Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Alumnos del Colegio Lincoln donaron 950 kilos de alimentos para 600 perros del “Titucha”

El proyecto solidario empezó como una inquietud de chicos de 5º grado y logró movilizar a una comunidad educativa entera

Alumnos del Colegio Lincoln donaron 950 kilos de alimentos para 600 perros del “Titucha”

pura solidaridad, en 407 y 153, sede del refugio para perros discapacitados

2 de Diciembre de 2019 | 02:34
Edición impresa

Una clase de Filosofía. La capacidad de asombro a flor de piel. Y muchas preguntas: las de un grupo de no más de 50 niños y niñas de 5º grado del Colegio Lincoln que hicieron como propia la causa contra el maltrato animal y contagiaron a una comunidad educativa entera.

“¿Hasta dónde se cumplen los derechos de los animales? ¿Lo que dice la Ley, se cumple en la práctica?”, fueron los interrogantes que alumbraron el proyecto cuando los pequeños ni siquiera habían terminado 4º grado. “Seño, ¿por qué no pensamos en hacer algo por ellos?”, recuerda haber escuchado la profesora de Filosofía en el nivel primario, Laura Alonso, y qué como no prestarles atención, cómo no hacerle caso a ellos, los verdaderos responsables de que el refugio para perros discapacitados “Titucha” haya recibido, días atrás, una donación de 950 kilos de alimentos.

La infancia mueve montañas, piensa Alonso. Y es que si no hubiera sido por ese grupo de chicos, que conmovió a docentes, padres y veterinarios hubiese sido “imposible” reunir tantas voluntades. “¿Cómo decirle que no a un niño? Es de ellos el mérito de haber logrado que se sumara toda la escuela, desde la Primaria a la Secundaria”. De ellos y las familias que pudieron recaudar los 20.000 pesos necesarios para comprar 950 kilogramos, “aunque nada más alcance para cuatro días de alimentos, porque los animales de Titucha son 600 y consumen, en total, unos 250 kilogramos por día”, advirtió la profesora de Filosofía que el fin de semana cargó su vehículo de alimentos que ya están en boca de los cientos de perros.

Una causa que es bandera

Como ha publicado este diario, el espacio con sede en 407 y 153 (Arturo Seguí) se sostiene a base de donaciones y es uno de los que más urgencias presenta. Por eso, cuando los pequeños alumnos del Lincoln -y sus familias- lo supieron, acaso leyeron algunas de las tantas notas publicadas por EL DIA, no lo pensaron dos veces e hicieron de esta causa su bandera.

Una gran bandera que, más allá de las metáforas, flameó durante el último mes en el mástil del patio del colegio: una tela color fucsia y con la leyenda “No al maltrato animal. Ley 14.346”, confeccionada por los alumnos y sus familias, que desde ahora ondeará en Titucha.

Para Laura Alonso, el proyecto es una puerta de inicio a propuestas futuras, convencida como está de que la Filosofía -sobre todo en la infancia- debe trabajar sobre problemáticas actuales: “No tiene sentido plantear temáticas de la Antigüedad a nenes de 10 años. ¿Qué pasa con la sociedad en la que vivimos? Esas son las preguntas a las que debemos intentar responder, poniendo la materia al servicio de los temas que nos atraviesan hoy en día”.

Porque filosofar también es eso: interrogarse sobre el maltrato animal. Decirle que no. Y hacer de esa causa una amplia y solidaria bandera.

“El mérito es de los chicos y sus familias por haber logrado que se sumara toda la escuela”

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla