Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $83,90
Dólar Ahorro/Turista $138.44
Dólar Blue $190,00
Euro $96,54
Merval 0,00%
Riesgo País 1445
Toda la semana |AIRE LIBRE Y TECNOLOGÍA APLICADA EN EL GIMNASIO
La nueva movilidad: adaptarse para no perder el ritmo

El cierre de gimnasios y clubes obligó a adecuar la actividad física a la cuarentena. Alquiler de aparatos, tomar clases virtuales y andar en bicicletas es furor. Quienes no entrenaban, ahora lo hacen

La nueva movilidad: adaptarse para no perder el ritmo

En un centro de City Bell trabajan de forma personalizada junto a kinesiólogos y fisiatras

11 de Octubre de 2020 | 04:24
Edición impresa

Vivíamos a las corridas: de casa al trabajo; de la escuela al entrenamiento de los hijos; de una salida a trotar a un cumpleaños. De repente, el trajín se detuvo. El trabajo empezó a hacerse desde casa. Los chicos están todo el día con nosotros. Ya no corremos literalmente hacia ningún lado y el vértigo, en todo caso, es interior. Ni siquiera pudimos, por mucho tiempo, salir a dar una vuelta en las plazas. Quienes estaban acostumbrados a tener una rutina de actividad física recreativa, fueron adaptándose progresivamente: gimnasios y profes particulares comenzaron a ofrecer clases por zoom y alquilar sus aparatos. Quienes se dejaron ganar por el sedentarismo, a los dos o tres meses de parate comenzaron a notar kilos de más, dolores de espalda y achaques que antes no existían. Recuperar el movimiento comenzó a ser necesario, y gran parte de la población joven y adulta hizo un clic. Se activaron el alquiler y la venta de bicicletas, tanto fijas como convencionales, y surgieron múltiples opciones y espacios, con clases particulares y personalizadas. Con el arribo de la primavera, los espacios verdes no sólo reciben a sus aerobistas habituales, sino a centenares de debutantes.

“Le aconsejé a todo el mundo que hiciera ejercicio porque es lo que me salvó desde marzo”

 

“Hacer ejercicios tiene muchos beneficios: refuerza el sueño, mejora la atención y el estado de ánimo, previene enfermedades y nos hace sentir saludables. Todos, sobre todo estando en casa tanto tiempo, deberíamos hacer media hora de estiramiento o actividad aeróbica diarios”, asegura Micaela Suárez, profesora de Educación Física, que para quienes tienen muchas horas de home office recomienda “estirar el cuerpo por la mañana; los brazos, las piernas, llevar las rodillas al cuerpo abrazadas, mover la cabeza... Luego sentarse de piernas cruzadas en la cama, y levantar las manos hacia el cielo con una gran inhalación por la nariz estirando las palmas juntas, reteniendo el aire. Eso ayuda a empezar el día con más energía y el cuerpo más relajado”.

DE LA BICI FIJA A LOS PASEOS POR ARANA

Un grupo de amigas y compañeras de fútbol encaró el proyecto de comprar bicicletas y hacer paseos, juntas y por separado. “En el invierno alquilé una bici fija en el gimnasio del barrio donde hacía actividad cuatro veces por día. Me la alquilaron junto con la posibilidad de hacer dos clases semanales de spinning por Zoom. Fue bárbaro para no perder la rutina de actividad física que venía llevando” dice Ana, esteticista de 36 años: “de todos modos, en septiembre ya no la alquilé porque con mis amigas de fútbol compramos bicicletas para salir a andar juntas. Los días lindos y la posibilidad de salir un poco más nos animaron. Hicimos una inversión grande, pero valió la pena. A veces salgo sola, otras juntas… los fines de semana nos vamos hasta Arana. Está buenísimo”.

“Me reencontré con una sensación de libertad, como cuando era chica y andaba en bici”

 

Barby, otra de las amigas del grupo, enfatiza: “la idea de la bici surgió porque somos amigas de fútbol y entrenábamos juntas en la semana, jugábamos los domingos y nos tuvimos que reinventar. Esta es una es una posibilidad de estar juntas sin tener contacto. Solemos ser cuatro o cinco; los fines de semana hacemos recorridos más largos. Estamos fascinadas”.

“Hace unos años descubrí que era muy importante hacer actividad física, como una manera de cortar con la actividad diaria, de la semana, con el pensamiento. Con la pandemia, lo que venía haciendo no se pudo y me enganché con esta propuesta de mis amigas, de comprar una bici” enlaza su relato Victoria: “empezamos saliendo por acá, por la ciudad, pero las bicisendas son bastante pobres, cortas y a veces un poco peligrosas en algunos tramos. Descubrimos una aplicación que se llama Wikilock, que tiene rutas por circuitos urbanos, y estamos por probarlas. En mi caso, me reencontré con una sensación de libertad espectacular, que me recuerda cuando era chica, cuando andaba mucho en bici... y retomo ahora a los 35 años… ¡Me encanta!”.

MODO VIRTUAL

Catalina, de 29, no se pierde ni una clase de pilates por Zoom. Son los martes y jueves a las 10. “Corto con todo y me pongo a hacerla. Me hace muy bien. Al principio costó, por el trabajo, pero pude acomodar todos mis horarios. No cambio por nada esta comodidad de la casa”. En tanto, Alejandra, profesora de Literatura de 47 años, recuerda que “cuando vino la cuarentena me desestabilicé al principio con toda la actividad física que hacía semanalmente. Iba a un gimnasio a hacer musculación, y a otro cerca de casa a hacer funcional; había empezado clases de yoga. Fue un shock, porque cada cual se fue reacomodando a su manera: desde un gym nos mandaban rutinas por Facebook y había clases en vivo por el mismo medio. Funcional me costó un poco más; trabajaban a partir de una plataforma que yo no tenía, hasta que empezó todo por Zoom”.

“Mi trabajo de profe siempre fue muy demandante, porque trabajo en muchas instituciones privadas y públicas, pero nunca dejé de lado mi actividad física. Es más. Sumé Zumba. Desde casa resulta diferente, pero hacer todo durante la cuarentena me sumó al estado anímico. Le aconsejé a todo el mundo que lo hiciera porque es lo que me salvó desde marzo hasta acá, para no estar sentada todo el día y tener actividad en mi cuerpo y en mi cabeza”, resume Alejandra.

PERSONALIZADO

Otra de las tendencias que se ha instalado a partir del aislamiento social preventivo y obligatorio es también la de las clases personalizadas, tanto al aire libre, como en algunos espacios cerrados ventilados. Algunos centros apuntan al “electro fitness”, con equipamiento de prevención, recuperación y capacitación física que incluye tratamiento de magnetoterapia fría y ozonoterapia mediante camillas especiales. Este tipo de aparatología funciona como un “centro de recuperación física” para tratar dolores musculares, problemas de articulación, rehabilitación, problemas de stress y completar ciclos de fisioterapia.

El licenciado Daniel Burcovich, kinesiólogo fisiatra y especialista en osteopatía, director de un centro de City Bell, explica que “nuestro trabajo es personalizado y trabajamos con muchos deportistas y personas que tuvieron que reducir su actividad física en la cuarentena y de a poco vuelven a ejercitar sus músculos o quieren hacerlo bajo la coordinación de especialistas. Acá la seguridad es extrema: con elementos que otorgan sectores seguros contra virus y bacterias, un equipamiento que genera desinfección, tratamiento de ozono en cada uno de los sectores de trabajo y, por sobre todo, distanciamiento”.

“Las cabinas ayudan, con un proceso de recuperación física y movilidad, a conseguir mejorar todas las capacidades funcionales del cuerpo y conseguir una reoxigenación”, agrega el especialista: “también contamos con chalecos para realizar actividad física, que hacen que en veinte minutos se obtengan resultados que llevarían varias horas. Colabora con perder peso, prevenir lesiones, incrementar fuerzas, retrasar la fatiga muscular”.

Roxana Salomé, empresaria y asesora de imagen, cuenta que sumó esta actividad a las rutinas diarias de entrenamiento en su casa: “es un momento en que la actividad física me ayuda y mucho. Conectar con nuestro bienestar es muy importante, porque en EMS encontré una actividad intensa, divertida e innovadora. La atención y el acompañamiento fueron geniales. Estoy muy entrenada, pero igual la actividad es muy intensa. Estoy yendo dos veces por semana. Cuando ves que estás esperando el día que llegue tu sesión, es que encontraste lo que te gusta. Lo que me pasó con el electro fitness también es que hoy en día la variable tiempo es muy importante, y poder resolver en 20 minutos un resultado que te llevaría 3 horas le da su valor agregado. No es una experiencia más, es una experiencia distinta.

AL AIRE LIBRE

Los vecinos de Gonnet que solían ir a caminar y correr a la República de los Niños están más que felices, ya que el parque reabrió sus puertas esta semana bajo un amplio protocolo sanitario, con el objetivo de que quienes viven en la zona puedan utilizar el circuito aeróbico.

“Con mis amigas de fútbol compramos bicicletas para salir a andar juntas. Estamos fascinadas”

 

Tras disponer su cierre temporáneo el pasado 15 de marzo ante el avance del coronavirus en el país, el histórico predio de Camino General Belgrano y 501 reabrió el martes para los vecinos de la zona, bajo estrictos protocolos de seguridad sanitaria.

Según se informó, el predio de Gonnet abrirá de 9 a 14 horas; en tanto que solo podrán ingresar los vecinos de la zona, acreditando domicilio con su DNI y con control de temperatura previo a su ingreso.

De este modo, los asistentes podrán acceder al circuito aeróbico para caminar, siguiendo los protocolos sanitarios correspondientes, tales como el distanciamiento social, el uso de alcohol en gel, y la no utilización de los bebederos públicos.

En este contexto, desde el Municipio se detalló que no estará abierto el circuito gastronómico ni el sector de juegos del predio, por lo que solo podrá ser utilizado como espacio para realizar actividades aeróbicas, al igual que cualquier plaza o parque público de la ciudad.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

En un centro de City Bell trabajan de forma personalizada junto a kinesiólogos y fisiatras

Barby, Ana y Victoria salen a pasear en bicicleta

Esta semana la Repu abrió para que sus vecinos puedan ir a correr y caminar

El alquiler de bicicletas fijas es furor en esta cuarentena

Muchos toman Clases de yoga por zoom o redes sociales

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla