Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
No resultó posible llegar a esa cantidad de ventas en 2018

El sueño del millón, lejos

Fue un año con disparidad para el sector automotriz, en transición. El clásico ganador de los últimos años perdió la corona y se consolidó Argentina como gran mercado para las pick ups, que libran una batalla sin precedentes

La Hilux fue el modelo más vendido en 2018 en Argentina / WEB

Hay coincidencias en que 2018 terminó con un mercado que marchó a dos velocidades, un primer cuatrimestre que arrancó con una tendencia de convertirse en un año histórico por sus niveles de ventas y que terminó diciembre a duras penas con una caída interanual del 40,6% en el nivel de patentamientos. De todas forma con 802.992 unidades, el 2018 fue el tercer año histórico en ventas, claro con casi 100.000 unidades menos que el año anterior.

Pero no sólo la caída de ventas golpeó principalmente a las concesionarias, también las grandes rebajas, en gran medida acompañadas por las terminales, generaron un enorme stock estimado en casi 260.000 unidades que esperan nuevo dueño y además una preocupante pérdida de rentabilidad que pone en jaque la supervivencia de algunas firmas.

Más allá de estos rasgos como todos los años hubo ganadores y perdedores a lo largo del año que acaba de terminar y donde numerosas empresas se replantea su plan de negocios, con cambios que en muchos casos significarán una verdadera revolución para el sector.

El dato de diciembre muestra una baja de 28,8% en meses consecutivos, ya que en noviembre se habían registrado 39.717. Si la comparación es interanual, la caída se eleva al 40,6%, porque en diciembre de 2017 se habían patentado 47.593 unidades. En cuanto al año completo, se llegó a 802.992 patentamientos, lo que consolida también una caída del 10,9% comparado con todo el año 2017, en el que se habían registrado 901.005 vehículos.

Dante Álvarez, presidente de Acara destacó lo cambiante del mercado automotriz del año pasado, donde se pasó de un nivel de ventas que representa el verdadero potencial del sector, para terminar el año en forma muy compleja. “Por eso preferimos enfocarnos en este que comienza y donde enero suele ser una buena muestra de lo que nos espera. Pese a los grandes temas pendientes que al sector le urge resolver, queremos ser optimistas”.

La crisis que se desató en el sector arrancó en mayo y se fue profundizando mes a mes, a medida que la devaluación afectaba cada vez más el precio de los autos. Así, en pocos meses, los precios se incrementaron más de 50% y llegaron a sufrir una caída en ventas que pasó de 8.000 unidades patentadas por día a sólo 1.500

Las ventas de autos 0 km se ubicarán en un rango de entre 550.000 y 600.000 unidades este año, con una reducción de entre 25% y 30% respecto al total de 2018, debido a la situación macroeconómica, por la pérdida del poder adquisitivo del salario y por una transición en los ciclos de producción de vehículos, coincidieron las autoridades de Acara.

Las ventas del corriente año fueron impulsadas por el muy buen desempeño de los primeros cuatro meses previos a la devaluación del peso frente al dólar. En el primer tramo de 2018 las proyecciones de los distintos actores ubicaban que las ventas llegarían al millón de unidades.

Sin embargo, el derrumbe de las ventas en la segunda mitad del año -afectada directamente por la devaluación- y la decisión de las automotrices de buscar mantener los valores en dólares de las unidades, determinó una retracción interanual de hasta el 50% para el segundo semestre de 2018.

En Acara, a pesar del número de patentamientos, se sostiene que 2018 “cierra con una rentabilidad muy baja y en algunos casos negativa, lo que lo convierte en el peor año de la última década”. En cuanto a la evolución de los precios, la cámara que agrupa a los concesionarios estima que 2018 mostró aumentos promedio de entre el 78% y el 82% a lo largo de los últimos doce meses, pero subrayaron que, a pesar de los incrementos, las condiciones de mercado impuestas por las automotrices permitieron ofrecer a los clientes vehículos con “extraordinarias bonificaciones”, lo que determinó que el promedio real de incremento se estime en torno al 60% a lo largo del todo el año.

A este panorama se sumó el gran volumen de vehículos importados desde Brasil, lo que generó una sobreoferta que puso presión a la baja a los precios de lista, una situación externa que no se repetirá en 2019 ya que la producción del vecino país estará orientada a satisfacer su demanda creciente.

Como siempre sucede en un mercado tan competitivo como el argentino hubo grandes ganadores y también perdedores muy importantes, en medio de una lucha entre las marcas por quedarse con algunos de sus modelos entre los diez más vendidos. Y lejos de que el líder sea un auto barato y accesible, el puesto número uno fue para una pick up, la Toyota Hilux, que una vez más se consagró como el producto más elegido por los argentinos. Luego, ya en el segmento de autos, el ganador fue otro modelo de Toyota, el Etios, que superó al histórico líder, el Volkswagen Gol, y a otros modelos que siempre pelearon por la punta, como son los más baratos de Chevrolet.

En el sector de autos al Etios, le siguió en ventas el Ford Ka, los Chevrolet Onix y Prisma, mientras el Gol pasó de liderar el segmento de los autos a un modesto quinto lugar, sexto si a estos números se suma el arrollador andar de la Hilux.

Luego se ubicó un modelo virtualmente nuevo, el Renault Kwid, seguido del Peugeot 208 y cerrando los top ten con el Renault Sandero y el Fiat Argo.

En el caso de las pick ups, el ranking como quedó dicho lo encabezó la Hilux, también el vehículo más vendido del país, seguido por Volkswagen Amarok , Ford Ranger, Renault Duster Oroch, Renault Kangoo, Chevrolet S10, Peugeot Partner, Fiat Nuevo Fiorino, Fiat toro y Fiat Strada. (ver gráfico)

Un dato para destacar es que entre las pick ups, la Nissan Frontier ubicada en el puesto 14 de ventas en el año fue la única que creció en patentamientos, mientras que el resto todas cayeron. Entre los autos pasó lo mismo, y solo crecieron los nuevos modelos como nuevo Ka, Kwid, Polo y Argo.

Con respeto a las marcas, Volkswagen con 119.188 unidades encabezó otra vez las ventas, aunque con una caída acumulada interanual del 17,5%, le siguió Renault con 114,300 y una pérdida de 0,6%, Chevrolet con 101.252 y un baja de 17,6%, Ford con 96.346 unidades y una merma de 15,9% y Toyota con 91.867 unidades y un incremento de producción del 1%, siendo junto con Nissan las dos terminales con mejor performance, si se excluyen marcas nuevas o hasta ahora con pocos productos.

Mientras tanto, el top ten de los menos vendidos, según Acara son: BMW M6, BMW Z4, Jaguar XF, Lexus NX 300h, Lifan M7, Lotus Elise Cup, Lotus Exige, Maserati Quattroporte, Mercedes Benz AMG GT R y Nissan Gt-R, en todos los casos con sólo un auto vendido.

En general se trata de modelos que son recién llegados, discontinuados o bien, con precios tan elevados que son para unos pocos.

Entre los ganadores también hay que incluir al segmento de los SUV que se convirtió en la gran estrella del mercado automotor. Con una participación que pasó del 3 al 12% en poco menos de una década, las automotrices confían en que ganarán cada vez más terreno, y allí concentran su mayor energía.

Para la Argentina también es un cambio de gustos importante pensando en la producción, ya que muchas de las plataformas de las pick ups, que es el rubro donde se especializó la industria, sirven para estos modelos. Así, a la Honda HR-V que se produce en Campana, y la Toyota SW4 que nace en Zárate, en 2020 Volkswagen sumará la fabricación de la Tarek, mientras que Chevrolet planea para la planta de Rosario un nuevo modelo pero que podría tener que ver con la categoría de los SUV.

SUEÑO MILLONARIO

Más allá de eso, lejos quedó la propuesta de producir para 2023 un millón de vehículos en Argentina. SI bien Adefa, la entidad que agrupa a los fabricantes aun no dio a conocer el número final de producción de 2018, hasta noviembre había alcanzado 446.174, con una mejora de 1,4 % interanual, pero en gran medida debido a la recuperación de las exportaciones a Brasil, dado que la caída de las ventas a concesionarios fue de 57,9% en noviembre y 20,2% a lo largo de todo el año pasado.

En marzo del 2017, el presidente Mauricio Macri anunció el “Plan Un Millón”: un proyecto para que a partir del año 2023 se fabrique un millón de autos anuales en la Argentina. Es un plan ambicioso, teniendo en cuenta que en 2017 se fabricaron apenas 472 mil y aun sin los números finales es difícil que se supere en mucho este año.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla