Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
EN LA ESTACIÓN DE 1 Y 44 ENCARAN REFORMAS PERO SIGUE SIN TECHO

Entre quejas y cuestionamientos las obras del tren Roca siguen abiertas en distintos frentes

Los mayores progresos se ven en los talleres de Tolosa. En 1 y 32 alambraron el obrador y no habrá marcha atrás pese a los planteos

Ayer en los talleres de tolosa seguían con los trabajos de remodelación. es la obra más avanzada/ R. Acosta

En 1 y 32 alambraron el obrador del paso bajo nivel. quejas por la obra

Entre la satisfacción y los cuestionamientos de usuarios y vecinos, siguen avanzando en suelo platense las obras complementarias a la electrificación del ramal ferroviario entre nuestra ciudad y la capital federal. En los últimos días, la instalación de equipos de gran envergadura en los antiguos talleres de Tolosa, el montaje de un obrador en 1 y 32, y una serie de intervenciones en la histórica cabecera de 1 y 44, generaron tantos reclamos como expectativa; en este sentido, desde Transporte de la Nación se aseguró que todos los trabajos son “cruciales” para el mejoramiento del servicio, y que tendrán un ostensible avance -e incluso algunos podrán quedar terminados- a lo largo de 2019.

En las inmediaciones de la estación Tolosa, el predio de los que fueran los emblemáticos talleres erigidos por Otto Krause –demolidos casi en su totalidad, excepto por un par de fachadas- es escenario de una intensa actividad. “Están instalando una especie de lavadero de autos… pero gigante” expresaron sorprendidos algunos de los vecinos del más que centenario espacio. Esa primera impresión no está lejos de la realidad: una de las cosas que se hará en el “Talleres de Alistamiento y Depósito Tolosa” será el lavado de los convoyes que cada jornada cubran el ramal Vía Quilmes de la línea Roca.

También serán un enorme estacionamiento nocturno para las formaciones. “Ya están colocados los cimientos y el anclaje de la nueva estructura, además de los primeros tramos de accesos de vía” se explicó: “se están instalando un torno bajo piso y el lavadero automático, que es indispensable para el alistamiento de las formaciones antes de entrar en servicio; además, Trenes Argentinos instalará un puente grúa de quince toneladas, dieciséis gatos de izaje, bancos de equipos de prueba para frenos, equipamiento para la reparación de motores de tracción, bogies, equipos neumáticos, electrónica, aire acondicionado, y lavadero de bogies”.

Con una superficie de nueve mil metros cuadrados, el predio comprendido a grandes rasgos entre avenida 520 y calles 528, 115 y 3, podrá atender hasta treinta de los trenes chinos que prestan el servicio, de manera simultánea, sea que requieran depósito, estacionamiento, mantenimiento o limpieza. Cuando esté finalizado, hacia mediados de este año, trabajarán allí en condición estable unas 350 personas.

El nuevo taller, se informó, tendrá además áreas de almacenamiento, un puesto de alimentación eléctrica, y espacios totalmente renovados para el personal como vestuarios, baños y tanques de agua. El proyecto de renovación, elaborado por la Unidad de Investigación y Desarrollo en Ingeniería Civil (UIDIC) de la UNLP -que también diseñó el controvertido paso bajo nivel de 1 y 32- prevé la preservación de un tramo de las fachadas, y el imponente “tanque-mirador”.

En 3 y 524 se abrirá la entrada de coches hacia una playa de estacionamiento con capacidad para más de un centenar de vehículos, y la antigua nave industrial será reemplazada por un galpón de 13 mil metros cuadrados y 250 metros de longitud que ya toma forma, donde habrá cinco vías “de alistamiento”, con pasarelas elevadas y fosas de inspección en todo su recorrido.

Otro de los frentes en los que promesas y avances libran una pulseada es la estación de 1 y 44. Con andenes elevados provisorios y sin techo sobre sus andenes desde mediados de 2017, fue sumando mejoras paulatinamente, pero los usuarios -que baten récords de compra de pasajes- temen pasar otro invierno a la intemperie.

Los operadores ferroviarios afirman que “ya se terminaron las mejoras en los baños de mujeres y hombres, que habían sido cerrados temporariamente a tal fin, con lo que se dio respuesta a un reclamo de muchos años; también se están llevando a cabo la remodelación y el mantenimiento de los pisos y techos del hall, y otras reparaciones”. Ante las quejas que apuntan al “escaso” número de molinetes en funcionamiento, se justificó que “están operativos doce molinetes, a partir de la evaluación del flujo de pasajeros en la estación”.

TRABAJOS PRELIMINARES EN 1 Y 32

En cuanto al paso bajo nivel de 1 y 32, cuyos trabajos preliminares se iniciaron días atrás después de dos años y ocho meses de que el proyecto fuera presentado en la facultad de Ingeniería platenses –un recorrido plagado de debates, opiniones cruzadas, oposición de los vecinos tolosanos y reconsideraciones financieras-, la mega intervención urbana que cambiará la cara y la vida de un barrio ya parece ser cosa juzgada, a partir de la colocación de los obradores.

Financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el cruce vial subterráneo es considerado por las autoridades “crucial para mejorar las frecuencias del Roca, la seguridad vial, y reducir la congestión vehicular en una zona residencial y comercial, próxima a la estación Tolosa y el Hospital Rodolfo Rossi por donde pasan más de 2.500 vehículos en hora pico, y 1.500 peatones por día”.

De acuerdo con los planos que se hicieron públicos, se construirán sendas rampas con tres carriles por mano, con 5,10 metros de altura. “Habrá accesos y rampas peatonales, y una pasarela peatonal bajo nivel” se indicó: “también se mejorará el entorno, con cien luminarias nuevas, cámaras de seguridad, un sistema contra incendios y cuatro bombas hidráulicas abastecidas por dos grupos electrógenos para casos de precipitaciones extraordinarias”.

Los movimientos de tierras y el cemento arrasarán con varias cuadras de rambla, espacios verdes y decenas de árboles. En Transporte aducen que “se pondrá en valor el circuito aeróbico, y se colocarán de más árboles en su recorrido”.

Ante este panorama, en el barrio siguen los cuestionamientos a la obra y en las calles se ven carteles con leyendas como “no al paso bajo nivel” o “no al cierre de calle 2”.

Los autoconvocados que rechazan el paso bajo nivel subrayan que “una amplia zona va a quedar aislada, con efectos desastrosos para el comercio de Tolosa, y para hacer treinta metros lineales conductores y peatones, estudiantes, patrulleros y ambulancias van a tener que dar un desvío de más de 300 metros”.

 

2.500
vehículos en hora pico, se calcula que pasan por el cruce de 1 y 32, eje de una fuerte polémica. Ya se iniciaron las tareas preliminares para construir el paso bajo nivel, pero hay vecinos y profesionales que rechazan el proyecto e insisten con el soterramiento.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla