Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
“Moana” Una chica entre viajes y tatuajes

“Moana” Una chica entre viajes y tatuajes

“Moana” Una chica entre viajes y tatuajes

Por: Por NICOLAS ISASI

21 de Enero de 2017 | 02:05

La historia de animada de “Moana”, la gran y nueva apuesta de Disney que llegó esta semana a los cines locales, nos remonta a una duda existente desde hace miles de años, cuando los grandes navegantes de las islas del pacífico habían dejado de navegar y explorar sin razón alguna.

Moana (o Vaina en algunos países europeos) es una chica de 16 años, hija del jefe de una isla que solía tener una larga tradición de viajantes. Su carácter adolescente e inquieto, la hace volver a sus raíces aventureras y gracias a su abuela descubre que fue elegida por el océano para salvar a su pueblo. Durante el viaje, conocerá al semidiós Maui quien robó el corazón de la diosa de la naturaleza Tefi Ti, cristalizado en una piedra, para entregárselo a los humanos. Al perder su corazón, Tefi Ti comenzó a esparcir la oscuridad por las diferentes islas, dejándolas sin vida. Como acompañante de viaje, Moana tiene a una torpe gallina que no habla, pero pretende emocionar solo con su rostro expresivo. Puede haber sido un buen intento, pero queda a medio camino porque solo causa gracia las veces que le pegan o sufre alguna caída, dejándola a Moana sola sin interlocutor en el medio del océano.

Ron Clements y John Musker, los directores de la película, son los grandes salvadores de Disney Animation Studios desde que hicieron “La Sirenita” en 1989, logrando un éxito descomunal que se había interrumpido luego de “Robin Hood” (1973). Su última película juntos fue “La princesa y el sapo” (2009), que justamente fue la última película de Disney en 2D. En esta nueva aventura, el equipo de animación tuvo que conectarse con la cultura de la polinesia, junto a diversos especialistas como antropólogos, tatuadores, historiadores, lingüistas y coreógrafos de islas como Samoa, Tahití, Moorea, Fiji y Hawái. Este último lugar, además de tratarse del Estado más reciente de los EE.UU. fue el lugar de nacimiento de Barack Obama que casualmente fue cuestionado respecto a su lugar de nacimiento por Donald Trump, su actual sucesor.

Uno de los recursos más interesantes desde la animación, tiene que ver con los tan cuestionados tatuajes de Maui que sirven como muestra de las hazañas conseguidas en cada una de sus aventuras, como si fuera una estantería de trofeos tatuados sobre su piel. Porque lo mejor de esos frisos, es que cobran vida e interactúan con los personajes en las partes musicales o en momentos especiales. La animación de los tatuajes fue realizada por Eric Goldberg (el dibujante del genio de “Aladdin”) de forma bidimensional, y todos los tatuajes de Maui fueron supervisados por el tatuador samoano Su’a Peter Sulu’ape, que comprobó cada marca y patrón.

La banda sonora es uno de los elementos claves de la animación. En la música de “Moana” se aprecia un gran despliegue percusivo con instrumentos autóctonos que resultan atractivos a comparación de las grandes orquestaciones sinfónicas, aunque los 2 temas al estilo “Frozen” que aparecen, se repiten hasta el hartazgo en distintas versiones, sacando frescura y naturalidad a los personajes. Uno de estos temas, tiene una secuencia algo psicodélica, en el que Moana y Maui transitan parte de sus tatuajes creando, quizás, la secuencia más imponente a nivel visual de toda la película.

El océano es casi como un personaje más siendo que la mayor parte de la película transcurre en el mar. Aunque tratándose de animación computarizada, el nivel de detalle y realismo del agua en todos sus momentos es inferior al realizado en “Un gran dinosaurio”, junto a Pixar en 2015.

Los gags y los chistes tampoco son el fuerte del filme. Resulta raro de pensar, tratándose de Disney, que no haya sido contemplado, pero seguramente no fue el eje principal y eso es evidente. No se encuentran personajes entrañables ni amistosos, cómicos y perdurables como en otras ocasiones. Y si son de los espectadores que se quedan hasta el último instante, cuando finalicen los créditos, encontrarán el mejor gag de toda la película donde los mismos directores nos confirman que sus creaciones anteriores fueron mejores.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla