Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
PERMANECE EN LA ZONA ROJA DEL DESCENSO Y TODO EL MUNDO ALBIAZUL ESTÁ EN EXTREMA TENSIÓN

El Lobo volvió a perder, sigue en un tobogán preocupante y debe encontrar urgentes respuestas para salir de la aguda crisis

Colón lo derrotó al aprovechar un desacople defensivo en la última pelota del partido. El equipo sigue sin ganar y se complica

La bronca incontenible de Alexis Martín Arias por el desacople defensivo que propició el segundo gol de Colón. Bronca y preocupación / Demian Alday

SANTA FE
Enviados Especiales

Por WALTER EPÍSCOPO

wepiscopo@eldia.com

Gimnasia perdió anoche ante Colón uno de esos partidos que no debe perder, porque fue ante uno de los rivales directos en la lucha por mantener la categoría. Y lo perdió cuando quedaban apenas segundos para el final. Tras un primer tiempo muy flojo, los dirigidos por Darío Ortiz levantaron en la segunda etapa, lo empataron, pero se volvieron con las manos vacías.

El Lobo sigue sumido en una severa crisis deportiva que requiere de urgentes respuestas dentro y fuera del campo, para lograr oxígeno en una pelea que por ahora lo tiene en la zona roja del descenso y con preocupación en extremo.

Partido caliente pensando en los Promedios. Ninguno de antemano firmaba el empate. El Lobo con un solo cambio, con el esperado regreso de Brahian Alemán por Franco Mussis, y la ilusión que de los pies del uruguayo saliera algo bueno. Así arrancó el Lobo soñando con las asociaciones de Víctor Ayala, Matías García y Alemán, pero en los primeros 45 minutos, hubo poco y nada.

Un primer tiempo que fue directamente un bodrio. Aburrido. Sin chances de peligro en los arcos. El local con la presión de su gente que no le gustó para nada que Pablo Lavallén presentara un equipo con ocho cambios para preservar jugadores. El hincha de Colón mira tanto la tabla de Promedios como los del Lobo, y desde ese lugar se hizo un partido impreciso, trabado.

La primera llegada clara fue sobre los 7 minutos para los del Indio Ortiz, tras un centro desde la izquierda del Caco García y en la puerta del área chica ni Alemán ni Spinelli pudieron conectar y tras un rebote quedó Comba para empujarla, pero el árbitro cobró posición adelantada.

Precisamente Baliño, de a poco empezó a cobrar faltas que eran “manchas” y a sacar tarjetas amarillas pensando en que el partido no se le vaya de las manos. Colón se adueñaba de la pelota y el colombiano Wilson Morelo complicaba a los laterales albiazules, Morales y Melluso, de acuerdo hacia el sector donde se recostaba. Chancalay empujaba y Da Luz era una amenaza.

El Lobo esperaba y buscaba salir rápido. Vía Ayala o García, mientras Alemán buscaba hacerse de la pelota pero se le complicaba. Spinelli jugando afuera del área le facilitaba la tarea a los centrales sabaleros. Gimnasia no tenía un delantero de área, y así se hace muy difícil llegar, por eso Ortiz cuando estaba por terminar el primer tiempo ya mandó a mover al paraguayo Velázquez.

Dentro de ese aburrido primer tiempo, colón tuvo una clara. Sobre los 31 minutos un remate de Chancalay abajo contra el palo derecho que Alexis Martín Arias volando sacó al córner. Vendrían momentos complicados para los platenses que no hacían pie.

Sobre los 40 minutos, apareció Morelo de cabeza para vencer a Martín Arias y poner el 1-0. En un típico partido donde ninguno quiere equivocarse por que los tres puntos sirven como el agua, Colón sacaba la diferencia para el delirio de su público. Gimnasia impotente, sin juego ni ideas, se iba al descanso con la mirada al piso.

García y Alemán no podían armar juego, Comba y Tijanovich por los extremos no generaban demasiado, y Spinelli pasaba desapercibido arriba. Por eso antes de terminar la etapa inicial Ortiz mandó a calentar a Velázquez, por que es imposible jugar sin un hombre en el área rival.

Pagó Tijanovich saliendo para que Velázquez entrara. Y el complemento fue otro. Comba a los 2 minutos desde el punto del penal la tiró por arriba, pero los de Ortiz mostrarían con otras intenciones y a los 9 minutos Velázquez de cabeza se la cruzó a Burián para empatar las cosas. El partido ahora estaba bueno. Colón fue a buscar el segundo, pero casi lo encuentra el Lobo con un cabezazo de Spinelli que encontró Burián. Pero Martín Arias también demostraría sus reflejos y le ahogaría el gol a Chancalay en dos oportunidades.

Con las luces ya prendidas en el estadio, parecía que los dos equipos se iluminaban un poco. Empezaron a llegar los cambios en el local que se veían superados. Gastón Díaz reventó el travesaño en un tiro libre, y contestó Spinelli con un cabezazo bombeado que pegó en la parte de arriba del travesaño.

El Indio metió a Bolívar para que se quede paradito en el medio y así soltar a Ayala. Alemán empezó a hacerse de la pelota y el Lobo empezó a tener otro volumen de juego. Lavallén mandó a la cancha al Pulga Rodríguez y se hizo definitivamente otro partido. Ninguna de las dos defensas ofrecían demasiada seguridad, y en una salida fallida Morelo se hizo de la pelota y encaró hacia el arco Tripero. Pisó el área con pelota dominada y fusiló a Martín Arias que se jugó la vida y tapó de manera espectacular.

El partido estaba abierto para cualquiera de los dos. Los dos sabían que podían ganarlo si aceleraban un poco, pero podían quedarse sin nada si cometían un error.

El partido se fue diluyendo, los Sabaleros con su gente muy nerviosa pidiendo todo. Los mens sana jugando con mayor tranquilidad, los ingresos de Velázquez y Bolívar le dieron un poco de equilibrio al equipo de Ortiz. Pero cuando se jugaba tiempo de descuento (de los 4 se habían jugado 3 y medio), apareció otra vez el colombiano Morelo aprovechando un descuido de la defensa mens sana y definió ante Martín Arias que salió a desesperadamente buscando achicar pero nada pudo hacer. El delantero convirtió el segundo de Colón y de su cuenta personal para hacer explotar el Cementerio de los Elefantes y quedarse con tres puntos importantísimos en la dramática lucha por la permanencia.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla