Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
EDITORIAL

Dos ases en la manga para luchar contra la venta ambulante

Si bien en los meses del año transcurridos el problema de la venta ambulante en la Ciudad se agravó un 15 por ciento en relación al año anterior, según la Cámara Argentina de Comercio, se tomó conocimiento de la decisión de la Comuna de retomar los operativos y de habilitar, antes del 31 de este mes, el predio para la radicación de manteros.

Anteayer la Comuna desplegó un operativo en el microcentro, labrándose numerosas contravenciones. Fue así que inspectores de Control Ciudadano y efectivos de la Policía local intervinieron en el tramo de avenida 7 entre las plazas Italia y San Martín, así como en las calles transversales adyacentes, sobre decenas de puestos informales de venta de accesorios para celulares, juguetes, ropa, calzados, bijouterie, relojes, frutas y verduras.

En esta ocasión, las autoridades consideran que, a diferencia del año pasado, cuentan con un par de ases bajo la manga a la hora de mantener una relativa paz en los principales centros comerciales; por un lado, la inminente apertura del Paseo de Compras 80, que ofrece plazas para la reconversión laboral de los vendedores irregulares; por el otro, la decisión de denunciar ante la Justicia Penal, a quienes persistan en la actividad clandestina acumulando infracciones.

El otro factor a considerar es el del predio ubicado entre las calles 80, 134, 79 y la proyección de 135, el Paseo de Compras 80, que podrá albergar a unos 800 puestos, cuyos dueños deberán blanquear sus prácticas y operaciones, demostrar el origen de su mercadería y sus proveedores, y pagar los tributos fiscales mínimos para poder funcionar y renovar semestralmente los permisos gratuitos que entregará la municipalidad.

Así, parecen abrirse alternativas valiosas en la lucha que debe darse contra la venta ambulante enquistada en la Ciudad. De todos modos, está por verse si el predio tendrá algún impacto mitigador en el fenómeno cada vez más extendido de la venta ilegal callejera, que en los últimos tiempos, además de los corredores habituales de calles 8 y 12, avenida 7 y diagonal 80, copó parcialmente la plaza San Martín y el pasaje Dardo Rocha.

La resistencia de los vendedores ambulantes a cumplir con las normas vigentes en nuestra ciudad, que prohíben la actividad informal, y el no acatamiento a lo dispuesto por leyes provinciales y nacionales en lo concerniente a las normas sanitarias y tributarias vigentes, ha sido tan porfiada como ilegítima. Los múltiples operativos realizados en los últimos años fueron infructuosos. Aquí cobra importancia la eventual intervención de la Justicia.

No hace falta señalar los negativos efectos de la venta informal: basta mencionar la ventajera y desleal competencia que ello implica para los comercios instalados, así como, también, tolerar en la Ciudad la presencia de organizaciones mafiosas que explotan impunemente la necesidad de trabajar de mucha gente.

Debe insistirse, además, que no sólo debe actuar la Municipalidad. Tal como se ha señalado aquí, las transgresiones de la venta ambulante interesan también, y muy profundamente, a las administraciones provincial y nacional, cuyos organismos pertinentes deben sumarse a la batalla cotidiana que debe darse contra una actividad que es ilegal y se caracteriza por una serie de penosas connotaciones sociales.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...