Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
OPINIÓN

Las promesas de campaña no solucionan los problemas

Por FABIANA KIRSCHENHEUTER

Acá estamos, pasando otras PASO, pasando una carrera neurótica de gente tratando de desgarrarse entre sí para ver quién gana un voto más, a costa de qué actividad o acto realizado para llamar más la atención de los votantes para las elecciones de octubre, utilizando noticias antiguas.

Siempre existieron los desmontes, los incendios, la contaminación de las grandes masas de aguas, el derretimiento de los glaciares, podría seguir escribiendo una lista enorme de situaciones que a viva voz dicen ser tenidas en cuenta pero sólo de palabra. Estamos viendo el resultado mundial del descuidado uso que el hombre hizo con su entorno, siempre cuidando sus negociados individuales y castigando a la humanidad toda.

Esta situación siempre es aprovechada y utilizada como punto de partida en los discursos políticos, pero ¿cuánto hacen por cuidar y proteger el entorno natural donde cada uno de ellos viven o donde se proponen como candidatos para lugares que ni conocen? Otros conociendo las necesidades y las atrocidades realizadas en su lugar, se llenan sus bocas solicitando encuentros con futuros candidatos proponiendo acciones novedosas para seguir estando vigentes pero que los que los conocemos sabemos que sólo quedará en eso; después en la práctica nunca lo realizarán.

Hace algunos años que me acerqué como vecina común a las reuniones que se proponían para todos los vecinos de City Bell (desde el año 2008), creía en su propuesta, ayudé y colaboré muchísimo, di información de cada lugar que pude de City Bell, la recibieron, la usaron muchos para su beneficio y seguí igual participando, agradeciendo y haciendo el trabajo de muchos, gasté plata en muchas fotocopias de notas entregadas, guardo información más que el archivo de la Provincia y de la Nación, y me sigo preguntando hoy 2019 ¿por qué seguimos estando con las mismas necesidades? Venimos soportando las mismas falencias en nuestras caras, dicen tener en cuenta las necesidades planteadas por los vecinos pero no es cierto, las acciones realizadas son desastrosas, nadie controla nada, se sigue deforestando zonas que deben seguir verdes, con el discurso del cambio de especie sacamos 20 árboles y plantamos uno, no respetamos nada nuestro entorno, contaminamos nuestras aguas con fluidos que son tóxicos y a nadie le importa sólo de palabra o esto debe ser planteado a nivel Provincia o Municipio. No señores, todo es de todos yo soy una vecina común que desde mi lugar tengo que tratar de cuidar lo que tenemos y no me importa a quien le corresponde. A ver cuándo van a entender que eso de pasarse la pelota el uno al otro no nos sirve a nadie, salvo a algunos, el cementar las plazas o zonas que tienen que absorber el agua, no sirve, y así millones de acciones realizadas que sirven para viralizarlos y mostrar que algo hicieron pero tuvieron en cuenta lo que los vecinos plantearon, las necesidades que desde hace años solicitan para cuidar su lugar y vivir sanamente. No sólo seguimos y escuchamos el discurso de algunos. Y claro como en general no son vecinos comunes sino que son grandes empresas que dicen cuidar y colaborar con nuestra zona, pero en el fondo sólo importan sus negocios.

“Cambian las autoridades pero acá nada cambia, seguimos siendo una zona caótica”

 

No estoy en contra del crecimiento y desarrollo de una zona sólo que lo que planteo es aprender a escuchar y a respetar a los que vivimos y elegimos cuidar a Citi Bell, cambian las autoridades pero acá nada cambia, seguimos siendo una zona caótica, queremos brillar como un súper polo gastronómico y shopping a cielo abierto pero lo demás no importa, ni la historia, ni la calidad de vida de la gente, ni el respeto hacia nadie. Basta de reuniones vacías que sólo sirven para tomar una idea y decir en el discurso se va hacer y nunca se hará. Los vecinos comunes somos gente con valores, queremos a nuestro lugar, queremos ver crecer y prosperar nuestro lugar como debe ser, con calidad de servicios, con respeto, sin engaños ni mentiras, todos debemos vivir en un mundo mejor pero cuidándolo juntos, no en apariencias de forma seria y responsable.

Espero haber podido expresar claramente lo que siento como vecina común, no reitero mi barrio porque mi barrio es todo City Bell y creo que ese debe ser el punto de partida para los futuros gobernantes, además de que aprendan a ser respetuosos y sinceros con los vecinos comunes.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla