Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

El triste recuerdo del 11-S: a 18 años, Estados Unidos aún busca reponerse del duro golpe

Ceremonias, voluntariado, exhortos a "nunca olvidar" y llamados de atención al creciente número de socorristas que han muerto o enfermado tras los ataques terroristas en el nuevo aniversario del atentado a los Torres Gemelas

El triste recuerdo del 11-S: a 18 años, Estados Unidos aún busca reponerse del duro golpe

 Los estadounidenses recuerdan hoy con tristeza los 18 años de los atentados terroristas. Habrá ceremonias, voluntariado, exhortos a "nunca olvidar" y llamados de atención al creciente número de socorristas que han muerto o enfermado tras los ataques terroristas. 

Se prevé que muchos familiares de víctimas lleguen a la Zona Cero, mientras que el presidente Donald Trump afirmó hoy que su país no olvidará "nunca" los atentados a las torres gemelas de Nueva York y al Pentágono en Washington DC, , en los que murieron más de 3.000 personas. "Nunca olvidaremos. 11-9-2001", tuiteó hoy el mandatario, quien junto con su esposa Melania, hizo un minuto de silencio en el jardín de la Casa Blanca para recordar a las víctimas de los atentados. Ambos salieron de la Casa Blanca y llegaron al lugar de la ceremonia dándose la mano, tras el himno estadounidense.

Luego fue el turno de la banda presidencial. Una multitud enorme se reunió en el South Lawn, mientras el país entero se detenía a la hora en que se produjeron los atentados. Más tarde Trump y su esposa participarán en una ceremonia en el memorial del Pentágono que recuerda a los muertos en los ataques.

Dieciocho años después de los ataques terroristas más mortales en territorio estadounidense, la nación sigue tratando de reponerse. Las secuelas de los atentados pueden notarse desde las inspecciones de seguridad en los aeropuertos hasta Afganistán, donde la invasión después del 11-S se ha tornado en la guerra más larga de Estados Unidos. Las negociaciones de paz entre Estados Unidos y el Talibán colapsaron en los últimos días. 

"La gente dice, '¿Por qué vienes aquí, año tras año?'", dijo Chundera Epps, hermana de Christopher Epps, víctima del 11 de septiembre, el año pasado en una ceremonia en el Centro de Comercio Mundial. "Porque todavía siguen muriendo soldados por nuestra libertad. Hay socorristas que siguen muriendo y enfermándose!".

"No podemos olvidar. La vida no nos permitirá olvidar", dijo. 

Las ceremonias se enfocan en la conmemoración de las cerca de 3.000 personas que murieron cuando aviones secuestrados chocaron contra las Torres Gemelas, el Pentágono y un campo cerca de Shanksville el 11 de septiembre del 2001. Todos los nombres de esas víctimas son leídas en voz alta en una ceremonia en la Zona Cero, donde la hora exacta en que los aviones chocaron y las torres se desplomaron se recuerdan con momentos de silencio y toques de campanas. 

Pero en los últimos años ha habido una creciente concientización sobre el sufrimiento de otro grupo de personas relacionada a la tragedia: los bomberos, policías y otros socorristas que murieron o se enfermaron tras estar expuestos a los escombros y toxinas en el aire de la zona. 

Aunque continúa investigándose si esas enfermedades están ligadas a las toxinas del 11-S, un fondo de compensación para personas con problemas de salud potencialmente relacionados a los atentados ha entregado más de 5.500 millones de dólares hasta ahora. Más de 51.000 personas han solicitado compensación.  
 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla