Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Cumplir el sueño: quién es el argentino que trabajó en “Vikingos”

A través de un casting, llegó a su serie favorita: Hernán Maschwitz cuenta su experiencia y adelanta la sexta temporada

Cumplir el sueño: quién es el argentino que trabajó en “Vikingos”

El ingeniero en sistemas que cumplió el sueño de trabajar en “Vikingos”

8 de Diciembre de 2019 | 06:56
Edición impresa

Cuando lo contrataron para trabajar en las oficinas de la compañía estadounidense Amazon, en Dublin (Irlanda), Hernán Maschwitz no imaginó que acabaría en el set de grabación de una de sus series favoritas.

Tras recibir una oferta a distancia, el joven argentino de 27 años, despegó de Buenos Aires, cruzó el Océano Atlántico y aterrizó en el país del norte de Europa con el solo objetivo de ocupar un puesto en su especialidad: ingeniería en sistemas. Hernán vive ahora hace poco más de dos años en la capital irlandesa, que valora por su ubicación estratégica para viajar a otros países, por su diversidad cultural y, sobre todo, por su estabilidad económica, algo que aquí en Argentina escasea.

Por el momento, no tiene planes de volver a Buenos Aires. Quizás quiera seguir acumulando experiencias como la que vivió hace poco y que todavía recuerda como una gran anécdota: participar de la sexta temporada de la serie “Vikingos”, que tendrá sexta temporada de “Vikingos” dividida en dos, una primera parte, que comenzó esta semana en la pantalla de Fox, y una segunda, a finales de 2020.

Fue un amigo quien le envió un evento de Facebook, donde convocaban a un casting para interpretar un papel secundario en la serie basada en las leyendas sobre el vikingo Ragnar Lothbrok. En ese entonces, Hernán contaba con un contrato de exclusividad con la empresa fundada por Jeff Bezos, por lo que ignoró la convocatoria.

Sin embargo, al año siguiente, después de conseguir su pasaporte europeo -lo que lo eximió de tener solamente un trabajo- se encontró con otra citación a un casting para la misma serie. Y aplicó.

El joven se presentó a la prueba con una amiga, también argentina, y sin mucha información al respecto. “No sabía si me iban a hacer hablar o decir algo. Yo no sabía actuar para nada”, comenta, y agrega que desconocía además para qué papel postulaba.

“Me tentó conocer cómo era el detrás de escenas de una serie que me gustaba”, señala al admitir su fanatismo por la producción de Michael Hirst, también autor de “The Tudors”. Finalmente, para su suerte, no le hizo falta tener habilidades actorales para el casting porque solo le hicieron completar un formulario y lo fotografiaron.

“Después, más o menos por foto, te agarraban para lo que les convenía en su momento”, añade.

Un mes más tarde, Hernán seguía sin novedades, a diferencia de su amiga. A ella la convocaron para esa misma semana y él empezó a perder las esperanzas. “Pensé: ‘otra vez será’”, recuerda.

“Me habían pedido que intentara dejarme la barba para tener un aspecto más de antes, pero como ya había pasado un mes y medio, me afeité todo. A la semana me terminaron llamando para otro papel diferente”, relata.

Como cualquier fanático, Hernán Maschwitz no dudó en sacarse fotos con los actores

 

Y comenzó la acción. A partir de ese momento, el ingeniero en sistemas se convertiría en un soldado ruso. Para eso, tendría un entrenamiento de dos días, liderado por un ex militar irlandés que les enseñaron a él y a otros compañeros a marchar, seguir el ritmo, frenar y girar. Todos movimientos que Hernán, con razón, desconocía.

“Terminé yendo tres días más y gran parte de las grabaciones fueron eso, marchar o estar formados cuando los principales pasaban frente a nosotros”, describe.

Relata una escena en la que, junto con un compañero, le hicieron un primer plano mientras cerraba unas bolsas y se preparaba para la guerra. “Si sale, es donde más aparezco”, dice esperanzado.

En tales jornadas, pudo conocer a Ivar, uno de los actores principales de la serie, y al jefe de los soldados rusos -su jefe ficticio-, quien, según adelanta, en la sexta temporada tomaría protagonismo.

El argentino cuenta que en el set se mantenía un considerado hermetismo respecto de lo que sucedería en los capítulos para los cuales estaba trabajando. “No te querían contar mucho. Solo te ibas enterando de algunas cosas”, manifiesta.

Respecto de si grabar esas escenas le significó algún “spoiler”, Hernán responde que no, aunque sí le reveló quiénes seguirían vivos en la última edición de la serie. “Te enterás de pedacitos muy puntuales. Ellos no te quieren decir nada, obviamente”, analiza.

Como cualquier fanático, el joven no dudó en fotografiarse con los actores y con el vestuario de soldado ruso puesto. Lo hicieron también la mayoría de los latinos, sobre todo los argentinos, que estaban con él.

Los llamados para grabar en otras ocasiones le volvieron a llegar, pero tuvo que rechazarlos porque no le daba el tiempo junto con su otro trabajo. Aunque no se arrepiente de nada: “Si llega a haber otra serie que se filme acá y que me guste, sí, supongo que lo haría de vuelta”.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla