Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
ESTRENO DE CINE

“La odisea de los giles”: defender lo propio con uñas y dientes

Darín vuelve al universo de Eduardo Sacheri al protagonizar el filme basado en su novela “La noche de la usina”, sobre un grupo de personas de un pueblo rural que atraviesa una situación límite sin demasiadas herramientas

Darín, Brandoni, Llinás y Aráoz encabezan “La odisea de los giles”, que llega este jueves a las salas locales / web

Tras protagonizar “El secreto de sus ojos”, Ricardo Darín regresa al universo de Eduardo Sacheri ahora como protagonista de una adaptación de novela “La noche de la usina” que, bajo el título de “La odisea de los giles”, llega este jueves a las salas locales, bajo la dirección de Sebastián Borensztein.

Darín, uno de los intérpretes más destacados de la escena nacional de los últimos años, no dudó en asegurar que esta película ha sido de lo “más importante” que ha hecho en su vida.

La trama se sitúa durante la crisis económica del año 2001, y narra cómo un grupo de vecinos de un pequeño pueblo lleva a cabo un proyecto para paliar la crisis. Pero durante el famoso “corralito”, serán víctimas de una estafa que los instará a recuperar lo perdido. También serán los protagonistas de una merecida revancha consumada en una noche legendaria que quedará en el recuerdo.

En la película, en la que le da vida al dueño de parador llamado Perlassi, Darín está acompañado por figuras como Verónica Llinás, Luis Brandoni, Carlos Belloso, Daniel Aráoz, Marco Antonio Caponi, el colombiano Andrés Parra y su hijo, Chino Darín, con quien además, coproduce el filme.

En relación a su personaje, manifestó que “es otro caso de un hombre común puesto en una situación extraordinaria” aunque, a diferencia de otros casos, “no está solo sino que forma parte de un grupo de personas que fueron motivadas por él y su esposa para llevar adelante un proyecto comunitario para reportar un pueblo que está pasando por un momento bastante oscuro”, algo que, según consideró, “le agrega un toque de responsabilidad frente a todo esto”.

Este proyecto comunitario nace casi de la nada y entre personas que no especialista en este tipo de actividad ni de logística, por lo que los problemas de planificación comenzarán desde el vamos.

“Eso se ve muy bien en él (su personaje) cuando tiene que explicar a los demás que se vio forzado a tomar una decisión en un momento muy crucial que le genera un sinfín de conflictos que va superando hasta que llega el más importante para el que no está preparado, y le genera depresión de la que solo puede salir ayudado por su hijo y amigos”, ahondó.

Según anticipó, se trata de “un grupo de personas que no está entrenado para lo que piensan hacer”, algo que “produce cierta ternura”. “Ver los paupérrimos elementos que tienen para cumplir su misión habla de su inocencia”, agregó.

Según aseguró, buscaron eludir el en guión gags porque el texto los tiene por sí solos aunque hubo excepciones, sobre todo en “momentos donde están demasiado como a pedir de boca”.

Darín quedó encantando con “los diálogos entre los personajes, y hasta el más chiquitito de ellos tiene su desarrollo. En ese lugar hubo un cambio ya que en la novela Perlassi nunca revela su plan y sin embargo lo siguen. Todos le tienen confianza porque es auténtico, real, sin dobleces ni agachadas”.

A la hora de zanjar paralelismo o diferencias con la realidad, el intérprete manifestó que “cuando nos descubrimos en el rodaje con el mismo espíritu que tienen los personajes dijimos que estábamos intoxicados de ese espíritu rebelde, y que si esto fuese trasladable al público, aunque no sé si tiene un correlato con la realidad, lo romántico de pensar en el otro en forma conjunta, yo me sentiría pleno”.

“Ver los paupérrimos elementos que tienen para cumplir su misión habla de su inocencia”

Ricardo Darín
Actor

 

A su criterio, el texto habla por sí solo. “No sé adónde va pero si eso que dije ocurre me sentiría pleno. Vivimos en una época asquerosamente individualista, en no pensar en el otro. Si acaso alguien de la platea sale con el corazón un poco inflamado, que hay que pensar más en lo demás y juntarse con los amigos y tener proyectos en común, me sentiría pleno”.

Enfocado en este estreno, al que definió como “una película emocional”, Darín no se anduvo con vueltas y cerró contundente sobre lo que este proyecto significó para él. “Esto es lo más importante que hice en mi vida. No necesariamente lo mejor pero si lo más importante”, se seinceró el intérprete.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla