Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
El largo camino marcado por Opel desde aquel primer auto que corría a 45 kilómetros por hora

Entre sus hitos se destaca el motor de su primer modelo, el Patent Motorwagen, un descapotable que apareció a finales siglo XIX

24 de Abril de 2020 | 01:50
Edición impresa

La marca alemana Opel ha mantenido desde sus orígenes, hace 120 años, la filosofía de implementar innovaciones tecnológicas constantes con las que marcar el paso de la industria y ser una referencia para la automoción europea.

Entre sus hitos tecnológicos destaca el motor del que fue su primer modelo, el Patent Motorwagen, un descapotable que lanzó al mercado a finales del siglo XIX.

Esa planta motriz fue la respuesta a la demanda de los clientes, hacia 1902, de más potencia para su vehículo.

La respuesta de Opel fue una mecánica de dos cilindros que desarrollaba 12 CV de potencia y que permitía alcanzar los 45 kilómetros por hora, una velocidad de “vértigo” para aquella época.

La suspensión síncrona

En 1934, en la Feria comercial de Berlín, Opel presentó otro de sus grandes avances tecnológicos, la suspensión síncrona, que impedía que los traqueteos de los baches se filtraran al interior del vehículo e incomodarán a los pasajeros.

Con el motor de seis cilindros en línea KAD para las berlinas y el coupé Monza, Opel buscó impulsar la democratización de las tecnologías de alta calidad.

La primera generación KAD fue introducida en 1964 y se ofreció en ese momento con el 2.6 de seis cilindros de 1959, pero con motor de 100 CV en vez de 90 CV.

Según han explicado a Efe fuentes de Opel, la historia de este famoso motor OHV se remonta a mediados de los años 30. Debutó con Super 6 y Admiral en 1937.

Desde el otoño de 1965 en adelante le tocó el turno al nuevo 2.8 de seis cilindros en línea para los Admiral y Kapitaen.

Chasis más deportivos o la mejor aerodinámica

También fue destacado el eje DeDion que creó Opel en 1969 para el Diplomat y que combinaba las ventajas de la caída constante del eje rígido con los beneficios de un sistema de ruedas independiente.

En 1975, la revolución llegó al Opel Kadett, al que le montó un motor de 105 CV, con el que aceleraba de 0 a 100 km/h en 10,2 segundos y alcanzaba los 184 km/h. Posteriormente, llegó a los 190 km/h con el propulsor de 2 litros.

Ese incremento de la potencia vino acompañado de mejoras en el chasis para que el conductor pudiera gestionar esos CV de más con seguridad.

Esto también le llevó a instalar un sistema de suspensión trasera multibrazo a los modelos Omega 3000 y Omega 3000 24V.

La resistencia aerodinámica ha sido fundamental en el trabajo de los ingenieros de Opel, especialmente a partir de 1970 cuando la marca germana puso a la venta los modelos Manta y Ascona, a los que siguió el Calibra, que a su vez heredó la tecnología del Vectra a partir de 1989.

Fue este Calibra, en la versión 4x4 turbo con 204 CV, el que ofreció un coeficiente aerodinámico de récord, un Cx de 0,26.

Los modos de conducción

El Flexride, que permitía al conductor ajustar la dinámica de conducción mediante tres modos (Normal, Sport o Tour), fue el gran avance que ofreció a sus clientes la marca a partir de 2008.

Finalmente, el último hito tecnológico que resalta Opel es el sistema de tracción integral Twinster, que sustituye el diferencial convencional en el eje trasero por dos embragues que pueden controlar en fracciones de segundo el par transmitido a cada rueda trasera individualmente.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla