Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
“La jaula de las locas”: Lavié y Artaza, enamorados y contra los prejuicios

En diálogo con EL DIA, actor y humorista aseguraron que su participación en el musical basado en el clásico de Jean Poiret sirve para reflexionar sobre la diversidad del amor y la incomprensión que habita en la sociedad

“La jaula de las locas”: Lavié y Artaza, enamorados y contra los prejuicios

Lavié y Artaza son dirigidos por Milone, que también actúa

María Virginia Bruno

Por: María Virginia Bruno
vbruno@eldia.com

22 de Octubre de 2019 | 02:12
Edición impresa

“La jaula de las locas”, musical basado en el clásico de Jean Poiret, con libreto de Harvey Fierstein, y música y letras de Jerry Herman, llegará a la ciudad para demostrar que, aunque todo pase, hay algo que permanecerá: el amor en cualquiera de sus formas

Adaptada y dirigida por Cecilia Milone, esta versión, estrenada el verano pasado en La Feliz, en donde fue coronada con tres premios Estrella de Mar, está protagonizada por Raúl Lavié y Nito Artaza, quienes se ponen en la piel de Albin y Georges, respectivamente, una pareja gay que regentea un club de transformismo en Saint-Tropez, donde Albin -en su rol de Zazá- es la estrella principal.

Todo funciona sin inconvenientes en esta feliz pareja hasta que Michel, hijo de Georges, vuelve de sus vacaciones con una sorpresa: se va a casar con la hija de un político destacado del partido “Tradición, Familia y Moral”.

Los planes de casamiento, claro, incluirán una visita de cortesía entre los padres de los novios y esta situación, debido a los principios éticos de los suegros de Michael, que lo ha llevado a enfrentarse a los a los hábitos de vida que tienen los dueños del cabaret más exitoso de toda la Costa Azul, llevará a Albin y Georges a tener que mentir para que su hijo sea aceptado en una familia ultraconservadora conservadora.

Ese será el puntapié de este espectáculo estrenado en 1983 en el Palace Theatre de Broadway y que, desde su estreno, ha sido siempre un gran éxito. Por eso, para Artaza, no hay desafío a la hora de encararlo porque “es un clásico y no podés fallar”.

Según contó en diálogo con EL DIA, tenía un deseo personal de hacer esta pieza “después de ver aquella memorable actuación de Hugo Tognazzi en la película”, sin embargo, fue la insistencia y el sueño de Cecilia Milone -su mujer- la que inclinó la balanza para que, en familia, se tiraran a la pileta.

“Fue un gran esfuerzo económico, en estos tiempos difíciles, comprar los derechos que son caros y apostar a una gran producción, como requiere este tipo de musicales. Hace años que ella me dice que, el de George, es un rol apropiado para mí, y que vocalmente podía abordar las canciones de Jerry Herman, uno de los mejores melodistas de Broadway”, agregó el cómico sobres los orígenes de este alocado proyecto que, tras esta gira nacional con la que el viernes 1 de noviembre llegarán al Teatro Metro, desembarcarán en Villa Carlos Paz.

Artaza aseguró que haberlo podido materializar “es mucho más que un sueño cumplido” y resaltó el hecho de haber podido ampliar sus márgenes artísticos “no sólo como productor sino como intérprete por haberme propuesto el desafío de cantar e incluso animarme a bailar”.

De todos modos, reconoció que no se sintió extraño en el musical puesto que “la revista y el music hall -los géneros en los que siempre se ha movido como pez en el agua- han sido los padres de este género. Lo que sí fue nuevo para mí fue interpretar cantando”.

Elogió Artaza la dirección de Cecilia Milone, su socia abajo y arriba del escenario, y quien, además, forma parte del elenco.

-¿Cómo es compartir escenario, producción y ser dirigido por Cecilia?

-En el escenario me sucede como en la vida. Estar con Cecilia es como estar en el paraíso. Cecilia me da paz. Por supuesto que, como productor y directora, tenemos nuestras discusiones… que siempre terminan con un “sí, querida” (risas).

Todo queda en familia para Artaza, en este proyecto teatral/musical porque, además de con Cecilia, lo disfruta con sus hijos. “Juan Manuel comparte conmigo el escenario y me doy el gusto de abrazarlo, besarlo y conmoverme en cada función y disfrutar de su talento como actor; y Leandro, el más chico, hace la operación de luces, e incluso ha asistido a Cecilia en la puesta de iluminación”.

En relación a la temática, el cómico sostuvo que se trata de un espectáculo con el que te podés reír pero con el que podés reflexionar ya que, entre otras cuestiones universales, “plantea la diversidad y el coraje de enfrentar los prejuicios y vivir como uno es”.

En este sentido, remarcó que se trata de “una de las comedias musicales más divertidas y más románticas”, poseedora de “un gran mensaje de inclusión y de exaltación del amor, por sobre todas las cosas”, y con la que el público podrá llevarse una invitación a “vivir el hoy y gozar la vida”.

SER LO QUE SE ES Y NO OTRA COSA

“Soy lo que soy”, el tema central del espectáculo, a cargo del personaje de Raúl Lavié, es una síntesis perfecta de esta propuesta que, según Artaza, y citando la frase que usaron para sus tarjetas de casamiento, reza: “El amor no pasará jamás”.

Lavié, gran referente del musical argentino, y con algunos “gays” en su haber, aceptó prestarle sus pieles a Albin/Zazá porque desde siempre le llamó la atención, sobre todo, por su “complejidad”.

Según remarcó en diálogo con EL DIA, la dificultad radica en “pensar de una manera distinta, adentrarme en un mundo que desconozco”, sin que resulte forzado porque es muy delgada la línea que lleva al ridículo.

“Debo interpretarlo lo más naturalmente posible, sin entrar en la imitación”, explicó Lavié, sobre cómo fue construir este personaje para el que, antes, debió “entender que es un ser de carne y hueso como uno, con sus angustias, sus miedos y afronta sus problemas como cualquiera”.

En relación a la historia de Zazá, manifestó que “sirve para que reflexionemos sobre la negación de una sociedad que no acepta la diversidad de géneros, pero se acentúa ante la falta de comprensión que su condición le causa a su propia vida, al no ser aceptado por sus padres, hermanos, amigos o por la sociedad en general. Y todo eso genera en su persona angustia y desamparo”.

Para el cantante, que por esta interpretación alzó el verano pasado el Estrella de Mar de Oro, “nos falta mucho para erradicar estos prejuicios”, lamentablemente.

Destacó “El Negro” a Artaza, con quien no sólo comparte escenario sino también la vida. “Con Nito nos unen muchos años de amistad y trabajos en común y tenemos mucha empatía entre nosotros. Más allá de que sea un excelente actor”, remarcó el intérprete.

A los 81 años, Lavié, que venía de protagonizar “El violinista en el tejado”, se muestra más activo que nunca y reconoció que “el amor que le pongo a cada trabajo que encaro” es lo que lo hace verse con tanta vitalidad.

No se imagina, en este sentido, un presente sin teatro porque, admitió, es el pilar de su existencia. “El escenario es mi vida. En él descargo mis angustias y festejo mis alegrías. Es mi mejor terapia”, concluyó.

Juan Manuel Artaza, Nando José, Bruno Bertoli, Belén di Giorgio, Mariela López Brown, Ariel Pastocchi, Gero Arias, Fer Ibarra, Vicky Dolan y Estefanía Pastocchi completan el elenco de “La jaula de las locas” que, con arreglos y dirección musical de Gustavo Calabrese, diseño escenográfico de Daniel Feijóo y diseño de vestuario de Javier Peloni, se ofrecerá en nuestra ciudad.

 

Multimedia

Lavié y Artaza son dirigidos por Milone, que también actúa

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla