Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Cruzada vecinal para evitar que un jubilado termine en la calle

Le dicen el "Cordobés" y desde hace más de 30 años vive como casero en 76, 20 y 21. Por orden judicial hoy debe abandonar la vivienda y sus vecinos se oponen al desalojo inmediato

Gonozalo Calvelo/El Día

Gonozalo Calvelo/El Día

Gonozalo Calvelo/El Día

Los vecinos de Altos de San Lorenzo se convocaron hoy en 76 entre 20 y 21 para evitar que un abuelo de 76 años, conocido como "el Cordobés" y muy querido en el barrio, sea desalojado de la casa donde vive desde hace más de 30 años, a partir de una resolución judicial por una causa iniciada por la familia propietaria del terreno.

"El Cordobés", como lo conocen de toda la vida, se llama Manuel. Se radicó en esa vivienda a finales de la década del '80 por pedido de sus propietarios, en condición de cuidador o casero. "Le pidieron que se quede allí para evitar que usurpen el inmueble", señalan sus vecinos. El tiempo pasó y hasta 2014 Manuel vivió allí sin mayores problemas. A decir de los vecinos que lo apoyan y cuidan en este momento, ese año la titular del terreno, una mujer de 72 años, le solicitó que abandone la propiedad y acudió a la Justicia.

La causa avanzó y Manuel recibió en estos días la peor notificación: una intimación del Juzgado en lo Civil y Comercial  Nº 18 para que hoy, 20 de marzo, entregue el inmueble a los dueños.

Los vecinos aducen que él está muy enfermo, vive solo y no tiene a donde ir. "El está enfermo y a raíz de todo esto que está pasando su salud de deterioró demasiado y  ahora está en cama". El caso movilizó a la comunidad barrial, que esta mañana se convocó en la casa a brindarle apoyo y para evitar que la disputa "se solucione de otra forma y no con el abuelo lanzado a la calle".

"Manuel vive acá hace mucho tiempo, trabajó de casero durante 30 años y ahora lo quieren echar. Evitó que usurpen no solo ese terreno sino también otras tierras de este barrio. Evitó que se instale gente de malvivir. Ahora lo quieren echar", expresaron sus vecinos en diálogo con este medio.

Una alternativa que el vecindario maneja ante la orden de desalojo es que la Justicia extienda los plazos hasta que Manuel pueda conseguir un techo. Al mismo tiempo, piden que las autoridades intervengan para evitar un desenlace del tipo de abandono de persona, debido a su edad y a su estado de salud. 

Mientras tanto, hoy Manuel continuaba en cama, a contrarreloj y rodeado de vecinos. Al mismo tiempo se aguardaba por el desenlace de este drama vecinal.
 

Si llegaste hasta acá, es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad. Suscribite a uno de nuestros planes digitales y seguí leyendo más www.eldia.com

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...