Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Crisis en el motorhome: ¿La China y Vicuña se quedan sin nafta?

Problemas de convivencia y celos estarían poniendo en jaque a la pareja: ellos siguen sin decir nada de los rumores de separación, pero ella borró todos los rastros de él en su cuenta de Instagram

Crisis en el motorhome: ¿La China y Vicuña se quedan sin nafta?
20 de Noviembre de 2019 | 02:03
Edición impresa

El motorhome que lleva el amor y la manta de Nepal de La China Suárez y Benjamín Vicuña parece quedarse sin nafta: La China Suárez borró varias fotos de Benjamín Vicuña y la versión de crisis se instaló fuerte, ayer, en los medios, con versiones señalando que no se trata de un tiempo o un mal momento de la pareja, sino de una separación definitiva. Ella es desordenada, dicen, y él un poco “obse”. No parece ser suficiente. Otros hablan de la distancia entre ambos haciendo mella en la pareja. Y recuerdan la crisis de la pareja a principios de año.

¿Qué pasó? Los agudos “stalkers” de la rubia actriz y modelo señalaron que La China andaba borrando todas sus fotos de su cuenta de Instagram de su pareja, padre de su hija Magnolia, gesto que, desde ya, no puede ser señal de otra cosa que un malestar en la pareja. Pero podría haber sido una pelea furiosa que llevó a la venganza virtual de Suárez, o un recrudecimiento de la crisis que persigue a la pareja desde hace varios meses, reconocida públicamente por Vicuña en agosto.

Pero parece que no, que es más: “Están separados”, lanzó ayer Ángel De Brito en su ciclo radial. Y habló de “incompatibilidad de personalidades”, aunque, claro, el disparador de la crisis habrían sido... los celos.

“Karma”, pensará Pampita. “En ATAV pidieron cambios en las escenas por celos”, contó De Brito. Hace ya varias semanas que Elena Rivera, actriz española con la que Vicuña comparte las grabaciones de “Inés del alma mía”, se muestra en las redes muy cerca del trasandino. En una reciente “story” de Instagram, la actriz le puso al chileno un filtro de corazones. De fondo sonaba “Sex bomb”...

Ella también se muestra cerca de la soltería. Apenas cerró las grabaciones de “ATAV” se cambió el look (todos sabemos lo que significa un corte de pelo) y lo compartió en Instagram con la leyenda “estoy de vuelta”. Fue sola a la fiesta de cierre de la serie de El Trece: Vicuña, en Chile por trabajo, podría haber hecho un viaje exprés para estar, pero no. Y después ella no viajó al encuentro de su pareja, sino que voló a Miami: tenía un photoshoot, aunque luego se quedó allí con sus hijas.

Para aumentar las suspicacias, ambos mantienen el silencio sobre la separación. “Lo van a comunicar en diciembre”, avisó De Brito: el comunicado oficial saldría tras el término de la novelita de época.

“ELLA ES DESBOLADA”

Pero más allá de celos y distancias, el punto de quiebre habría sido esa incompatibilidad de personalidades, encarnada en un problema bastante insólito: el orden, ocuparse de las cosas, la rutina. “Él es muy perfeccionista y ella es una desbolada. Eso con Pampita no le pasaba. ¿Qué te parece si yo te digo que en algún momento dijo ‘esto con Pampita no me pasaba’? Tengo un montón de detalles, que voy a contar más adelante. Voy a esperar el comunicado”, disparó De Brito. Carolina, claro, estaría sonriendo del otro lado del televisor.

Las peleas por el tema del orden, parece, eran constantes: así afirman hace semanas terceros que viven en el mismo barrio exclusivo que la parejita, desde donde hace meses surgió la versión de que ella lo había echado de la casa. Aunque aquella crisis fue salvada, parece que la pareja quedó herida: los vecinos hablan ahora de una separación consumada. Los roces de la convivencia son insalvables, al parecer.

Más allá de celos y distancias, el punto de quiebre sería una incompatibilidad de personalidades

 

Justo en el año en que, recuerden, la parejita se iba a casar. A principios de año confirmaron su compromiso, pero la fecha de la boda nunca se confirmó: ambos la patearon una y otra vez, acusando un “año laboral intenso”. No los corría nada, decían. Pero, en retrospectiva, parece que el aplazamiento ya ponía de manifiesto dudas de la pareja y avizoraba esta crisis.

Desde el entorno a la pareja apenas lanzaron un “se comunican todo el tiempo”, explicando que los viajes de trabajo ya estaban coordinados. También habló Elena Rivera: “Por teléfono me cuentan todas las tonterías que se están publicando y mi novio poniendo cara rara al verlas publicadas. Que un titular falso no te robe los clicks que necesitas...”, escribió en su cuenta de Instagram la actriz.

Pero los indicios son bastante contundentes, y cuando suena el río... La pareja sobrevivió el escrutinio de aquellos primeros meses, desafiaron a quienes pensaron que era solamente una relación de verano, el rebote de un Vicuña por entonces en crisis con Pampita. Vivieron cuatro años de amor, tuvieron una hija. Pero todo concluye al fin, dice la canción.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla