer” mientras iba tratando de desgranar una respuesta que no llegaría sino como en un patchwork de conceptos inacabados alrededor de la violencia de género.

Fue un día, en medio de la cuarentena del año pasado, cuando, en una salida al jardín de su casa, la intérprete se vio a sí misma como nunca se había visto. “Reconocí algo más de mis orígenes y pude traer a esa Rocío niña que se subía al árbol a comer damascos y soñaba con ser Juana de Arco”, contó, en diálogo con EL DIA.

Su proyecto comenzó así a tomar forma influenciada no sólo por la icónica heroína francesa quemada en la hoguera sino también por María Magdalena y también por Orlando, el protagonista de una de las novelas más elogiadas de Virginia Woolf, y quienes, con sus características particulares, la acompañan durante toda la obra, apareciendo y desapareciendo como fantasmas.

Y aunque es una pieza en la que la violencia de género está presente, no fue la idea deliberada de Passarelli sentarse a escribir un texto sobre esta temática. Por el contrario, fue la temática, una triste realidad que preferiríamos sea ficción, la que tomó su cuerpo y la dramaturgia simplemente fluyó hacia un terreno minado.

“Fue algo que se metió entre medio de mi, que me abarcó por completo”, admitió la actriz que, envalentonada en su creación de “avances y retrocesos”, tuvo que hacer un salto de página al haber sido interpelada por un hecho que la movilizó por completo: el asesinato de Brenda Gordillo en manos de su pareja, quien, para deshacerse de su cuerpo, la quemó en una parrilla.

“Ese femicidio generó un giro en lo que venía trazando acerca de aquella niña que se subía al árbol y soñaba con ser Juana de Arco, y me dije ‘yo estoy viva y tengo que hacer algo con esto’. Empecé a pensar que la parrilla, fue siempre, y aún lo sigue siendo, un objeto masculino, donde se arma una escena alrededor del momento del asado y el asador, donde circulan chistes... ‘Varonera’ es alguien que queman en la parrilla y, a su vez, es el asador. Y ese es el desafío de poner sobre el tablero esta obra con tantas contradicciones, percepciones, sensaciones, miradas, espacios y microespacios posibles”, reflexionó.

La excusa, cruda e injusta, para convertir su obra en “una puerta que se abre para hablar de nuestras vivas y nuestras muertas” no tardó en llegar y “Varonera”, de a poco, dejaba la comodidad del papel y empezaba a hacerse carne tras un largo e incierto proceso de un año y medio.

El nombre de la pieza, una palabra tan usada y a veces tan sufrida por niñas a las que les gustaba el fútbol y los autos más que las muñecas, viene a cuenta de otra pregunta que atravesó el proceso creativo de esta obra, ¿qué es ser varón?, y una más también, ¿cómo me percibo? “‘Varonera’ -aseguró la artista- es alguien que está buscando su voz entre tantas voces que la nombran y que la han nombrado” y, en esa búsqueda, “descubre que no sabe cuál es su voz, porque se confunde, porque hay muchas, y, lo más importante, que nunca se escuchó”.

La obra se fue armando así como un rompecabezas, como “un rol sin marca de género”, a través del cual van desfilando voces que dialogan y entran en tensión. En “Varonera” están las vivas, las muertas y también está Rocío, que “desentierra su voz y la de sus antecesoras, la voz de sus antepasados, las voces de las mujeres muertas por femicidios. Las voces de todas haciendo una sola”.

Porque a la Rocío dramaturga le interesaba también mostrar “cómo una actriz puede crear la escena propia, hacer de algunas imágenes propias, una autoficción” y por eso, en su relato, hay mucho de su historia, de su recorrido personal, pero también de su recorrido como intérprete.

Hace algunos años, Passarelli encontró a una chica muerta en el patio del edificio donde vivía. La chica había caído de un séptimo piso y nunca supieron si se cayó o la tiraron. Y este episodio, aunque no se lo propuso, también se metió en la pieza, “porque ya no era Brenda, la que había visto por televisión, también podías encontrarte con un cuerpo en tu casa”, advirtió.

Este hecho, generó nuevos interrogantes: ¿Cómo seguir ensayando? ¿Cómo seguir abordando el material? En este sentido, dijo que “asumir los acontecimientos que ocurrieron a lo largo del proceso son los que, en definitiva, constituyen las tensiones entre lo real y la ficción. Esa pregunta acerca de cómo seguir ensayando, deviene en otra pregunta vital: ¿cómo seguir?”.

Ganadora de la Beca de Creación 2021 otorgadas por el Fondo Nacional de las Artes, “Varonera” es una coproducción de Galpón Momo Teatro y El Baldío Teatro, y contó con la asistencia dramatúrgica de Agustín Lostra, colaboración artística de Julian Poncetta, dirección de arte y vestuario de Mara Mroczek, Estudio MSM; gestión cultural de Emilia Fernández Ladaga, Laura Alejandra Torres, Refo Szeifeld; registros audiovisuales de Pablo Ceccarelli y Giuliana Nocelli; y registros visuales de Lucía Algán.

Tras su estreno, esta noche desde las 20 en La Mercería -1 N° 210-, la obra tendrá funciones los sábados 25 de septiembre y 2 de octubre en la misma sala teatral ubicada en calle 1 N°210. Entradas por Alternativa Teatral.

Las voces de Juana de Arco, Orlando y María Magdalena aparecen y desaparecen

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Rocío Passarelli en una escena de “Varonera”, la obra que escribió y que se estrena hoy en la ciudad / Lucía Algán

Rocío Passarelli / Ayesha Fotografía

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla