Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
CINE

Hay que abrirle la puerta al pasado

ESCENA DE “EN LA CASA”, FILME DEL REALIZADOR FRANCÉS  FRANCOISE OZON QUE SE ESTRENÓ EL JUEVES EN LAS SALAS LOCALES
ESCENA DE “EN LA CASA”, FILME DEL REALIZADOR FRANCÉS FRANCOISE OZON QUE SE ESTRENÓ EL JUEVES EN LAS SALAS LOCALES

Por ALEJANDRO CASTAÑEDA

EN LA CASA.- El desparejo Francoise Ozon urde un nuevo juego narrativo. La tensión entre realidad y ficción sostiene el andamiaje argumental de otro filme elaborado con el estilo distante y sobrador de quien maneja a sus enigmáticos personajes como si fuera un teatro de títeres. Hay un profesor de literatura medio aburrido que empieza a inquietarse con los relatos de uno de sus alumnos. En esos textos, el chico, de clase baja, fantasea con poder meterse en la casa de un compañero, que tiene un buen pasar y una linda mami. El profesor y su esposa –la siempre atractiva Kristin Scott Thomas- siguen ese relato con interés. Y el chico redobla la apuesta: ¿quiere meterse en la vida hogareña de ese compañero y también en la de su maestro? El profe le cree todo, también lo alienta a ir más allá, incluso a buscar mentiras si eso sirve para el relato (¿y para la vida?). El filme juguetea con esos imponderables y deja algunas preguntas: ¿el receptor prefigura y corrige el texto original? ¿El estímulo es una forma de manipulación? ¿Y hasta dónde la literatura es parte de un juego riesgoso entre los que hacen, los que reciben y los que incitan? La idea es interesante, pero cuesta encontrarla. La mirada liviana de Ozon, la confusión entre fantasías y sucesos y la escasa emoción que despiertan sus criaturas, no ayudan. El sorpresivo final la suma más interrogantes a otro filme incierto y retorcido. (** ½)

SECRETOS QUE DUELEN

TRAS LA PUERTA, de Iván Szabo.- Cine vetusto suscripto por un veterano que no renuncia a su mundo. La historia está ambientada en 1960, en la posguerra de una Hungría mustia, que se libró de los nazis y ahora vive bajo la dura mirada del comunismo. Mundo opaco, callado, de puertas cerradas y secretos, donde pasean la censura, la desconfianza y las delaciones. Magda, una escritora de clase media alta, decide mudarse a este país junto a su esposo, para situarse en una casa justo enfrente a de una misteriosa mujer, Emerence, que acabará siendo su extraña ama de llaves. A Emerence de chica le aconsejaron “no amar a nadie, para no ser golpeada por la muerte”. Y esa marca la acompañará a lo largo de una su existencia que se debate entre la vida, la muerte, el deber, los secretos, el pasado y la soledad. No cree en nada. Hasta acepta el suicidio de una amiga angustiada: “Si ella está harta y quiere matarse, nadie debe impedírselo”, dice. Y le explica a Magda: “Tu Señor, mata”. Filme denso, retórico, cuyas alegorías sobre el régimen (puertas que jamás se abren, secretos guardados, escobas que barren y barren y no limpian el camino) resultan demasiado esquemáticas. (** ½)

SUSPENSO EN EL AIRE

NON STOP, SIN ESCALAS, de Jaume Collet-Serra.- Thriller con alas. Un agente de seguridad de aerolíneas, gastado por el abandono y la bebida, recibe en pleno vuelo un amenazador mensaje de texto: “si no me depositan 100 millones de dólares ya, cada veinte minutos mataré un pasajero”. ¿Quién es? La cosa se empieza a complicar porque el señor de la amenaza ingresó a una red restringida y secreta. El agente intenta resolver ese enigma tratando de evitar el pánico. Pero no lo logra porque empiezan a llegar las muertes prometidas. Todos son sospechosos, hasta los tripulantes. Desde tierra, consideran que todo es un truco de este agente de seguridad, arrasado por una reciente tragedia familiar. Así que el hombre tiene tarea múltiple: está solito, pocos le creen y nadie la ayuda y encima a metros de un asesino. Hay acción, juegos cambiantes, suspenso y hasta un remate espectacular en pleno aterrizaje. Como héroe solitario y gastado, Liam Nesson está impecable. (*** BUENA).

  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...