Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Todo es parte del show

Acróbatas, músicos y bailarines juegan a ser actores en la nueva performance interactiva de “Fuerza Bruta”

23 de Abril de 2014 | 00:00

POR Nicolas Isasi

La entrada es amena. Luces cálidas, algo de música, una barra… Nada muy distinto a un bar. La gente toma, habla y espera el inicio del show. Se abren las puertas del Centro Cultural Recoleta dejando salir una gigantesca bruma en la cual no es posible identificar dónde se encuentra el escenario. Tampoco la platea. Pero no es producto del humo. La realidad es que esa sala nos demuestra que escenario y platea son lo mismo. Uno se encuentra parado junto a una multitud sin saber qué va a pasar, ni cuándo, ni dónde.

Teatro contemporáneo, teatro experimental, poner el cuerpo. En algún momento se lo llamó teatro 4D (cuatro dimensiones) y también se implementó en el ámbito audiovisual. Viento, agua, telas y papeles escenográficos son arrojados al público con el objetivo de hacerle sentir en carne propia aquello que viven los intérpretes.

Es difícil hablar de teatro en este tipo de espectáculos donde las reglas convencionales del teatro dejan de ser reglas y pasan a re-significarse a través de aquello que percibimos como representación. Aquí no hay un actor en términos estrictos. No hay un texto que decir, no hay una escenografía convencional, ni siquiera el vestuario pareciera tener importancia. Se trata de un metalenguaje en el cual los intérpretes son acróbatas, músicos, bailarines y juegan a ser actores dentro de un no lugar.

Definitivamente no recomendable para personas que sufren el mal de las piernas cansadas, odian el sonido fuerte o tienen problemas de cervical, puesto que el espectáculo se aprecia de pie y en las alturas con un volumen similar al de una discoteca (con DJ incluido). ¿Incómodo? Sí. ¿Provocador? Seguramente. ¿Osado? Hasta cierto punto. Aquí uno es guiado por los técnicos a ser parte del espectáculo, y hasta puede participar ya sea cantando, bailando o siendo seleccionado para subir a las alturas. Pero a pesar de todo eso que puede no sea habitual para el público que va al teatro de prosa, uno puede apreciar algo totalmente diferente. No es teatro, no es circo, no es gimnasia artística, no es un show de danza, no es una discoteca. Es todo eso junto. Y han logrado captar la atención de espectadores del mundo entero, en países con culturas tan diversas como Brasil, México, Portugal, Bélgica, Grecia, Rusia, EE.UU., Inglaterra e Israel.

La tecnología y la mecánica funcionan como un reloj a cuerda. Cintas caminadoras, cuerdas, roldanas, grandes telones, luces, música e incluso una pileta que desciende hasta el público. Encontrará un show original y de gran impacto visual. Puede que le suene extraño. Lo es. Según su propia definición: “Fuerzabruta es ahora. No inventa nada. Es un fenómeno natural inevitable. El resultado de millones de años. Tiene origen en el fondo del océano, en el fondo de los vasos, en el caminar por la vereda. Fuerzabruta no sirve para nada. Es”.

Si nunca lo vio, debería al menos conocerlo. ¿Le cambiará la vida? Probablemente no, pero lo movilizará por un momento.

Seguridad, agua, electricidad. Los vecinos saben que somos la tribuna para que el reclamo sea atendido. Invertí para que la tribuna siga siendo independiente
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Plan Básico
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$64.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla