Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Su casa, con pistas de una salida rápida

Trabajo, pesas y familia: una rutina de hierro, rota por la inexplicable ausencia de 10 días

Daniel Ipouttcha vive en Ensenada y trabaja en Educación. El viernes 13 tuvo el último contacto. Tampoco está su auto

Trabajo, pesas y familia: una rutina de hierro, rota por la inexplicable ausencia de 10 días

En la vida de Daniel Ipouttcha todo parece diseñado para no llamar la atención. Eso, hasta que su protagonista desaparece sin dejar una pista sobre lo que es capaz de romperlo todo.

Entonces, viene la angustia entre sus afectos más cercanos, que por estas horas lo buscan con apoyo de la comunidad y mientras la Policía desarrolla su pesquisa, uniendo detalles sobre su vida como vecino de Ensenada y empleado del taller de fabricación de mobiliario escolar que tiene la Dirección General de Cultura y Educación en 520 entre 28 y 29.

“El viernes 13, estuvo hasta las 18 aproximadamente con uno de los hermanos que vive en Los Hornos. Luego, fue al gimnasio todo los días y habló con el hermano por teléfono, a las once y media de la noche. Desde entonces, no supimos nada más de él”, le contó a este diario Pablo Cordido, esposo de Sandra, la hermana de Daniel, una reconocida atleta de Ensenada.

Según contó su cuñado, Daniel, de 48 años, tiene su casa en el Barrio 5 de Mayo. Vive solo y viaja cada mañana en su Volkswagen Gol blanco hasta su trabajo, en Hernández. A la tarde, la vuelta a su casa en Ensenada puede alterarse eventualmente con un viaje hasta Los Hornos, donde viven dos hermanos varones. De vuelta en Ensenada, la parada será, cada día, el gimnasio Montalto, situado sobre la calle Estados Unidos, a metros de La Merced.

Sus caminos recurrentes y lo previsible de sus movimientos no indican un trato diario con sus familiares. Por eso, después de que cortó con su hermano, cerca de la medianoche del lunes, nadie pensó en que el silencio del fin de semana y dos días subsiguientes, pudieran indicar algo malo.

“A su trabajo no falta. Ni siquiera pide carpeta médica y tiene vacaciones por tomarse. Entonces, les llamó la atención que no fuera el lunes, el martes y el miércoles. Ahí nos avisaron sobre la situación”, detalló Cordido.

En uno de los primeros gestos ante la ausencia, el cuñado visitó la casa. “Logramos abrir y estaba todo en orden”, apuntó. Solo les llamó la atención un plato de comida dentro del horno microondas -como para calentar- y un mar de zapatillas en el pasillo que une el baño con la pieza. “Es como si hubiese tenido que salir apurado”, calculó Cordido. Eso es, sin poder comer lo que estaba calentando y con un calzado de emergencia. Su auto tampoco estaba y no aparece.

“En el barrio hay quienes dicen que vieron a Daniel el sábado o el domingo. No más que eso”, lamentó el cuñado.

La familia denunció la situación ante la comisaría primera de Ensenada. Además, pidió asistencia a la secretaría de Seguridad de la comuna. Ayer, la Municipalidad recibió a investigadores del gabinete de búsqueda de personas de la Policía. Los pesquisas están analizando imágenes de las cámaras de seguridad.

Según contó el familiar de Ipouttcha, su teléfono permaneció con conexión hasta ayer, pero el último envío de WhatsApp fue realizado el lunes 16, a las 2.30. Desde entonces, silencio, misterio y angustia para sus familiares.

Se solicitó a quienes lo hayan visto o puedan aportar datos, llamar al 0221-356-7060.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla