Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Hogar |Cajas, bolsas y canastos
Operación mudanza

Irse de una casa a otra implica un gran y estresante cambio. Cómo organizarse para guardar y desempacar las cosas sin enloquecer

Operación mudanza
27 de Julio de 2020 | 02:33
Edición impresa

En pocos días se retoman algunas actividades entre las cuales se incluyen los servicios de mudanza.

Irse de una casa a otra es todo un tema. Más allá de que los cambios son siempre para mejor, no deja de ser cierto que el estrés que conlleva esta actividad es muy grande.

Es por eso que les pasamos algunos tips para que todo sea lo menos tedioso posible antes, durante y después de la mudanza.

Empacar

Es mejor hacer las cosas poco a poco y con tiempo, y no de un día para otro. Así que se recomienda tratar de comenzar a empacar con suficiente tiempo.

Este momento es una buena oportunidad para deshacerse de todo lo que no se necesites.

Para guardar las cosas es mejor conseguir las bolsas de basura extra resistente y compra de dos colores diferentes. Se reserva uno de los colores exclusivamente para basura y las otras para las cosas que se deben llevar a la nueva casa.

Igualmente, lo mejor es tratar de empacar todo lo que se pueda en cajas, pero si no se consiguen suficientes, lo ideal es usarlas para cosas delicadas. No hay que elegirlas muy grandes, porque se volverán demasiado pesadas una vez que estén llenas.

Es mejor envolver todo con suficiente papel de diario: objetos de vidrio, cerámica, cuchillos y otras cosas delicadas. Luego, colocar todo en cajas.

Siempre viene bien tener cinta de embalar y un rotulador o fibrón para escribir en cada caja y bolsa lo que se puso dentro.

También se pueden clasificar poniendo al ambiente que deben ser destinadas en el nuevo hogar: cocina, baño, habitación, etcétera.

Un dato clave es marcar las cajas y bolsas que deben desempacarse lo antes posible. Ejemplos: equipo básico de cocina o papeles del trabajo.

No se recomienda rotular vagamente ninguna bolsa o caja, por ejemplo usando la palabra “varios” o algo poco definido. Si se puede etiquetar las cajas por sus cuatro lados y la parte superior, mejor.

Al ir acercándose el gran día de la mudanza hay que guardar aparte de todas las otras cosas, un juego de sábanas y una cobija para cada cama, una toalla para cada miembro de la familia, shampoo, jabón, papel higiénico, pasta dental, los cepillos de dientes y otras cosas que se necesitarán la mañana inmediatamente después del día de la mudanza.

No es recomendable tratar de desempacar todo en un solo día

 

También es mejor empacar una muda de ropa para cada miembro, o dos si se tienen niños pequeños o bebés.

En al medida de lo posible, conviene hacer una buena limpieza a la casa nueva, incluyendo ventanas, paredes, baños y servicios sanitarios. Esta será la única vez en que se podrá llegar a todos y cada uno de los rincones fácilmente. En esa misma recorrida de higiene a full, se puede revisar que todas las luces funcionen y el agua caliente esté conectada.

Para perder el menor tiempo posible luego de la mudanza, vale guardar a aparte algunos platos, vasos, tenedores y cucharas desechables, y lo que se vaya a necesitar para el desayuno del día siguiente.

Un dato que suma mucho: hay que tratar de ir gastando toda la comida que se tenga congelada o refrigerada, para que no se vaya a estropear con la mudanza. No hay que olvidar que la heladera debe dejarse 24 horas sin funcionamiento luego de haberla trasladado, para que el gas que tiene en el sistema de enfriamiento tenga tiempo para estabilizarse y trabajar correctamente.

Mantener la ropa sucia al mínimo es ideal para no tener que llevar el canasto llevo a la nueva casa.

Es muy bueno poder hacer una lista de comidas súper rápidas, que se puedan hacer sin pensar, sin usar muchos utensilios ni muchas ollas. La lista debe incluir también los ingredientes que se necesitarán para cada comida, aunque sean muy obvios, porque cuando hay cansancio, no se piensa bien.

Gestionar con anticipación con la compañías de cable, internet y telefonía, para coordinar la visita de instalación de los servicios, obviamente para después de la mudanza. Es muy importante averiguar también cómo se dan de baja los servicios de luz, agua o gas, o se cambia la titularidad de los mismos.

Día D

En una mochila, es fundamental poner alimentos que puedan ser comidos con la mano y al paso. Fundamentalmente, que no necesiten estar eh la heladera: galletitas, frutas y agua.

Es mejor tener fácil acceso a los productos y equipo de limpieza. Aunque se haya limpiado la casa antes de la mudanza, el continuo entra y sale de todo el mundo la va a ensuciar, así que es mejor que se tenga lo necesario a mano para darle una limpiadita rápida.

Y súper importante: los cargadores de los celulares deben quedar a mano.

Al desempacar el camión de la mudanza, lo primero que hay que hacer es armar las camas. No hay que ponerles cosas encima conforme se vaya descargando el camión. Al final del día todo el mundo estará cansado, y lo que uno menos se desea hacer es tener que quitar montones de bolsas y cosas pesadas para poder dormir.

También instalar el lavarropas lo antes posible es clave.

El día siguiente de la mudanza conviene levantarse temprano para aprovechar el día. Bañarse, ponerse ropa cómoda, desayunar bien y poner manos a la obra.

Se debe comenzar en la habitación que más se utiliza, o que sea más urgente desempacar. Puede ser la cocina, o si se trabaja desde la casa, tal vez la oficina sea la habitación que se necesite instalar primero.

Hay que ir colocando todo en su lugar conforme se va sacando de cajas y bolsas, y es ideal ir sacando las cajas y bolsas sin nada de la habitación en cuanto se las vacíe.

En cuanto se termina con lo más urgente en esa habitación hay que pasar a la siguiente e ir haciendo lo mismo con las cajas y bolsas más urgentes.

Aunque la ansiedad mate, no es recomendable tratar de desempacar todo en un solo día. No hay que olvidarse de comer a horario, parar de vez en cuando para tomar agua o descansar las piernas.

La mudanza es siempre un trabajo extenuante y de varios días y hasta semanas, pero hay que organizarse para que no sea traumática.

Se pueden clasificar las cajas por el ambiente al que deben ir en el nuevo hogar

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

organizar la mudanza con tiempo para que no sea tan agotadora, es lo más recomendable

Hay que guardar una muda de ropa para el día posterior a la mudanza

Es mejor envolver todo con suficiente papel: objetos de vidrio, cerámica y otras cosas delicadas

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla