Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Espectáculos |Estreno en la pantalla chica
“Two/One”: La vida ¿es sueño? “El misterio está guardado”, dice el director Juan Cabral

Un hombre sueña mientras el otro vive en la primera película del exitoso publicista, que debutó en Mubi este mes

“Two/One”: La vida ¿es sueño? “El misterio está guardado”, dice el director Juan Cabral

Shanghai, suspendida entre el sueño y la vigilia en “Two/One”

20 de Octubre de 2020 | 02:20
Edición impresa

Que la vida es sueño lo vienen señalando los poetas, desde Calderón de la Barca hasta las Wachowski. Eso comienzan a sospechar, primero de forma sutil, como una intuición que se disipa en el aire, y luego de forma más concreta y presente, los protagonistas de “Two/One”, la ópera prima del argentino Juan Cabral que se puede ver este mes a través de la plataforma Mubi.

La historia de Cabral cuenta, como en un espejo borgiano, una historia partida en dos: Kaden, un saltador de esquí profesional (Boyd Holbrook, el protagonista de “Narcos” y villano de “Logan”), vive una vida solitaria, en medio de una crisis existencial y mientras se reencuentra con un viejo amor. Khai, un ejecutivo de Shanghai (Yang Song), atraviesa una crisis similar, en busca de sentido, mientras se enamora de una nueva compañera. Los fantasmas del pasado los atormentan, mientras algunos pequeños detalles les señalan a ellos, y a la audiencia, que hay una profunda conexión con algo al otro lado del hemisferio: cuando uno está despierto, el otro duerme. ¿Quién sueña a quién? ¿Cuál vida es sueño?

“Un vals imposible”, define Juan Cabral en diálogo con EL DIA, donde “las dos realidades se van comprimiendo: es como una relación arquitectónica”. Hasta que una estructura colapsa sobre otra.

“La fascinación por el sueño fue central, todas las culturas pasaron por ahí, todos los seres humanos han pensado algo así. Qué es la realidad, qué no, qué es un sueño, qué no… Todos los días nos vamos a un lugar donde no sabemos bien qué pasa, hay algo misterioso en los sueños, donde se unen retazos en la realidad con algo que no se sabe que es. Y los sueños se sienten reales, entonces, la premisa nace de ahí: qué pasa si esto que vivimos, que estamos convencidos que es real, no lo es”, relata Cabral, realizador de reconocidos videoclips como “La Lanza” de Babasónicos, y que ha creado algunos de los comerciales más icónicos del mundo, fue nombrado en la lista de “Personas más influyentes de Londres” por el Evening Standard y ha recibido el Konex de Platino en Comunicación por su labor publicitaria.

El éxito fue uno de los factores que pospuso la realización de una película que lleva una década en su cabeza. “Lo primero que filmé en mi vida fue un videoclip para la banda de mi hermano. Después pasé a la publicidad, pero desde siempre ronda en mi la idea de una película: tardé diez años en hacerla”, se ríe Cabral, que se encontró con los desafíos agregados a la hora de llevar su proyecto a la pantalla de tener que escribir un guión de cine y buscar financiamiento.

“MUCHO PULMÓN”

Llegar a la meta requirió “mucha fuerza, mucho pulmón”, afirma: que Holbrook se haya sumado al principio le permitió “atraer atrajo el deseo de cierta gente de ser parte de la película”. “Pero me dicen que deberíamos haber necesitado casi el doble de dinero, para cumplir el estándar de calidad de Canadá, filmamos en muy poco tiempo para llegar a terminar la película, muchas son tomas únicas”, comenta.

Con esa forma de guerrilla de rodar fue que Cabral consiguió filmar su primera cinta, que se verá hasta el 10 de noviembre en Mubi, donde es la película del mes, en dos hemisferios opuestos, y rodar también hipnóticas escenas de salto con esquí, algo que, cuando lo descubrió, en un viaje a Noruega, “me fascinó, y quería hacer algo con eso: todo lo que no conozco me seduce”.

Es que, cuenta, “cuando encontré la pista en Oslo, la miré y pensé que si venía un alien y veía eso no iba a entender para qué es, es como un aparato de tortura gigantesco. Como la película cuestiona qué es realidad y qué es sueño, está bueno que la película tenga algo que parece un sueño: ese salto, esa fascinación con volar del humano”.

En medio de esa nebulosa entre vigilia y sueño, la crisis existencial de sus solitarias criaturas se funde con esta idea de una realidad que se disuelve, que quizás no exista. Quizás no sea que no puedan encontrar algo que les importe: quizás nada importa. Cabral retrata en un clima sutilmente onírico, como de tiempo suspendido, el deseo de conexión y las desconexiones, cruza las nociones de destino y casualidad, sin brindar conclusiones ni explicaciones. Lo que está “encriptado” de la realidad, la solución a estas dualidades, no se descifra, y como en la experiencia humana “cada pregunta abre más preguntas que respuestas. El misterio está guardado”.

No es nihilismo, sino un enigma metafísico sin resolución. “Las cosas pueden ser el todo y la nada, está como uno las toma: yo durante el día, siento pequeñas coincidencias, y a veces decido activarlas, como si fueran Pokemon Go que están en la casa. Depende de uno que hace con eso: podemos elegir los que creemos que son importantes, y eso genera, forja lo que uno es y lo que es el mundo, por más pequeño que sea. Creo que todo es importante, y nada es importante”. Allí se para la película, en esa dualidad, “mira las vidas de ellos desde lejos, sin meterse en lo que piensan los personajes, interesado por ellos y a la vez, sin interesarse, con distancia”.

Es “difícil de explicar”, acepta Cabral, quien además se propone mostrarlo “sin palabras”, sin explicaciones: “Quise que la película te llevara visualmente a ese lugar de cuestionamiento de la realidad, mientras los personajes van descubriendo que algo pasa”.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla