Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Violación y crimen: según una mujer, su hermano le confesó que estuvo en el ataque

Hay un joven de 24 años detenido, que sería el abusador, y otro demorado, menor. Anoche comenzó la rueda de reconocimiento

Violación y crimen: según una mujer, su hermano le confesó que estuvo en el ataque

los vecinos volvieron a reclamar justicia para las víctimas/télam

23 de Febrero de 2020 | 05:12
Edición impresa

La investigación por el crimen de un niño de 4 años y la violación de su madre en la localidad santacruceña de Puerto Deseado ya tuvo a cuatro sospechosos demorados, aundos fueron liberados, uno está detenido y otro continúa bajo investigación. Estos dos fueron sometidos a ruedas de reconocimiento con la víctima, informaron fuentes de la investigación.

El juez de instrucción de Puerto Deseado a cargo de la pesquisa, Oldemar Villa, confirmó que los demorados habían sido cuatro y hasta ayer -luego la situación cambió -ninguno se encontraba formalmente detenido.

Además, explicó que la rueda de reconocimiento no se pudo hacer porque la mujer violada sufrió una descompensación y tuvo que ser trasladada nuevamente a un hospital. “Está muy shockeada pero es una persona con una entereza increíble”, destacó el juez Villa tras lo cual confirmó que los resultados de ADN demorarán entre 15 y 20 días. Finalmente, la rueda comenzó poco después de las 20 y al cierre de esta edición continuaba.

Fuentes de la investigación aseguraron que los implicados sobre los cuales pesan las principales sospechas son dos jóvenes, uno de ellos menor de edad, que fueron detenidos el viernes en el barrio La Favela, de Puerto Deseado.

Los policías que participaron de los allanamientos secuestraron ropa y zapatillas con manchas que podrían ser de sangre. “Además, uno de los apresados tenía un corte en el cuerpo que podría ser como consecuencia de la defensa de la mujer violada”, aseguró un vocero de la pesquisa.

La misma fuente explicó que “como pasaron seis horas en calidad de demorados y el juez no obtuvo las pruebas necesarias, ordenó la libertad de ambos”.

Sin embargo, como las sospechas sobre ellos eran muy fuertes, se dispuso una fuerte medida de vigilancia en sus domicilios para evitar que pudieran fugarse y ayer se los volvió a convocar a la sede policial para participar de la rueda de reconocimiento. El mayor, de 24 años, quedó finalmente detenido, según confirmó el juez.

Los investigadores aseguraron que durante la mañana se presentó una hermana de uno de los sospechosos y contó que éste le había confesado su participación, con su amigo, del ataque en la playa de Cavendish, por lo que se resolvió en las últimas horas ordenar formalmente la detención de ambos.

Por otra parte, familiares de las víctimas llegaron a Puerto Deseado en horas de la madrugada acompañados por funcionarios municipales de Salta para brindarle contención a la víctima. La justicia ordenó que sea Gendarmería Nacional la que mantenga una custodia, tanto de la mujer como a la familia durante el proceso judicial.

Al mediodía algunos vecinos se acercaban al hospital para dejar “flores y velas” en recuerdo del niño asesinado y darle apoyo a su madre.

El director del Hospital Zonal de Puerto Deseado, donde permanecía internada la mujer, afirmó que la paciente “está fuera de peligro”, pero con secuelas psicológicas que prolongarán su estadía en el centro de salud.

“Fue víctima de una agresión sexual”, explicó Gustavo Morín, y dijo que evoluciona de las lesiones que sufrió durante el ataque, aunque a nivel psicológico continúa “conmocionada” por lo que le pasó.

El hecho ocurrió la tarde del jueves cuando la mujer y su hijo, que viven en Salta y estaban de visita en la ciudad santacruceña, caminaban por la playa Cavendish, ubicada a poco más de un kilómetro del centro de la localidad balnearia de Puerto Deseado.

De acuerdo a los datos que pudo aportar la víctima a la policía, en ese momento ambos fueron sorprendidos por dos hombres que los amenazaron y la obligaron a caminar hasta una cueva, ya que el lugar está rodeado de acantilados. Y a pesar que ella se defendió arrojándole una piedra a uno de ellos, finalmente la redujeron. Uno la violó, mientras otro sostenía un cuchillo sobre la garganta del nene. Dijo que la maniataron con los cordones de las zapatillas del chico y que le metieron sus medias en la boca.

Según su relato, uno de ellos dijo: “No quiero volver en cana. Hay que matarla”. Así, la golpearon con una piedra en la cabeza, varias veces. Luego, perdió el conocimiento. Al poco tiempo despertó y comenzó a caminar para buscar a su hijo, que no estaba junto a ella. Tras su testimonio comenzó un rastrillaje en la zona de Punta Cavendish: el cuerpo del nene estaba sin vida sobre las rocas producto de politraumatismos de cráneo realizado con un elemento contundente que causó la muerte.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Plan Básico
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$64.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla