Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
El kantismo, el humanismo y la fe en la humanidad

Los tres denominadores comunes que caracterizan a la personalidad positiva

Los tres denominadores comunes que caracterizan a la personalidad positiva

la personalidad positiva de las personas, tema de investigación/efe

Scott Barry Kaufman cree que hay que dedicar mayores esfuerzos a investigar la personalidad positiva, el lado bueno de las personas, teniendo en cuenta que los estudios de la psique están masivamente enfocados en las facetas menos edificantes y más patológicas de nuestro mundo interior.

Uno de los pilares para investigar a las personas que tienen comportamientos desagradables para los demás, es la denominada “tríada oscura de la personalidad”, descubierta por los psicólogos Delroy L. Paulhus y Kevin M. Williams, en 2002, señala Scott Barry Kaufman.

Este terceto de rasgos que consiste en el narcisismo, o la admiración exagerada hacia uno mismo; el maquiavelismo, la explotación estratégica y engaño de los demás; y la psicopatía, es decir la insensibilidad y cinismo, ha sido bien estudiado descubriendo que todos poseemos esos atributos, en cierta medida.

“Las personas socialmente aversivas existen, pero… ¿Qué ocurre con el lado luminoso de la naturaleza humana?, ¿qué pasa con los ‘santos’ del día a día?, con esas personas cuyo ser ilumina lo que existe a su alrededor en todas direcciones, que emiten amor incondicional de forma natural y espontánea porque así es su naturaleza?”, reflexiona Kaufman.

Para averiguarlo, este psicólogo comenzó a trabajar con los investigadores David Yaden, Elizabeth Hyde y Eli Tsukayama, analizando aspectos como el perdón, la confianza, la honestidad, el cuidado, la aceptación y el disfrute intrínseco de conectarse con los demás en vez de utilizar a las personas como un medio para un conseguir un fin.

Para su sorpresa, de sus trabajos surgieron tres grandes factores que etiquetaron como la “tríada luminosa” y consistente en el kantismo, es decir tratar a las personas como fines en sí mismos, no como simples medios; el humanismo, el valorar la dignidad y el valor de cada individuo; y la fe en la Humanidad, que consiste en creer en la bondad fundamental de las personas.

Tras un sofisticado análisis estadístico, Kaufman y su equipo establecieron que los tres grandes factores de esta “tríada luminosa”, se componen a su vez de doce elementos, que “capturan” la esencia del kantismo, el humanismo y la fe en la Humanidad.

Estos doce elementos claves en la personalidad positiva son:

La tendencia a ver lo mejor en una persona. Creer que los demás nos tratarán justamente. Pensar que la gente tiene, sobre todo, de buen corazón. Perdonar rápidamente a quienes nos han dañado. Tendencia a admirar a los demás. Aplaudir el éxito en otras personas. Tratar a los demás como seres valiosos. Prestar atención a personas de todas las condiciones sociales. Preferir la honestidad al encanto. Sentirse a disgusto al manipular a las personas. Ser auténticos, aunque ello pueda dañar nuestra reputación. Hablar con la gente sin pensar en lo que se puede conseguir.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla