Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
una ola de asesinatos que no para en el pais

Femicidios: en los últimos 5 años mataron a más de 1.600 mujeres

Los datos contemplan las muertes ocurridas desde el 2011 a la fecha. Sólo 3 de cada 10 mujeres agredidas se lo cuentan a alguien

Femicidios:  en los últimos 5 años mataron a más de 1.600 mujeres

La movilización de esta semana fue multitudinaria y replicó en distintas ciudades del país, pero el tema se sigue cobrando víctimas y no parece dar marcha atrás

Podrían ser sólo números pero detrás de ellos hay historias de horror. Miles de historias de horror. Si bien no existen organismos del Estado que lleven adelante un registro oficial de casos, las entidades que luchan contra la violencia de género hace tiempo que vienen relevando lo que cualquiera percibe con un poco de sentido común: la furia contra las mujeres está atrapada en una espiral ascendente y peligrosa cuya solución aún parece remota. Del año 2011 a la fecha, por caso, en Argentina murieron 1.621 mujeres a manos de la violencia del hombre. Podría ser sólo un número, pero es en realidad una cifra que encierra el horror y advierte sobre una realidad que, según parece, hace tiempo se le fue de las manos a todos.

Según los datos que maneja el Observatorio de Femicidios Adriana Zambrano de La Casa del Encuentro, una entidad referente en esta problemática, en 2011 asesinaron a 282 mujeres; al año siguiente las víctimas fueron 255; en 2013, los femicidios llegaron a 295; en 2014, fueron 277; el año pasado la cifra del horror marcó 286 muertes y este año, durante los primeros casi diez meses, las muertes llegan a 226. Lo dicho: podrían ser números pero es mucho más. Es una realidad tenebrosa que asusta, indigna y, lo que es peor, no para de crecer.

Al entrar al infierno de la violencia de género y sus femicidios, los números abundan y por momentos parecen adoptar las formas de la estadística fría y distantes que acaso reduzca las tragedias con nombre y apellido a cifras. Pero las cifras, también, dan cuenta de una violencia que no pueden obviarse: se estima que en el país hay 50 ataques sexuales por día. El año pasado se observaron 3746 violaciones, según la estadística nacional de delitos. Esta cifra representa una tasa de violaciones de 8,7 cada 100 mil habitantes. En 2015, además, hubo 13.520 víctimas de delitos sexuales, sin contarse las violaciones consumadas. La tasa es de 31,3 cada 100 mil habitantes.

Entre 2008 y 2015 se registró un aumento del 78% de los femicidios, mientras que el incremento en el período 2014-2015 fue del 26%.

Según un relevamiento confeccionado sobre 1.003 casos y presentado esta semana en el marco de la multitudinaria marcha del #NiUnaMenos, “la violencia física ejercida en el marco de las relaciones de pareja afecta a 3 de cada 10 mujeres”, mientras que el “15% de las encuestadas manifestó haber sido víctima de violencia sexual en sus relaciones de pareja”.

datos del horror

“Esta encuesta representa un insumo necesario para la producción de indicadores que sirvan para el diseño e implementación de políticas públicas sobre la erradicación de la violencia”, dijo la legisladora Carmen Polledo durante la presentación de los resultados de la “primera encuesta de percepción e incidencia sobre violencia contra las mujeres en las relaciones de pareja”.

De acuerdo al informe, más del 90% de las mujeres tiene muy en claro que no aceptan formas abiertas de discriminación y violencia en las relaciones de pareja. Sin embargo, “las mujeres encuentran mayores dificultades al momento de identificar la dimensión pública del problema, siendo que 3 de cada 10 lo considera como un asunto privado en el que terceras personas no deben intervenir”.

La encuesta indagó también sobre las violencias física, sexual y psicológica contra las mujeres en el ámbito doméstico, es decir por parte de una persona integrante del círculo familiar. Fue la primera en su tipo, realizada en forma presencial y en el domicilio de las mujeres encuestadas, del 25 de noviembre de 2014 al 5 de enero de 2015. El trabajo buscó identificar en qué medida las mujeres expresan su acuerdo con respecto a las conductas de dominación masculina, que responden a fuertes estereotipos de género.

“En la opinión de las mujeres encuestadas, el 90% está en desacuerdo con la idea de que una ‘buena esposa’ deba obedecer a su pareja aún cuando no esté de acuerdo con él”, se informó.

Entre las conductas de violencia psicológica que se presentan “más a menudo se destaca la amenaza de violencia económica (amenazarla con quitarle el apoyo económico)” y la violencia emocional de amenazarla con quitarle a sus hijos, por ejemplo.

“Una mujer cada 10 sufrió violencia física severa (golpes de puño o con objetos; patadas, golpizas; intentos de ahorcarla, quemarla o amenazas con armas blancas o de fuego)”, según se describió, y para “2 de cada 10 mujeres estos episodios de violencia física sucedían ‘a menudo’, y en 1 de cada 4 casos ‘alguna vez’”.

También se aclaró que las violencias están presentes en todos los niveles socioeducativos: no hay grandes diferencias en la exposición a la violencia por parte de las mujeres con educación primaria, secundaria o superior.

En el universo de la violencia de género, un párrafo aparte merecen las víctimas atacadas por sus propios padres o padrastros. Una realidad que palpita bajo el mismo techo y también reúne datos aterradores: de los 2.094 femicidios registrados desde 2008 hasta el año pasado, 99 fueron perpetrados por padres o padrastros de las víctimas, de las cuales 17 presentaban indicios de haber sido abusadas por su asesino.

El dato surge de otro análisis aportado por el Observatorio “Marisel Zambrano”, que identificó que 65 asesinos eran padres, 17 padrastros, seis eran ex pareja y 11 eran parejas de las madres de las víctimas.

El registro de la ONG detectó que 30 de los femicidas se suicidaron luego de asesinar a sus hijas o hijastras, 14 de ellos tenían denuncias previas y cuatro tenían prohibiciones de acercamiento.

Otro dato que impacta es que 59 víctimas del trágico listado tenían entre 2 y 12 años; 18 eran bebes de hasta un año y 14 eran adolescentes de entre 14 y 18 años.

“En muchos de estos femicidios el asesinato de hijas se utiliza como castigo hacia la madre, violentándola desde otro lugar, no agrediéndola directamente, dirigiendo la violencia hacia quien ella más quiere”, agrega el informe.

78%
Entre 2008 y 2015 se registró un aumento del 78% de los femicidios, mientras que el incremento en el período 2014-2015 fue del 26%.
13.520 víctimas
El año pasado hubo 13.520 víctimas de delitos sexuales, sin contarse las violaciones consumadas. La tasa es de 31,3 cada 100 mil habitantes.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...