Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
UNA TAREA JAQUEADA POR EL DELITO

Para los repartidores no se terminan las noches de terror

Un “glover” contó que fue atacado, pistola en mano, en 41 y 134 cuando llegaba a su casa. También se denunciaron otros robos en el Bosque y Los Hornos. En medio de una ola registrada durante los últimos meses, todos ocurrieron entre las 21 y la medianoche

Para los repartidores no se terminan las noches de terror

Algunos repartidores cubren la mochila por los robos / EL DIA

Sin fin, la sucesión de delitos cometidos por motochorros, parece incombustible a la protesta de las víctimas y a las medidas de los funcionarios.

“Me robaron de noche, cuando llegaba a mi casa. Fue en la esquina porque al ver la situación me avivé y me fui un poco para otro lado. Lo que pasa es que mi viejo me espera con el portón levantado”, contó el repartidor sobre el episodio que, según indicó, ocurrió en la intersección de las calles 41 y 134, pero no tiene denuncia policial efectuada ante la comisaría de la jurisdicción (La Unión), según se informó desde la fuerza.

La escena de violencia con un repartidor o repartidora como víctimas y dos motochorros en una calle, de noche, se repite desde hace semanas. Algunos casos terminaron con heridos de bala o arma blanca. La situación puso en estado de alerta a los repartidores de las empresas que envíos que trabajan con aplicaciones de celular, de fuerte crecimiento en la Ciudad este año. Ante la movilización en un sector que reúne a unos 650 motoqueros y ciclistas con mochilas de color naranja (Rappi), rojo (Pedidos Ya) o amarillo (Glovo), el área de Seguridad de la Municipalidad entregó 4 dispositivos de botón antipánico para que al sufrir un delito, la víctima avise al usuario de esa herramienta y ese representante del grupo dé aviso a la Policía.

A la vez, se anunció ante el grupo de mensajeros que ingresó al palacio Municipal un refuerzo del patrullaje nocturno con 60 efectivos a pie y en móviles.

El lunes por la noche, a horas de esa reunión, un “glover” que también repartía para una pizzería platense fue asaltado por motochorros en 40 entre 29 y 30.

Esa zona del casco, el barrio la Loma, fue apuntada por integrantes del sector como un área de mayor recurrencia de delitos desde que se registra lo que consideran una ola de ataques, a lo largo de este año.

El robo de esta semana en esa cuadra, prácticamente repitió otro registrado en la noche del 16 de noviembre, a “dos o tres horas” -le contó a este diario Emiliano, la víctima- de que asaltaran a Kevin Sanhueza. A Emiliano lo amenazaron con un arma. A Kevin le pegaron un tiro en el pecho. La bala le dañó los intestinos y el estómago, por lo que debió estar dos semanas internado en el Hospital San Martín.

Esta vez, el asalto denunciado por otro joven que trabaja para Glovo ocurrió a unas diez cuadras de la cuadra de La Loma con dos antecedentes de violencia, en una zona “limítrofe” entre el Casco y San Carlos.

“Eran dos en una moto negra, con una pistola 9 milímetros. No pasó nada porque les di todo y se fueron rápido”, indicó la víctima en un mensaje que corrió ayer por los teléfonos de sus colegas.

El mensajero aclaró que la moto de los ladrones “no era una Tornado porque no sonaba muy fuerte”. Calculó que iban en una Honda XR. La Honda Tornado es el modelo en el que andarían al menos tres jóvenes a quienes se les asignan varios asaltos callejeros. Cuando los repartidores mencionan a “Los tres Tornado” todos saben de quiénes se habla. “Se reúnen en una plaza de Los Hornos”, apuntó uno de los voceros de un grupo de repartidores. Se sospechaba en las últimas semanas que ese grupo pudiera estar involucrado en el ataque a Kevin Sanhueza, cuya investigación tiene dos detenidos.

La secuencia de robos sumó también esta semana con un caso en el que se vio afectada una joven en el Bosque. “El lunes a la noche, a la chica la robaron todas sus pertenencias”, informó uno de los voceros de trabajadores de Glovo.

Más acá, promediando la semana, el miedo se terror llegó hasta Los Hornos. “Fueron dos asaltos, en un caso contra una chica y en el otro un muchacho que salía del casco por La Loma y entrado a Los Hornos lo asaltaron”, indicó.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...