Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

El "faro del fin del mundo" para el monitoreo de satélites ya funciona "a pleno" en Tierra del Fuego

Las instalaciones incluyen dos sistemas de antenas de 15 metros de altura con reflectores parabólicos de 13,5 metros y 7,3 metros de diámetro

El "faro del fin del mundo" para el monitoreo de satélites ya funciona "a pleno" en Tierra del Fuego

Télam

La estación terrena de Tierra del Fuego para la observación y monitoreo de satélites, bautizada por el secretario de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, Lino Barañao, como el nuevo "faro del fin del mundo", ya funciona con sus capacidades "a pleno", detallaron hoy a Télam funcionarios de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae).

Las instalaciones ubicadas en el municipio de Tolhuin (en el centro geográfico provincial) incluyen dos sistemas de antenas de 15 metros de altura con reflectores parabólicos de 13,5 metros y 7,3 metros de diámetro, cubiertos por radomos que brindan protección contra la nieve y el viento, y que permiten recibir, procesar y almacenar la información generada por los satélites de observación de la tierra, tanto argentinos como extranjeros.

Con los últimos ajustes la estación ya brinda, por ejemplo, el servicio de telemetría, soporte, comando y baja de datos al Saocom (Satélite Argentino de Observación Con Microondas) con el que entra en contacto seis veces al día durante 12 minutos, entre las 6 y las 9 y las 18 y las 21, explicó a Télam el gerente de la división estaciones terrenas de la Conae, Leonardo Comes.

La telemetría es "similar” al diagnóstico que un paciente recibe cuando visita al médico, solo que acá se utiliza para analizar parámetros como la temperatura, el estado de los paneles solares o las baterías de los satélites.

Esa información representa un "servicio valioso" que se brinda a misiones nacionales, pero también de otros países, y que constituye una “gran oportunidad para que Argentina pueda acceder -mediante distintos convenios de cooperación entre agencias espaciales- a información proporcionada por estaciones de otros lugares del mundo", mencionó el especialista.

Con la Estación Terrena Satelital (ETS) de Tolhuin, la Conae complementa el monitoreo del Saocom que se realiza desde el Centro Espacial Teófilo Tabanera de Córdoba, donde otra ETS se conecta cuatro veces por día.

El satélite argentino puede, entre otras funciones, aportar datos para elaborar un mapa de la humedad del suelo (herramienta clave para la producción agrícola) o medir el caudal de agua de los ríos.

“Desde el punto de vista del control de la pesca ilegal, un radar del Saocom puede monitorear los pesqueros que se encuentren dentro o fuera de los límites marítimos nacionales, sin importar el nivel de nubes que impidan la visión”, señaló Comes.

En cuanto a su situación geográfica, la ETS fueguina es la “más austral del continente americano” y permite “constituir una red de estaciones para monitorear todo el sur del hemisferio hasta el continente antártico, posibilitando un mayor tiempo de contacto con los satélites”, consideró el experto.

Para profundizar esa ventaja, la Conae “ya trabaja en un proyecto” de instalación de otra ETS en la base antártica argentina Belgrano II, una iniciativa que “recién está comenzando” y que “requiere de una serie de permisos especiales” por las normas particulares que rigen en el Continente Blanco.

Las instalaciones fueguinas se construyeron en un predio de 40 hectáreas ubicado dentro de los límites de la estancia "Don Matías", un paraje plano situado a 5 kilómetros del municipio de Tolhuin sobre la ruta provincial 30, en el centro geográfico de la isla.

El emprendimiento demandó el tendido de una red eléctrica particular de media tensión y dos sistemas de provisión de Internet, uno por radio frecuencia y otro de alta velocidad por fibra óptica.

Para Tierra del Fuego, el desafío de ser la segunda provincia aeroespacial del país representa “la posibilidad de crear inteligencia competitiva para sumarse al proyecto en alguna de sus etapas”, reconoció el decano de la Facultad Regional Río Grande de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), el ingeniero Mario Ferreyra.

“Salvando las diferencias tecnológicas, este es un nuevo faro fin del mundo, que tiene el papel equivalente de iluminar a los jóvenes para que vean cuál es la importancia de la ciencia y la tecnología”, dijo Barañao al inaugurar formalmente la ETS, el mes pasado.

Comes coincidió con la metáfora: “Estamos articulando trabajos con la NASA y la Agencia Espacial Europea. Esta estación será muy demandada por los servicios que ya presta. Es un nuevo faro de la actividad espacial”, ratificó el gerente de la Conae.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla