Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $80,15
Dólar Ahorro/Turista $132.25
Dólar Blue $145,00
Euro $92,57
Merval 0,00%
Riesgo País 1325
La Ciudad |Nació hace casi cuatro décadas
El barrio Arco Iris, 30 familias y una experiencia agroecológica en la naturaleza de Punta Lara

Casi sin servicios, apuestan a una vida tranquila, retirada y autosustentable, en la que consumen lo que ellos mismos producen

24 de Enero de 2020 | 02:00
Edición impresa

Lo bautizaron Arco Iris porque el colorido fenómeno óptico es el emblema del cooperativismo, y el objetivo de sus habitantes es convertir al barrio, extendido entre fresnos, las más diversas plantas autóctonas, animales de corral, mascotas domésticas y fauna silvestre, en un vecindario agroecológico, con producción para el auto consumo, viviendas alimentadas a energía solar y agua potabilizada por ellos mismos -ver aparte-. Uno de los atractivos del proyecto está en el escenario bucólico elegido para vivir, alejado de la vorágine urbana y apegado más a la naturaleza que a la comodidad de las ciudades. Un lugar así -de varias hectáreas sin limitar- se lo encuentra en Punta Lara, después de 5 kilómetros de ripio que se encaran desde la rotonda de ingreso a la localidad ensenadense.

En esa zona no hay señal de celular; el agua que se consume en los hogares viene directo del río y los vecinos la tratan con sulfato de aluminio y cloro (“5 gotas por litro, no 3 como dicen algunos”, aclara Hugo Azzarita, una suerte de fundador del barrio) para hacerla potable; hortalizas, carne (de cerdo) y huevos los producen cada familia en el mínimo de una hectárea en la que tienen su granja, por lo general una casa de campo modesta pero cómoda, una quinta y un pequeño ganado. Aunque llega la electricidad, se dejan ver en el lugar los paneles que transforman la luz del sol en energía.

Los hogares se organizan para la cocina y la calefacción del invierno con la compra de garrafas de gas. Pero, en rigor, el olor a la combustión de leña gana toda la atmósfera y ese detalle le otorga un encanto especial al lugar.

Hugo vive en medio de un bosque que él mismo plantó en 1982, cuando en esas fracciones estaban deshabitadas, estaba todo por hacer y se le ocurrió instalarse ahí con su mujer y su hija, que no había empezado todavía la escuela. A su casa la rodean decenas de gansos, gallinas, gallos, colmenas y varios perros y gatos; sorprende a los visitantes, además, la presencia cotidiana de liebres, lagartos overo, búhos, comadrejas, nutrias, gatos montés. “Cuando llegamos esto era un campo pelado; no había nada. De a poco empezaron a instalarse familias que buscaban una vida retirada del ruido y comunitaria, donde somos solidarios los unos con los otros”, explica el más antiguo vecino del barrio Arco Iris.

Una experiencia diferente

Por ahora, en el barrio viven de manera estable unas 30 familias y entre ellas hay profesores universitarios, albañiles, parejas jóvenes con hijos todavía chicos, bohemios.

Otros vecinos se van sumando al proyecto por el gusto hacia una vida tranquila y autosustentable, casi experimental. Yanina Hualde, artista plástica, fotógrafa y docente de la facultad de Bellas Artes, lo tiene por ahora como lugar de fin de semana; la joven desarrolla los primeros pasos para montar un centro cultural en lo que fue un colectivo y, madre de una nena de tres años, planea mudarse definitivamente al barrio “cuando la nena crezca un poco más”, adelantó.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

gilberto vázquez, hugo azzarita y yanina hualde, entre animales de granja en el bosque de fresnos/ g. calvelo

hugo Azzarita, el primer vecino en instalarse en el barrio arco iris/ g.c

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla