Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Viviendo con el enemigo: Prandi y el infierno en carne propia

La modelo dio detalles del abuso financiero, maltrato psicológico y violencia familiar que sufrió de parte de su ex pareja

Viviendo con el enemigo: Prandi y el infierno en carne propia

A nueve meses de haber abandonado su casa, la modelo rompió el silencio y hundió al padre de sus hijos

19 de Octubre de 2019 | 02:43
Edición impresa

Julieta Prandi rompió definitivamente su silencio y tras radicar la denuncia por “violencia familiar” contra su ex marido y padre de sus hijos, Claudio Contardi, se explayó sobre el infierno que le tocó vivir.

Tras la ausencia del hombre en la audiencia pactada por el Juzgado de Familia Nº 3 de San Isidro, la modelo decidió contar los detalles del calvario que padeció. El detonante fue el comentario de le hizo su hijo Mateo: una mujer estaba viviendo en la casa que es del ahora ex matrimonio, y de la cual ella se fue el 15 de febrero: “Esta mujer, Cynthia, resulta que vive ahí desde el mes de marzo. Es su pareja, pero a Mateo lo hacían decirme que era la niñera. Además, ella tiene una nena de doce años que comparte habitación con Mateo. Hay cuatro habitaciones en la casa, pueden tener un cuarto cada uno en el peor de los casos, pero los hacen compartir”. Esta situación la preocupa y también el hecho de que “al más chiquito lo hacen dormir en la matrimonial, entre Claudio y Cynthia”.

Prandi reveló que su ex “se refiere a mi como ‘la yegua’, ‘la putita’ o ‘a tilinga’. Y así hace que Mateo me llame. Cuando yo lo llamo por teléfono a mi hijo para tener comunicación con él, el padre está supervisando esas conversaciones, está delante de él. Le dice cuándo tiene que cortar, lo que tiene que decir, tiene prohibido decirme que me quiere o que me extraña”.

En una charla con el sitio Teleshow, la rubia de 38 años reveló que su niño “complace a su papá porque le tiene miedo. Después, en otro juego macabro, el padre le estaba enseñando que si algún día le tocara hablar con el juez, él tenía que decir que yo le pego. Me enteré de todo esto hace una semana más o menos. Por eso hice la denuncia de violencia familiar”.

Ante este testimonio, el Juez declaró una perimetral. También suspendió la pernoctada.

Prandi y Contardi dejaron de vivir en la misma casa en febrero de este año. Según ella, todo el 2018 “vivimos bajo el mismo techo con un montón de artimañas que él utilizó para retenerme”, como por ejemplo él amenazó con que iba a “matarse” si terminaban y luego inventó una “enfermedad grave” para que perdure el vínculo.

La cuestión de la propiedad no es un tema menor: en el 2008, cuando comenzaron a salir, Ezequiel (el hijo que Claudio tiene de un matrimonio anterior), comenzó a vivir con ellos. En el 2010, Julieta se compró un departamento y se iban a ir todos a vivir, hasta que ella quedó embarazada: “¿Qué te parece si compramos algo más grande y en vez de darme tu 50 % en efectivo, ponemos tu departamento…?”, le propuso su ex y ella aceptó. Además, otro departamento lo puso a nombre de Ezequiel y su mamá. “No me di cuenta de que me estaba sacando mi casa y que la nueva la estaba poniendo a su nombre. No me di cuenta de la jugada que me hizo hasta que me asesoré con mi abogada”.

Durante prácticamente todo su matrimonio, la también actriz le entregaba el dinero que ganaba en su trabajo a Contardi, quien contaba con un poder especial que ella le había dado para manejar la cuenta bancaria: “Eso me trajo graves problemas económicos”, reveló.

Los dos sucesos que la modelo relata como las gotas que rebasaron el vaso fueron los siguientes: ella tenía un trabajo en Uruguay durante el fin de semana y el viernes antes de viajar, le desaparece su billetera con los documentos. En su casa estaba Lorena, una “especie de niñera” y también el pasaporte. A pesar de hacer el trámite exprés en el aeropuerto, Claudio le reclamó: “No podés irte, yo no me voy a quedar con los nenes” y ella se quedó. Pero al día siguiente ocurre otro episodio: desaparece su teléfono que luego, misteriosamente, estaba escondido en el freezer.

“Nunca me llegó a pegar. Me gritaba pegado a mi cara...”, contó la rubia, que vivió otro episodio violento cuando el hombre le prohibió ir a un desfile en Pinamar: “Yo le dije que iba a ir igual y él seguía con el insulto, con la agresión, la locura. En un momento me encierro en el baño y me sigue gritando afuera, empieza a patear la puerta y la rompe a patadas. Mis hijos estaban allí escuchando todo”.

“Ya estás vieja, vos qué vas a hacer sin mí... si no servís para nada”, le gritaba frecuentemente. Pero en los últimos tiempos, cuando discutían, le llegó a decir que si fuese un hombre, no le hubiese dejado “un solo hueso sano”.

El día que Julieta tomó la decisión de irse de su casa, le dijo: “Vos sos un hijo de puta y nunca me voy a olvidar lo que me dijiste”. Él, como si nada, le respondió: “No vas a cumplir más años, vas a recibir una corona”.

Para ella “esa fue la frase que terminó de aterrarme y que está en mi demanda de divorcio”.

“Ya estás vieja, qué vas a hacer sin mí, no servís para nada... No vas a cumplir más años, vas a recibir una corona”

Le decía el marido a Prandi

 

 

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla