Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Miradas y temores sobre el coronavirus de una familia platense que vive en Italia

Viven en la península y recientemente hicieron un viaje por Asia. Cuentan cómo el virus desató una psicosis generalizada

Miradas y temores sobre el coronavirus de una familia platense que vive en Italia

Pamela Francescato y su hija Giulia en nuestra ciudad, en comunicación con su marido en Italia / G. Calvelo

26 de Febrero de 2020 | 01:45
Edición impresa

Pamela Francescato es una docente universitaria platense que desde hace años vive junto a su esposo Roberto Fornetti, también docente y su hija Giulia Fornetti, estudiante, en la ciudad de Foligno, Perugia (centro de Italia), entre Roma y Florencia. Hace pocos días volvió a nuestra ciudad junto a su hija y, en comunicación permanente con su marido que se quedó en su hogar italiano, vive azorada por las noticias que le llegan de la península sobre el coronavirus que, como cuenta, ha sumido a toda la población italiana en un estado de psicosis generalizada. Pero además, viene de realizar un viaje junto a toda su familia por Asia donde también vivió momentos de zozobra por el virus que ahora mantiene en jaque al mundo entero.

“Estuvimos en Bangkok, Phi Phi Island (Tailandia), después en Malasia (Kuala Lumpur) y finalmente en Singapur -cuenta- en un viaje turístico y sin tener mucha información de lo que estaba sucediendo. En Bangkok veíamos muchos barbijos y temor, pero sin imaginar que podía ser algo tan grave. Para colmo Giulia empezó a tener fiebre, de 38,5, y nosotros también entramos en pánico. Teníamos que volver a Italia, y Giulia y yo después a Argentina, con pasajes comprados, y de haber tenido que cumplir una eventual cuarentena se nos hubiera complicado todo enormemente, porque además teníamos compromisos laborales. Afortunadamente, todos los análisis que nos hicieron dieron negativo de coronavirus, aunque Giulia siguió con fiebre durante cinco días más, y en el aeropuerto de Singapur ni siquiera lo detectaron. Por suerte la fiebre de Giulia, que estaba medicada, desapareció en el vuelo de regreso a Italia, y pudimos bajar en Roma sin problemas. Pero como veníamos de Asia, todos fuimos sometidos a exámenes médicos muy rigurosos”.

Una vez en Italia, a los pocos días, explotó la seguidilla de muertes y contagios que hoy sacude a la península.

“Es una situación muy alarmante -cuenta Pamela- que mantiene bloqueado a un país entero y que ya fue comparado con una pandemia, aunque la OMS todavía no la haya declarado. El gobierno italiano declaró una crisis sanitaria con alarma máxima, y señalan que lo están tratando como si fuera una epidemia de ébola”.

PSICOSIS GENERALIZADA

“La ciudadanía está con una psicosis generalizada -asegura Francescato- no hay más barbijos, falta la lavandina y los remedios para la fiebre ya empiezan a escasear. Los supermercados están desabastecidos, hay poca mercadería en muchos de ellos ya que la gente tiene miedo de quedar bloqueada y encerrada dentro de la casa en cuarentena, y se abastecen de alimentos”.

“Recién (por la tarde de ayer) -agrega Pamela- acabo de hablar con mi marido, y me dice que hay 212 contagiados en Lombardía; 38 en Veneto; 23 en Emilia Romagna; 3 en Piemonte; 3 en Lazio; 2 en Toscana; y uno en Trentino y otro en Sicilia. En total hay 322 contagiados en Italia, y 11 muertos”.

“Los operativos más fuertes de prevención se están realizando en esas regiones, se está viviendo una verdadera guerra bacteriológica, y el ejército vigila distintas zonas para que la gente no transite libremente”, relata Francescato.

“Las clases fueron canceladas en todas las universidades y en muchas escuelas primarias y secundarias; Milán está en pausa con todas las actividades oficiales e institucionales suspendidas, y hay que tener en cuenta que Milán es la locomotora de Italia, por lo que económicamente las pérdidas van a ser muy perjudiciales para el país y para la moneda europea también, y según me cuentan hoy (por ayer) la bolsa ya abrió en baja. Es, sin dudas, una crisis sanitaria y económica muy importante”.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Pamela Francescato y su hija Giulia en nuestra ciudad, en comunicación con su marido en Italia / G. Calvelo

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Plan Básico
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$64.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla