Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
En 5 y 602

Una pelea por plata derivó en un robo y el incendio de una casa y dos autos

El agresor fue a la vivienda de la víctima y, tras un cruce verbal, se llevó un televisor, un cuchillo y desató las llamas. Lo detuvieron

Una pelea por plata derivó en un robo y el incendio de una casa y dos autos

Uno de los vehículos quemados y, atrás, la habitación de la casa / el dia

Un pedido de dinero se transformó en un infierno de una casa y dos autos incendiados por un hombre de 22 años. El episodio tuvo lugar ayer a la mañana en un sector de Barrio Aeropuerto que se vio sorprendido por el hecho. Los bomberos llegaron al sitio y lograron contener el fuego ante la mirada de los curiosos que se acercaron a contemplar la escena. Sin embargo, poco pudieron hacer para evitar la destrucción de los rodados.

De acuerdo a lo informado por fuentes oficiales a este medio, el damnificado tenía una relación laboral con el presunto agresor, que culminó de forma abrupta tras una riña. Ambos fueron identificados como Edgar Enrique Mattos Huatay (58) y Maximiliano Agustín Rodríguez (22), respectivamente.

Los voceros explicaron que el propietario de la vivienda, ubicada en 5 y 602, siniestrada y el joven se conocían desde hacía un tiempo. El primero “le daba changuitas para hacer y después le tiraba unos billetes”, ratificó un vecino de la zona.

Por ese motivo causó extrañeza la actitud con la que el muchacho se acercó ayer. Un testigo del incidente reveló que “el chico le vino a pedir plata a Edgar” y éste “le dijo que no tenía”. Se desconoce si el requerimiento tenía que ver con alguna deuda por un trabajo o si, en cambio, era un préstamo o un adelanto. Lo cierto es que, en represalia por la respuesta negativa, Rodríguez comenzó a enojarse y a increpar a Mattos Huatay. Y, lo que empezó como una discusión verbal, fue mutando en algo mucho más grave.

hasta el auto del amigo

Sin pensar demasiado en las consecuencias, el joven habría irrumpido de imprevisto en el inmueble de su otrora empleador para “hurtarle un televisor de 50 pulgadas y un cuchillo”, dijo un policía, quien aclaró que “eso no lo calmó”, ya que enseguida dio “otro paso más audaz”.

“Juntó elementos inflamables y los colocó en una de las habitaciones del domicilio para prenderlos fuego”, aseguró la misma fuente. La bronca no se consumió con ese primer incendio, por lo que el agresor habría ido por más. Entonces tomó un manojo de ropa de la finca, la puso abajo de un Volkswagen Gol, propiedad de Mattos Huatay, y le acercó un tizón ardiendo, se detalla en el reporte oficial.

En cuestión de minutos, el vehículo fue consumido por las llamas y la misma suerte corrió luego un Fiat Siena que estaba estacionado en el terreno. La Policía tomó conocimiento del caso por un vecino que dio aviso. Al arribar al lugar se encontraron con el dantesco escenario y se entrevistaron con los presentes. Finalmente, detuvieron a Rodríguez por “robo e incendio”. La causa quedó a cargo del fiscal Álvaro Garganta.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla