Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
OPINIÓN

Los sueños se hacen realidad

Por JUAN S. VERÓN (*)

Primero fue la ilusión de volver y poder pelear un campeonato.

Y después forjar el sueño de una final de la Copa Libertadores. Realmente una quimera.

A diez años de ese logro, lo que más recuerdo es que como hincha nunca viví algo parecido. Abuelos, hijos, nietos. Familias enteras abrazadas en un mar de felicidad por toda la ciudad. El recuerdo y el afecto en miles de historias que fuimos conociendo de amigos que se abrazaban interminablemente con aquellos que ya no están entre nosotros. Otra vez Estudiantes de La Plata en la cima del fútbol continental.

De ilusión en ilusión. Todos juntos. Con trabajo y esfuerzo. Sin claudicar como nos enseñaron nuestros antecesores. Levantar la cuarta Copa Libertadores en la historia del Club fue toda una epopeya.

La llegada de Alejandro a la dirección técnica fue un factor clave para terminar de hacer madurar a ese equipo donde todos nos sentíamos parte.

Hasta las instancias de octavos de final, no estábamos sólidos. Recordemos que casi nos quedamos afuera de la fase de grupos hasta el gol de Ramón Lentini ante Sporting Cristal, con el que logramos la clasificación. Fuimos consolidando una idea y optimizamos nuestro funcionamiento como equipo. Empezamos a percibir que, además de estar muy fuertes mentalmente, podíamos soñar bien alto.

Y para la final logramos otra vez revalidar nuestro ADN y definir de visitante, en un gran nivel futbolístico y siendo fuertes en la adversidad. Con una voluntad de ir por nuestro objetivo abrazado a cada compañero. Y una tenacidad junto a un muy buen planteo desde el inicio.

La coronación en el Mineirao nos volvió más exigentes.

Y hoy, diez años después, seguimos de ilusión en ilusión. A poco más de 100 días de volver a nuestra casa, como no emocionarnos cuando vemos que estamos tan cerca del objetivo en el que se esforzaron tantos hinchas, socios y dirigentes.

Por todo esto, pero especialmente por todos los campeones silenciosos de nuestra gran Familia Pincha, que lejos están de hacer las cosas para salir en los diarios o en las redes sociales. Son los que están en el Club para dar. Son nuestro ejemplo. Y también artífices esenciales para que Estudiantes de La Plata sea el mejor club del mundo

 

(*) Presidente Estudiantes y capitán del equipo campeón

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla