Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
El bebé salvado desde el 911, un impulso para aprender la RCP

Pese a que se trata de una maniobra sencilla y esencial para evitar la muerte, son pocos los que se ocupan de aprenderla

El bebé salvado desde el 911, un impulso para aprender la RCP

El bebé salvado desde el 911, un impulso para aprender la RCP

3 de Julio de 2015 | 02:14

Mientras era amamantado por su mamá, Joaquín, un bebé de 14 días, se atragantó y dejó de respirar. Desesperados, sus padres llamaron al 911 pidiendo una ambulancia pero la cabo Nancy Melillán, que estaba al otro lado de la línea, se dio cuenta de que la situación no daba para perder ni un segundo más. Así que comenzó a guiarlos para que le practicaran ellos mismos una maniobra de reanimación cardiopulmonar; y lo que podría haber sido el mayor drama de sus vidas terminó con un final feliz.

El episodio, que ocurrió en la ciudad de Viedma y se convirtió ayer en una noticia nacional, puso una vez más en evidencia la importancia que tiene la reanimación cardiopulmonar, una maniobra muy sencilla y efectiva para evitar la muerte en ciertas situaciones límite pero que poca gente se preocupa por aprender.

La RCP, como se la conoce técnicamente, es una maniobra que permite que una persona que ha sufrido un paro cardiorespiratorio pueda sobrevivir sin secuelas hasta que llega la ayuda profesional. Y es que cuatro minutos después de que el corazón deja de latir, la falta de oxigeno hace que los órganos vitales comiencen a dañarse. El riesgo es tal que por cada minuto que pasa desde entonces esa persona tiene un 10% menos posibilidades de sobrevivir.

“Sólo entre el 5 y el 8% de quienes sufren una muerte súbita se salvan y la causa principal es la falta de una persona a mano capaz de practicarles una RCP”, cuenta Gabriel Sosa, el coordinador del Programa de Reanimación Cardiopulmonar del Ministerio de Salud, un organismo que constantemente brinda cursos gratuitos en municipalidades, escuelas y clubes de toda la Provincia para enseñarle a la gente a practicar la maniobra de reanimación. “Podemos salvarle la vida a alguien dedicando apenas tres horas de la nuestra, que es lo que toma aprenderla bien”, dice.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla