Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Para disfrutar en familia o con amigos

Los dorados siempre dicen presente para los amantes de la pesca en Esquina, Corrientes

Un lugar que figura en la agenda del pescador. No hay abundancia, pero sí se pueden lograr ejemplares de buen tamaño

Los dorados siempre dicen presente para los amantes de la pesca en Esquina, Corrientes

LA PESCA DE DORADOs EN ESQUINA resultó muy interesante/EL DIA

Nos juntamos un grupo de amigos y el destino elegido fue Esquina, Corrientes, un lugar siempre elegido por los amantes a la pesca.

Así con Juan Marcos Palma, Claudio Caballero, Guillermo Aloro y Hernán Tagliacozzo, titular de Hernán Pesca fuimos a despuntar la pasión e intentar, en las aguas del Río Paraná, del Río Corrientes o en la zona de islas o esteros para tener la oportunidad de efectuar distintos tipos de pesca y cambiar tanto su geografía según se vaya hacia el sur o el norte.

NO FUE FÁCIL

Llegar a Esquina no fue fácil debido al intenso tránsito de las rutas que llegar al lugar elegido.

Luego de unas horas de sueño, desayunamos y nos dirigimos al embarcadero: La verdad es que no eran buenos los augurios, tanto Hernán como otros amigos que tenemos en Esquina, nos habían avisado que el pique está muy difícil.

Lucha desigual

Y la verdad que el primer día fue una lucha desigual tratando de obtener alguna captura, pese a probar distintas técnicas y sitios (Garete, al golpe, anclado en correderas, anclados en pozos, trolling, etc.) no tuvimos más que una captura de un dorado de 4 kg por parte de Gustavo y un dorado que luego de ser arrimado a la lancha por el coordinador Guillermo, logró desprenderse del señuelo...luego sólo algunas palometas y nada más.

Pese a que a primera hora gareteamos por los bancos y veriles del Paraná y luego buscamos por arroyos y lagunas, el comentario general de otros pescadores siempre fue el mismo: absoluta escasez de pique y las pocos veces que picaba, lo hacía mal, “está comiendo mal” como decimos siempre los pescadores.

El sábado habíamos planeado dirigirnos a la zona conocida como “Las dos aguas”, pero en las charlas con otros pescadores que habían andado por ese lugar dijeron que no habían tenido fortuna, por lo que Hernán dijo de probar en alguno caído y reventón de agua, y allá fuimos.

AL FIN, EL DORADO

La verdad que sin haber hecho una pesca descollante, al final encontramos al dorado, alguna al Garete, alguno haciendo “caminar’ la carnada en la corredera y los más grandes a trolling. Obtuvimos varios ejemplares el más grande que tuve la suerte de capturar de 7,630 grs.

También al Garete, Claudio sacó un Surubí de 4.720 grs. Y capturamos un manguruyú juvenil y un mandubí pico de pato.

Balance positivo

El domingo durante el regreso, hicimos un balance positivo de la salida, porque pese a la difícil que estaba la pesca, buscando con Hernán encontramos el pique y tuvimos mucha actividad y capturas, sumado a los hermosos momentos compartidos con amigos, la belleza de Esquina y sus paisajes, la amabilidad de su gente, ya estábamos pensando en cuándo podremos volver para poder disfrutar de otro fin de semana de pesca.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...