Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
ADVIERTEN QUE ES “UN VEHÍCULO PARA LA INICIACIÓN DE LA ADICCIÓN A LA NICOTINA”

El cigarrillo electrónico gana terreno entre los adolescentes

El 7,1% de los chicos argentinos de entre 13 y 15 años los usa y el 14,4% reconoce haberlos probado alguna vez, según la Encuesta Mundial de Tabaquismo en Jóvenes

El cigarrillo electrónico gana terreno entre los adolescentes

Por: NICOLÁS MALDONADO

nmaldonado@eldia.com

Mientras el consumo tradicional de tabaco viene disminuyendo gradualmente en el país, una nueva forma de tabaquismo también nociva y capaz de generar adicción gana terreno entre los jóvenes. Una encuesta internacional presentada ayer por la Secretaría de Gobierno de Salud puso en evidencia que el 7,1% de los adolescentes argentinos de entre 13 y 15 años consume cigarrillos electrónicos, y el 14,4% los probó alguna vez.

El dato surge de los resultados preliminares de la Encuesta Mundial de Tabaquismo en Jóvenes (EMTJ), que incluyó por primera vez el consumo de cigarrillo electrónico a partir de la evaluación de una muestra representativa de 1.251 estudiantes argentinos de entre 13 a 15 años de edad.

Según ese estudio, que se realiza a nivel mundial para monitorear el progreso de las políticas de control del tabaco en cada país y comparar datos, el 20,2% de los estudiantes “consume actualmente algún producto de tabaco” (18,7% varones y 21,4% mujeres), mientras que el 18% “consume cigarrillos” (17,6% varones y 21,1% mujeres).

Pese a tratarse de menores de edad y ser el cigarrillo electrónico un producto cuya comercialización se encuentra prohibida desde 2011 en nuestro país, ocho de cada diez jóvenes encuestados reconoció que “no se les impidió la compra”, muestra también la investigación.

“El cigarrillo electrónico es un vehículo para la iniciación de la adicción a la nicotina”, advirtió frente a los resultados del estudio el coordinador del Programa Nacional de Control de Tabaco, Ignacio Drake.

“Resulta altamente preocupante el consumo de cigarrillos electrónicos en adolescentes de 13 a 15 años, un fenómeno global del que Argentina no escapa”, dijo por su parte la directora nacional de Promoción de la Salud y Control de Enfermedades No Transmisibles, Verónica Schoj, quien reconoció que “si bien el consumo de tabaco y la exposición al humo ajeno en lugares públicos muestran tendencias decrecientes en el tiempo, sigue habiendo valores altos” en nuestro país.

El cigarrillo electrónico “no es un producto sano bajo ningún concepto” y “existe toxicidad para el vapeador pasivo”, remarcó por su parte el cardiólogo Francisco Toscano Quilon, miembro de la Fundación Cardiológica Argentina (FCA), para quien “es importante aclarar esto a los jóvenes y a las embarazadas, ya que se desconoce aún el efecto durante la gestación”.

Por lo pronto “varios estudios revelan que el aerosol emanado por los cigarrillos electrónicos contiene cuatro grupos de tóxicos y compuestos cancerígenos, llamados carbonilos, compuestos orgánicos volátiles, nitrosaminas y metales pesados. Poseen más cromo, plomo y níquel que los cigarrillos comunes”, detallaron desde la Secretaría de Salud.

“NO AYUDAN A DEJAR DE FUMAR”

Luego de que los cigarrillos electrónicos fueran presentados por la industria tabacalera como una alternativa posible para aquellos fumadores que aspiran a abandonar el consumo de cigarrillos, más de una decena de sociedades científicas de distintos países presentaron en julio pasado un documento conjunto donde advierten que su uso no sólo puede tener efectos adversos para la salud sino que tampoco está demostrada su eficacia como estrategia para dejar de fumar.

“Al día de hoy ningún análisis científico de los estudios realizados puede demostrar que los cigarrillos electrónicos sean efectivos para dejar de fumar. Por el contrario, existen estudios independientes que advierten sobre los efectos adversos de esta nueva metodología en un corto plazo”, señala un informe difundido por la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria, una de las entidades firmantes, donde aseguran que “el tratamiento más eficaz y seguro del que se dispone actualmente para ayudar a los fumadores a abandonar el consumo es la combinación de asesoramiento psicológico y tratamiento con fármacos”.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla