Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
11 de Setiembre: los platenses que estuvieron allí

A cinco años del terror, testimonios y recuerdos recogidos a través de eldia.com

11 de Setiembre: los platenses que estuvieron allí
10 de Septiembre de 2006 | 00:00
El platense Angelo Clerici puede decir que le vio la cara a la muerte. Estaba parado en el complejo World Trade Center mientras una las torres ardía ante sus ojos. Llevó la vista al cielo, sin poder creerlo, y en ese preciso instante un Boeing 767 impactó contra la segunda torre en una escalofriante escena. Ahí trabajaba su esposa Nancy. Después todo fue caos, confusión y horror para este testigo del peor atentado terrorista de la historia.

Hoy Clerici dejó Nueva York y se trasladó a Basking Ridge, New Jersey. Y ahora, cuando se cumplen cinco años de los atentados que dejaron un saldo de 3 mil muertos, no duda en hablar de una "bendición de Dios". Y es que este platense todavía no puede creer que aquel 11 de setiembre de 2001 su esposa Nancy no haya ido a trabajar, justamente, a las Torres Gemelas que ardieron ante sus propios ojos.

"Mi esposa y yo ese día recibimos una bendición de Dios y hoy estamos aquí para contarle a nuestro hijo Anthony, de dos años y medio, lo que alguna vez fueron esas torres y el triste fin que tuvieron las miles de personas que fallecieron ahí y también en los otros aviones que fueron tomados por la fuerza terrorista", contó a EL DIA este platense que tres décadas atrás vivió en 20 entre 69 y 70.

Clerici contó que él y su familia se mudaron hace unos pocos meses a New Jersey. "Aún estamos muy cerca de esa gran ciudad que desde ese triste 11 de setiembre de 2001 ha cambiado mucho; y pasará mucho más para que vuelva a ser la misma, si es que algún día llega a serlo".

UN CAMINO DIRECTO A IRAK

Aquella mañana también está muy fresca en el recuerdo de Stella López, una platense que cursó sus estudios en el colegio San Cayetano y que hoy vive en Long Island, Nueva York. "En realidad es muy triste recordar aquel día tan fatídico para nosotros, gracias a Dios no teníamos a nadie en las Torres, pero ver en la televisión cómo cada familia recuerda a sus hijos, padres y hermanos con tanto dolor y todo lo que se prepara en Nueva York para recordar a las víctimas del 11 de setiembre, le parte el corazón a todo el país".

Desde internet, medio que actualmente utiliza para mantener contactos con otros platenses a la distancia, López se pregunta "cómo puede haber personas que puedan tener tanto odio en el corazón para hacer tanto daño a la humanidad". Hoy, desde Nueva York, revivirá aquel trágico día que cambió al mundo y, seguramente, pensará en su hijo Sebastián, un sargento de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, a quien "apenas pasó todo eso se lo llevaron a Irak. Esta es la segunda vez que va para allá".

FRECUENCIA DE ALERTA MAXIMA

Alejandro Zunca es instructor contra el crimen y las drogas, en Maryland, Estados Unidos. Aquella mañana los ataques lo encontraron en Washington, cerca del Pentágono y más todavía de la Casa Blanca. En su radio de frecuencia policial escuchó los primeros informes que hablaban de un accidente aéreo fatal en Nueva York; y casi al mismo tiempo, un oficial hizo sonar su teléfono personal para transmitirle lo que estaba pasando en el World Trade Center.

"A los pocos minutos, ya las comunicaciones e informes en la frecuencia policial entraron en un sistema especial de alerta confidencial de transmisión, y ahí comprendí claramente que ya no estábamos frente a un accidente aéreo común. Informé inmediatamente a mi jefa y rápidamente comenzamos el desplazamiento hacia mi base y oficina", recordó este platense que vive hace más de veinte años junto a su mujer y sus dos hijas en Estados Unidos.

Zunca contó que le llevó días aceptar que lo que mostraba la televisión no era una pesadilla. "Pensaba que en algún momento despertaría y todo estaría normal, como en esas primeras horas de ese terrible 11 de setiembre del 2001, antes de salir de mi casa en la ciudad de Rockville, Maryland".

UN ATENTADO CONTRA LA HUMANIDAD

Jaime Pellicer es profesor de la Universidad de Nueva York y Director Académico de Estudios en el Extranjero. El fin de semana, en un contacto que mantuvo con el diario a través de internet, evaluó que "el tema fundamental del 11 de setiembre es que el atentado ha sido un acto de guerra contra la humanidad, una humanidad que quiere ser libre de toda clase de fanatismos, tanto el de asuntos seculares como religiosos. Estos fanáticos han cometido los mismos crímenes y barbaridades que los cristianos y muchos otros religiosos han perpetrado antes y todavía lo hacen ahora".

Y en cuanto al día de hoy, que lo encontrará en la misma ciudad que hace cinco años fue testigo del horror, el platense profesor de la facultad de Lenguas Románticas de la Universidad de Nueva York manifestó que el aniversario de "un día tan nefasto se hace por un lado recordando y rindiendo homenaje a los muertos en el ataque y por el otro, condenando el fanatismo de cualquier ideología".

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Plan Básico
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$64.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla