Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
La zona de la Legislatura ya parece una “gran saladita” a cielo abierto

La cantidad de puestos de venta callejera creció casi un 20% entre junio del año pasado y junio último, según un reciente informe de la Cámara Argentina de Comercio. La venta ambulante ya ocupa todos los espacios

La zona de la Legislatura ya parece una “gran saladita” a cielo abierto

decenas de puestos ambulantes se alinean a diario frente a la legislatura provincial, por donde apenas se puede pasar caminando / g. c

18 de Julio de 2019 | 03:21
Edición impresa

Al ritmo que marcan la crisis económica y la falta de respuesta por parte de la Comuna al creciente problema de la venta ambulante, en el corazón del centro platense, concretamente en avenida 7 entre 51 y 53, se ha creado un nuevo centro comercial. Ilegal, claro.

En esa cuadra, la del ingreso principal al Palacio Legislativo bonaerense, decenas de puestos de venta de unos veinte rubros comerciales ya ocupan prácticamente todo el ancho de la vereda. Y venden mucho, mientras a la misión (casi) imposible de transitar entre los ambulantes se suma que, en la zona, paran las principales líneas de colectivos. En horas picos, un aquelarre.

Como el centro comercial ilegal crece y crece, ya se extiende por 51 (7 y 8), es decir que avanza sobre la entrada a la Cámara de Senadores.

El fenómeno se da en el marco de un fuerte crecimiento de la venta callejera ilegal en la Ciudad, del cual dio cuenta el último informe de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), conocido ayer.

La organización, que mes a mes releva las mismas cuadras del microcentro platense -así como de la CABA y de las principales capitales del país- para contar con un dato confiable de evolución de la venta callejera ilegal, informó que “si bien en La Plata se registró en junio una baja de puestos del 9,5% en comparación con mayo, la variación interanual, es decir, junio de 2018-junio de 2019, arrojó un aumento del 19,5%”.

En otras palabras, donde en junio del año pasado había 10 puestos ambulantes, ahora hay un promedio de 12, con sectores de la Ciudad más afectados como, por ejemplo, los alrededores de la Legislatura.

Si la baja de un 9,5% de puesteros y manteros respecto de mayo puede parecer un dato positivo, también podría ser un espejismo: en mayo, la venta ilegal callejera en la CABA bajó 34,8% en comparación con abril; pero en junio creció un 25,1% en relación a mayo.

En ese contexto, tras el cinematográfico operativo policial que echó a los manteros de la Plaza San Martín, el cual, en menores proporciones, se mantiene cada miércoles, la Comuna habilitó el predio privado de 134 y 80 y lo presentó como la solución a la proliferación de ambulantes.

Pero la iniciativa fracasó estrepitosamente y la extensión de la venta callejera ilegal no se detuvo (ver recuadro aparte).

La cuadra imposible

En 7 entre 51 y 53, unos puesteros están ubicados contra la reja perimetral de la Legislatura y otros, enfrentados a los primeros, a centímetros del cordón de la vereda. De modo tal que a los peatones sólo les queda un estrecho pasillo central para caminar.

Pero por ese pasillo nadie avanzada a paso decidido. Sencillamente porque es imposible. Es que los compradores se detienen, miran la mercadería, consultan precios, van de puesto en puesto. A ello se suma, como se dijo, que en esa cuadra paran las principales líneas de colectivos urbanos e interurbanos, de manera que las garitas suelen estar repletas. Más aún, en horas pico no dan abasto y la cantidad de gente que espera el colectivo sobrepasa largamente el espacio delimitado por las paradas.

Según pudo comprobarse, los puesteros utilizan además el techo de las garitas como una suerte de “depósitos al aire libre”. Dejan cajones, entre otras cosas, de un día para el otro.

Una recorrida por “la saladita” de la Legislatura permitió observar que son muy pocos los rubros que no están cubiertos por la gran cantidad de puesteros y manteros.

Desde alimentos, como salamines y quesos, hasta ropa de segunda mano -lo que más se vendía en la hoy súper custodiada Plaza San Martín-, es posible encontrar y comprar a precios muy económicos golosinas, cosméticos y productos de higiene, libros usados, bijouterie, saumerios, sandwiches, chipás y películas y CDs “truchos”, entre otros productos.

Un capítulo aparte merecen los puestos polirrubros que montan, generalmente, los vendedores ambulantes senegaleses.

Cada uno ofrece todos o gran parte de los siguientes accesorios: anteojos de sol (o con graduación), guantes, gorros, fundas para celulares, carteras, mochilas, cuellos de lana y mucho más.

Crecimiento

Tal como se indicó, la Cámara Argentina de Comercio presentó ayer su relevamiento de puestos de venta callejera ilegal en la capital federal y en las principales ciudades del país. En La Plata, de mayo a junio se registró -al menos en las cuadras relevadas- una merma de 9,5% de ambulantes. No obstante, en la comparación interanual se detectó un fuerte crecimiento: casi un 20% más de puestos en junio último respecto del mismo mes de 2018.

“Analizando las cuadras más afectadas -dice el informe- se observó que el primer lugar lo ocupó la zona de la estación de trenes, con veintiocho puestos” sobre los 190 detectados. Ello representa el 14,7% del total. “La segunda posición fue para la calle 7 al 650 con dieciséis puestos y una incidencia de 8,4%”, puntualizó la Cámara. Los datos y las zonas más afectadas prácticamente se reiteran en los últimos informes, lo que lleva a una simple conclusión: la Comuna sabe -de sobra- dónde está el problema.

En cuanto a rubros, indumentaria y calzado es el de mayor participación “en las calles, avenidas y peatonales del centro comercial platense” con una incidencia del 40,7%. En tanto, óptica, fotografía, relojería y joyería se ubicó en el segundo lugar con el 24,7% del total.

19,5%
Creció la cantidad de puestos callejeros desde junio de 2018. Si bien la comparación intermensual -junio último respecto de mayo- arrojó una merma de 9,5% según la Cámara Argentina de Comercio, en CABA ocurrió algo similar en mayo, mientras que ahora hubo un aumento muy fuerte. “El mes a mes no es confiable”, apuntaron.
12
Rubros comerciales se detectaron en 7, 51 y 53: salamines y quesos, ropa, cosméticos, productos de higiene, libros, bijouterie, saumerios, verduras, sándwiches, CDs y DVDs truchos. Ello al margen de los polirrubros senegaleses (anteojos, electrónica, guantes, gorros, carteras, mochilas y más).
14,7%
De los 190 puestos relevados por la CAC en los principales núcleos comerciales platenses se ubicaron en la zona de la estación de trenes. La segunda posición fue para calle 7 al 650 con el 8,4% de puestos.

 

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla