Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
GONNET

Vació la caja y las billeteras de todos, pero devolvió un DNI y un celular: “soy un caballero”

Fue en un kiosco de 25 y 501. El ladrón estaba armado y lo esperaba un cómplice en moto. Huyeron con unos 7.000 pesos

Vació la caja y las billeteras de todos, pero devolvió un DNI y un celular: “soy un caballero”

Rodrigo, el empleado que fue asaltado / Sebastián Casali

El feriado del lunes “planchó” el movimiento vehicular y peatonal en un barrio de Gonnet, circunstancias que dos motochorros aprovecharon al advertir que no todos los negocios estaban cerrados.

A las 14.30 de ese día Rodrigo (24), el empleado que atendía el local ubicado en la esquina de 25 y 501, escuchó el timbre que tocó un joven parado en la puerta del negocio cerrado con llave.

Con alguna desconfianza, según confesó ayer a este diario, decidió franquearle el paso, sobre todo porque observó que otro muchacho había quedado en la vereda, esperándolo arriba de una moto.

El temor de Rodrigo se disipó un poco una vez que el falso cliente le pidió hacer una carga virtual para el celular, aunque la coartada se desmoronó por completo con la llegada de una mujer que tocó el timbre para que le abrieran la puerta.

El falso cliente le indicó al empleado que le abriera y, apenas lo hizo, “sacó un revólver y me pidió que le entregara toda la plata”, recordó Rodrigo en una charla con este diario.

Sin intentar resistirse, el muchacho le dio los 6.000 pesos que había en el local creyendo que con eso “se iba a conformar y se iría rápido”, pero la idea del delincuente era muy distinta.

“Me seguía pidiendo más plata, por lo que le dije que no había más que eso que le di”, explicó el empleado.

La respuesta no satisfizo al asaltante que, entonces, lo obligó a darle los 600 pesos que tenía en su billetera, maniobra que también repitió con la cliente.

Rodrigo estimó que “entre la recaudación, más el dinero que nos sacó a mi y a la clienta se debe haber llevado unos 7.000 pesos”.

“También quiso robarme el celular, pero le pedí tanto que no me lo llevara, que al final aceptó dejármelo”, reflejó.

“GESTOS”

Pero Rodrigo reveló que no fue el único “gesto” que tuvo el asaltante.

“Cuando me robó la billetera, además del dinero que tenía me preocupaba quedarme sin mi documento y le dije que por favor me lo dejara”, señaló. Su reclamo no fue en vano: “Cuando se estaba yendo, me lo tiró en la puerta y me dijo ´para que veas que soy un caballero’”, recordó la víctima.

Más testimonios en el noticiero de Imagen Platense

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...