Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $92,00
Dólar Ahorro/Turista $151.80
Dólar Blue $156,00
Euro $109,84
Merval 0,00%
Riesgo País 1422
Revista Domingo |CIENCIA
Extinción de grandes animales no fue provocada por cometas

Especial para EL DIA de National Geographic

6 de Diciembre de 2009 | 00:00
No fue el impacto de un cometa lo que desató un período frío de 1.300 años que terminó con la mayor parte de los seres vivos en América del Norte hace 12.900 años, de acuerdo a un informe científico.

Aunque no se pone en duda la existencia de este período frío, conocido como Younger Dryas, son cada vez más los investigadores que no consiguen confirmar un descubrimiento de 2007 según el cual fue una colisión la que originó el cambio.

El estudio original señalaba que la caída de temperatura, sumada a los incendios provocados por el impacto, acabó con los mastodontes, los felinos diente de sable, y otros animales gigantes, y puede haber causado el ocaso de una civilización primitiva conocida como cultura Clovis.

Esta investigación de 2007 se había basado en una combinación de artefactos arqueológicos y granos magnéticos extraterrestres tomados en muestras de suelo encontradas en una fina capa de sedimento a lo largo de América del Norte.

El equipo original, dirigido por Richard Firestone, químico nuclear del Lawrence Berkeley National Laboratory, también descubrió lo que supone son trazas de carbón y restos microscópicos de carbono de intensos incendios provocados por la colisión.

Sin embargo, investigaciones nuevas presentadas durante una reunión de la Geological Society of America en Portland apuntan contra todos estos descubrimientos.

HUMEDALES Y MINIMETEORITOS

Nicholas Pinter, geólogo de la Southern Illinois University, sostiene que la sustancia negra descripta como carbón en la investigación de 2007 no era en realidad carbón. Pinter explicó que se trataba de tierra negra formada en un humedal antiguo. "Fue una mala interpretación de lo que representan estas capas".

De igual manera, las pequeñas cantidades de carbono "no están asociadas únicamente con intensos incendios", expresó el científico.

En lo referente a los granos magnéticos, explica que bien pueden haber llegado del espacio exterior.

Pero probablemente los granos provengan de las 30.000 toneladas de pequeños meteoritos que caen a la Tierra cada año. Encontró granos de ese tipo en concentraciones iguales o mayores en muchas otras capas que datan de otros períodos.

EVOLUCION DEL ESTILO

Vance Holliday, arqueólogo de la Universidad de Arizona, añadió que no hay señales de que la extinción de la cultura Clovis se deba al impacto de un cometa.

Aproximadamente en el período frío, cambió el estilo de puntas de flecha, lo que Firestone y sus colegas citan como prueba de que el pueblo Clovis entró en decadencia debido al impacto del cometa.

Holliday, en cambio, opina que eso refleja una evolución normal de la preferencia. Comparó los diseños de puntas de flecha con la aparición -y desaparición- de las aletas en los automóviles clásicos.

"Realmente no sabemos qué significa el estilo dentro del registro arqueológico. Los gustos van y vienen. No sabemos por qué", dijo.

Pero "un impacto extraterrestre es una solución innecesaria para un problema arqueológico que no existe".

Firestone, quien propuso originariamente la teoría del cometa, se mantiene firme.

Aunque no se puede probar que los Clovis desaparecieron, el número total de puntas de fleja cayó marcadamente después de ese impacto, expresó.

De manera similar, hay otras investigaciones que muestran una brecha de más de cien años entre los Clovis y la cultura Folsom que la siguió, según Firestone.

En lo que respecta a otras pruebas, la capa con impactos de cometa es muy delgada, según declaró a la Cosmos Magazine, de Australia, y es fácil perderla si las muestras quedan diluídas con suelo de capas adyacentes.

Y agregó que Pinter, de la Universidad de Southern Illinois, también está errado en lo referente a los fragmentos de carbono y carbón. Estas sustancias no están diseminadas como estaría el suelo, y se encuentran sólo en una banda estrecha de sedimento. Además, los granos magnéticos no tienen la misma composición que lo que se encuentra en los típicos meteoritos pequeños, agregó.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla