Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
VIDEO.- Fallas en el operativo por los "sin entrada" e hinchas de Gimnasia colados a lo "Corazón Valiente"

Los controles en el estadio de Gimnasia quedaron en el ojo de la tormenta

7 de Octubre de 2022 | 07:09

Con la euforia que generaba el partido entre Gimnasia y Boca, clave en la lucha por el título de la Liga Profesional, era previsible que el Bosque iba a "explotar" de hinchas. Es que el equipo de "Pipo" Gorosito se jugaba una parada clave, quizás la última chance de seguir dando pelea y además dar un paso hacia la clasificación a las copas internacionales. Del otro lado, el elenco de Hugo Ibarra iba por la punta, que se la había arrebatado Atlético Tucumán.

Con esos condimentos previos se iba a disputar un encuentro con mucho en juego, en el que se esperaba un marco imponente, tal como se dio. Es por eso que está claro que el operativo falló porque no se tuvieron en cuenta cuestiones elementales. Incluso en el video que acompaña esta nota se puede observar como hubo hinchas que se colaron al estilo de la película "Corazón Valiente", de Mel Gibson, poniendo una escalera para ingresar a la tribuna, tal como hicieron los  guerreros escoceses para ingresar a los castillos colmados de soldados ingleses. Incluso ante la pasiva mirada de efectivos que demoraron en tomar acciones para impedirlo.

Primero, es evidente que las fuerzas de seguridad no se detuvieron en analizar que había quiénes iban a intentar ingresar sin su entrada. Tal como ocurre en otros estadios que reciben multitudes -como por ejemplo los de River y Boca-, faltó un anillo de control en las inmediaciones del estadio del Bosque.

Al menos dos cuadras antes se debió instalar un primer "filtro" para que quienes no tenían su ticket no pudieran llegar hasta las puertas de acceso. Cosa que sí ocurrió y fue allí donde se desataron los disturbios que terminaron con los gases lacrimógenos y miles de simpatizantes intoxicados.

No fue menor tampoco la denuncia de hinchas del Lobo que aseguraban que un largo tiempo antes del inicio del partido ya la policía había cerrado las puertas aduciendo que la capacidad estaba colmada. Además muchos de los que intentaban acceder lo hacían con su pase en la mano, pero la negativa de los efectivos fue rotunda, lo que también generó malestar.

Por otro lado, quedó en el ojo de la tormenta la venta de entradas. "Teníamos habilitados para vender 4.000 entradas y vendimos 3.264. Es mentira que sobrevendimos. Está controlado y todo registrado”, fue lo que dijo anoche en conferencia de prensa el presidente albiazul Gabriel Pellegrino.

Lo cierto es que la capacidad de la cancha es de 28.500, ampliada con la última remodelación de plateas y el codo de la calle 60. El Lobo posee poco más de 27 mil socios y según reveló se pusieron ayer a la venta 4.00 tickets, por lo que podrían llegar a entrar más de 31 mil personas, 2.500 más de lo permitido. De todas formas se vendieron poco más de 3.000, y la cuenta da que al menos si todos los socios concurrían al encuentro, la capacidad estaba excedida en 1.500 entradas.

Es por ello que es algo que también debió preverse, con un control más estricto para que no se desmadre el ingreso de los simpatizantes albiazules.

Paso a paso de una noche de terror

Cabe resaltar que por faltas de garantías, en el marco de los serios episodios de violencia que comenzaron afuera del estadio, y rápidamente se trasladaron a la cancha por los efectos de gases lacrimógenos que ocuparon espacios dentro del campo de juego y las tribunas, el partido entre Gimnasia y Boca, por la fecha 23 de la Liga Profesional, quedó suspendido después de haberse jugado tan sólo 9 minutos.

Increíble lo ocurrido en 60 y 118, con episodios dramáticos, dentro de la cancha, porque hubo jugadores afectados por el humo proveniente del exterior, lo mismo que fanáticos del Lobo que al tratar de abandonar las tribunas se encontraron con las puertas cerradas que, de acuerdo a testigos, fue el origen del escándalo.

En este contexto se produjo el fallecimiento de un hincha que por los efectos del humo y de una situación general que se generalizó, debió ser trasladado a una ambulancia, en cuyo interior perdió la vida a raíz de un episodio cardíaco, sobre el cual se brindan detalles por separado (vea: https://www.eldia.com/nota/2022-10-7-4-9-40-un-hincha-del-lobo-fallecio-anoche-de-un-paro-cardiaco-deportes).

El partido empezaba a tomar forma, con el equipo Tripero buscando imponer su juego, cuando de repente una nube de humo comenzó a invadir la cancha, determinando como primera reacción el pedido de Néstor Gorosito y Hugo Ibarra, los técnicos, reclamando la interrupción de las acciones.

A esta altura de la noche, el humo era la consecuencia de los gases lacrimógenos disparados por la Policía en las afueras del estadio, en el marco de un enfrentamiento con un importante número de seguidores de Gimnasia que pugnaban por ingresar. 

Los gases lacrimógenes cubrieron todo el Bosque en general, y el estadio albiazul en particular, determinando el abandono del terreno de juego por parte de ambos equipos; mientras en su desesperación por encontrar aire, muchos hinchas invadieron el campo de juego mientras desde los altavoces se comunicaba que estaban llegando ambulancias.

Antes de retirarse, hubo jugadores, como Brahian Alemán, de Gimnasia, y Marcos Rojo, que llegó con la delegación boquense, que atendieron a los hinchas haciéndoles llegar botellas de agua. Otro, como Oscar Piris, minutos después, corrieron desesperados buscando a familiares que estaban dentro de la cancha. Hasta Hernán Mastrángelo, el árbitro que sobre las 22:15 decidió suspender el partido por falta de garantías, quedó afectado por los gases.

Las estampidas que se repitieron en las inmediaciones, una y otra vez, fueron consecuencia de una serie de episodios relatados por testigos presenciales, quienes en su mayoría responsabilizaron a los efectivos que estuvieron a cargo del operativo de seguridad. La decisión de haber cerrado las puertas de acceso antes de comenzar el partido generó reacciones, de uno y otro lado, y se dio por seguro que del lado de la Policía se registraron disparos de gases lacrimógenos, gas pimienta y balas de goma, mientras que la respuesta fueron piedrazos.

Un empujón a una nena, por parte de un uniformado, habría generado otro foco de violencia, con enfrentamientos que se multiplicaron afuera del estadio Juan Carmelo Zerillo, incluyendo corridas, más disparos y despliegue de uniformados que no podían ponerle punto final a una noche que va a quedar en la historia como una de las páginas negras del fútbol argentino.

Lo cierto es que las imágenes fueron muy tristes, adentro y afuera, porque hubo muchísimos afectados por los gases lacrimógenos, en particular adentro del estadio, y heridos con proyectiles, que se atendieron en las ambulancias que llegaron a tales efectos o bien se retiraron a sus domicilios particulares tratando de dejar atrás un episodio que recordarán durante toda la vida.

Un muerto, varios heridos y desesperación fue apenas algo de lo que dejó una noche de terror en el Bosque.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia
+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $490.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla