Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Soluciones bien pensadas

Respuestas a dilemas eternos de decoración

Colores, estilos de muebles y cómo juntar o separar ambientes dependiendo de los gustos personales y espacios disponibles

Los colores claros son ideales para las salas de living/fotos de shutterstock

El desayuno está servido. Las cocinas con mucho blanco no pasan de moda

Baños para distintos gustos, lo importante ganar espacios

Ante una reforma o las meras ganas de implementar cambios en algún ambiente de la casa, siempre se piensa en cuál es la mejor opción para la decoración. Así la disyuntiva se presenta entre espacios abiertos, cerrados, claros, oscuros, con o sin determinadas características.

Es por eso que les mostramos cuál puede ser la mejor opción para cada planteo.

Color de paredes

Las paredes claras (blanco, arena) son una apuesta segura, porque aportan luminosidad, amplitud y calma. Lo mejor es poner toques de color con los muebles y la decoración. A su favor, las paredes oscuras añaden mucha personalidad y están muy de moda.

En todo caso, si el ambiente es grande, se puede optar por darle color a una de las paredes, que si es la más chica, mejor.

Cortinas o estores

Las cortinas quedan mejor en grandes ventanales, o de sistema batiente y se lavan más fácilmente. Los estores en cambio, quedan muy bien en ventas de media altura, aunque desmontarlos para su limpieza no siempre es fácil. Pero también se pueden colocar ambas opciones juntas, ya que las primeras dejan pasar la luz sin que se vea de afuera, mientras que los segundos bloquean la entrada de luminosidad.

Sillones

Los sillones claros son más fáciles de combinar con cualquier paleta de colores. Pero los oscuros disimulan mejor las manchas y pueden tener más estilo.

Cocina

En cuanto al tono predominante en la cocina, hay que hacerse varias preguntas: si es pequeña y lo que se quiere es que parezca grande, lo mejor es que el blanco sea el tono que más lugar ocupe. Si en cambio la idea es que sea el punto de color de la casa, atemporal o arriesgada, se puede poner color sin problema. Lo cierto es que las cocinas blancas nunca pasan de moda.

Otra disyuntiva es sobre las cocinas integradas o cerradas. Las cocinas abiertas están en auge, todo el mundo quiere dejar pasar la luz. Pero las paredes dan intimidad y la posibilidad de no tener todo a la vista, además, evita que los olores se dispersen.

Con el mobiliario de este ambiente, pasa algo similar. Los muebles abiertos son más económicos y ligeros, aunque exigen tener todo en orden. Los cerrados te dan más opciones de almacenaje y la impresión visual es mucho más limpia.

Pisos de madera

Los oscuros son más elegantes y cálidos, aunque no son aptos para cualquier tipo de decoración. Además se comen la luz y los arañazos se ven fácilmente. Los claros en cambio, dan amplitud y luminosidad, aunque hacen difícil la mezcla con otras carpinterías.

Baño

En cuanto a si se pone ducha o bañera, no solo es cuestión de espacio. Algunos dicen que también de comodidad, que una ducha es más práctica y hasta segura. Pero los amantes de las bañeras no ceden fácilmente. Mientras que la primera va más con un ritmo de vida acelerado, la segunda se presta para momentos de relax.

El tema del bidé es otro dilema de los baños más modernos. A algunos les parece un estorbo, poco higiénico y feo. Otros, al contrario que sus detractores, dicen que es un artículo de higiene. La ecuación es fácil. Si se quiere ganar espacio, se puede sacarlo y poner un sistema anexado al inodoro.

Puertas

Las puertas de madera natural siempre son una buena opción y aportan calidez, mientras que las blancas son ideales para espacios más pequeños y aportan homogeneidad.

Muebles

Un mueble modular da la posibilidad de jugar, moverlo, combinarlo, cambiarlo de ubicación y hasta de tunearlo. Uno a medida impide hacer todo esto, pero en cambio se puede diseñar para que se acople a los espacios y necesidades.

El tema de si es abierto o cerrado recae una vez más en el orden. Un armario abierto es perfecto si se quiere que la habitación sea un espacio muy personal, o si se está construyendo la casa y aún no se quiere invertir en los armarios. Eso sí, las puertas siempre darán intimidad.

Mesas

Mientras que las mesas redondas facilitan la conversación entre todos los comensales, las rectangulares son más cómodas y se arriman mejor a la pared.

En cuanto a la mesa ratona o auxiliar, el tamaño del living es clave. Si el espacio es pequeño, se puede optar por poner un puf o una banqueta y quitar la mesa del centro.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla