Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Brotes verdes

El dólar, ese objeto de deseo que tiene una amplia oferta en el mercado local

El billete norteamericano es casi un objeto de culto para los argentinos y no solo como reserva de valor, sino también como moneda de cambio. Cuántos tipos de dólar operan en el sistema financiero nacional y para qué sirve cada uno

El dólar, ese objeto de deseo que tiene una amplia oferta en el mercado local

Esteban Pérez Fernández

eperezfernandez@eldia.com

El dólar es un elemento omnipresente en la vida de muchos argentinos. Como reserva de valor, y -cada vez más en nuestro país- como moneda de cambio o unidad de medida. Como el peso ya perdió 13 ceros desde 1883 a la fecha, la huida hacia el billete verde es una ya vieja carrera que corren los ahorristas, que se profundiza en períodos de crisis pronunciadas y fuertes devaluaciones.

Así, el sistema financiero argentino parece sumar récords en cuanto a la cantidad de tipos de dólar que ofrece para interactuar con los ahorristas en el mercado cambiario. ¿Se acuerdan del dólar tarjeta, el dólar ahorro o el dólar turista del cepo en la gestión de Axel Kicillof en el Ministerio de Economía de la Nación? Ahora, después de las medidas que tomó el Gobierno hace un par de semanas para imponer nuevas restricciones cambiarias, aparecieron -una vez más- nuevos tipos de dólar, y ya contanos con muchas variantes para operar: el oficial, el blue, el contado con liqui, el mayorista, el Banco Nación, el MEP y el “rulo”. Algunos son viejos conocidos y otros nuevos por conocer en ese deporte nacional que parece nunca perder vigencia: la bicicleta financiera.

¿Pero, qué significa y para qué sirve cada uno de ellos?

Dólar oficial: es el que surge del arbitraje en un mercado de administración controlada entre la oferta y la demanda.

Dólar blue: antes llamado “negro” o informal, es el que está fuera del sistema financiero y es ilegal. Muy en boga en tiempos de cepos y restricciones, o para adquirir moneda extranjera con dinero no declarado. Sigue la lógica de la oferta y demanda en un mercado pequeño, pero que se amplía en época de turbulencia financiera. Cuanto más se restringe el acceso a los dólares legales el blue sube más. Cuando el precio del dólar oficial se mantiene artificialmente bajo a través de medidas como los controles de cambio, el precio de blue es el utilizado como referencia “real” para realizar cualquier transacción, como por ejemplo la compra de una casa o auto.

Dólar “contado con liqui”: así se conoce popularmente a una herramienta financiera que permite cambiar pesos por dólares en el exterior (contado con liquidación). Se hace comprando dólares en el circuito legal y requiere tener una cuenta en el exterior, por lo cual no es algo utilizado por el común de los ahorristas argentinos. Un individuo o empresa utiliza pesos para comprar acciones o bonos que coticen en Argentina y también en otro mercado internacional (en general, Wall Street, donde los bonos argentinos operan a diario). Luego, esos activos se transfieren a la cuenta en el exterior y se venden a cambio de dólares. Es decir, se obtienen vendiendo acciones o bonos en mercados internacionales. Esta operatoria suele realizarse a través de un agente de bolsa y sirve para transferir dólares al exterior cuando se prohibe o limita a empresas y bancos girar dividendos a sus casas matrices, como ocurre ahora. Es una herramienta por ahora 100% legal.

Dólar MEP: es el que se puede comprar en el “mercado electrónico de pagos” (MEP). Con este mecanismo se pueden obtener divisas utilizando bonos, por lo que esta herramienta se conoce alternativamente como “dólar bolsa”. En este caso los bonos que se compran -a través de un agente- cotizan en pesos y dólares. La operatoria es sencilla: se compran bonos en pesos y se venden en dólares. Pero, a diferencia del “contado con liqui”, el dinero ingresa a una cuenta en Argentina. También es una forma de obtener más de U$S10.000 dólares mensuales para el que tiene que hacer alguna transacción, como puede ser la compra de un auto o casa.

Dólar Banco Nación: con una cotización siempre un poco por debajo del oficial, sirve de referencia para muchas transacciones del mercado.

Dólar mayorista: mueve mayor volumen y es donde están los grandes jugadores de la economía. También es denominado “interbancario”. Los operadores pertenecen al comercio exterior, las grandes empresas y los bancos. Allí también es donde opera el BCRA comprando y vendiendo según sea su estrategia para frenar o incentivar la subida del precio de la divisa estadounidense.

FUROR

Para el economista y agente de Bolsa platense, Alfredo Ariza Thomas, “en virtud de las nuevas restricciones y teniendo en cuenta operaciones concertadas con anterioridad, las consultas formuladas por clientes y no clientes están directamente dirigidas a la forma de obtención de dólares a través del Mercado de Capitales para cancelar obligaciones que excedan los U$S10.000 autorizados”.

El operador bursátil -que es representante en La Plata de la consultora Selenia y de las sociedades de Bolsa Arpenta y Ad Cap- explicó que “con la suba del dólar de $45 a $60 el mercado se había ‘planchado’, pero teniendo en cuenta que las restricciones y controles pueden aumentar, la demanda de inversores y ahorristas aumentó mucho en las últimas dos semanas”.

Pero las restricciones que impusieron el BCRA y la CNV dejaron muchas “zonas grises” y generan preocupación entre los operadores bursátiles, por más que la normativa se reglamentó con su publicación en el Boletín Oficial el viernes pasado. Es que la obligatoriedad de dejar el bono que se compra para hacer el “rulo” inmovilizado durante 5 días trajo más confusión al asunto. “No sabemos si nosotros tenemos que controlar que quede ‘en un garaje’ y menos cuál es el destino de los fondos si lo sacan a los cinco días. Hasta ahora no solo venía gente por el ‘rulo’, estaban los que necesitaban más de U$S10.000 para comprar un auto o una propiedad y la única forma que tenían de hacerlo era con el dólar MEP. Nuestra tarea es hacer la operatoria en forma legal, no a qué destino van esos fondos, pero tampoco queremos exponernos a una sanción o fiscalización por una operatoria que no es sustancial en lo económico, así que esa ventana que queda en la reglamentación va a llevar a que las transacciones se frenen y que se perjudiquen los que la necesitaban para otra cosa”.

El sistema financiero argentino parece sumar récords en tipos de dólar que ofrece

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla