Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $110,11
Dólar Ahorro/Turista $181.68
Dólar Blue $219,50
Euro $122,93
Riesgo País 1928
Policiales |A PEDIDO DE LA DEFENSA, EL LUNES HABRÁ UNA RUEDA DE RECONOCIMIENTO
Ana Laura recordó que reconoció al femicida por “la voz y la ropa”

González declaró en el arranque del juicio a Ariel Báez por el asesinato de Emma Córdoba y la doble violación en Punta Lara

4 de Diciembre de 2021 | 03:15
Edición impresa

Ana Laura González (29), la joven que en 2017 sobrevivió a un ataque cometido por un hombre que entró en la casa de una amiga en Punta Lara, abusó sexualmente de ambas y asesinó a la otra chica, una estudiante de medicina, aseguró ayer al declarar en el juicio oral al principal acusado que reconoció al atacante “por la voz y la ropa” ya que se lo había cruzado un rato antes. Dio detalles también de los ataques y aseguró que la víctima de femicidio intentó resistirse, pegándole con una botella.

Ana Laura fue la primera en declarar en el arranque del debate oral ante el Tribunal Oral Criminal (TOC) 5 de La Plata, que tiene como acusado a Ariel Osvaldo “Papu” Báez (26).

“Significa poder darle un cierre a tanta lucha”, dijo Ana Laura / D. Ripoll

A ese hombre se le atribuye el femicidio de la estudiante María Emma Córdoba (26) y el intento de asesinato de González (29), quien sobrevivió al ataque y es particular damnificada en la causa. En un pormenorizado relato de los hechos que realizó sin la presencia del acusado en el recinto a pedido de ella, Ana Laura recordó lo ocurrido el 8 de julio de 2017 en una vivienda situada en la calle 126, entre 5 y 7, de Punta Lara, donde ella y su amiga se habían reunido a estudiar. “Fue Ariel Báez. El mismo que me había presentado hacía un rato Emma”, dijo la sobreviviente en referencia al acusado, antes de contar que el sujeto era vecino de su amiga y un rato antes las dos se lo habían cruzado cuando caminaban hacia esa casa.

Reveló que durante el ataque lo reconoció por “el tono similar de voz” y porque “tenía la misma ropa”. Además, sumó, durante el hecho su amiga lo nombró como “Ari”. Relató Ana Laura que ese día llegó a Punta Lara en colectivo y fue recibida por Emma: “Fuimos al kiosco a comprar una cerveza y luego a su casa. Nos encontramos con este hombre. Nos saludó y se puso a hablar con Emma. Era su vecino. Nos presentó. Caminó unos metros con nosotras e ingresó a la casa de al lado”, dijo. La joven recordó que luego de cenar y escuchar música, Emma le pidió que abriera la puerta de la casa para que entraran los perros, momento en que “una figura se abalanzó con un arma en la mano”.

“Fui a ver a Emma y estaba inconsciente. Tenía pulso. Le pedí que aguantara, que la iba a sacar de ahí”

 

“Ahí no lo reconocí. El forcejeó y me metió (en la casa). Ya adentro, le preguntaba a Emma dónde estaba su marido, Damián”, continuó la chica.

Tras ello, el atacante les dijo que el problema no era con ellas sino con el marido de Emma, quien “iba a aprender a no meterse con él”.

Según la víctima, el hombre portaba un arma “con tambor y caño largo” y las golpeó, tras lo cual Emma intentó defenderse con una botella: “Me dijo que éramos dos y podíamos contra él. Le dije que no lo enfrentemos porque estaba armado, pero ella le pegó con una botella. El la golpeó y ahí nos golpeó a las dos”. Según la víctima, una vez en la planta alta de la casa, el atacante abusó sexualmente de ambas y las ató, para luego rociarlas con alcohol y encender fuego.

Cuando escuchó la puerta de la entrada de la vivienda cerrarse, Ana Laura dijo que encontró un cuchillo y logró desatarse. “Fui a ver a Emma y estaba inconsciente. Le tomé el pulso y tenía. Le pedí que aguantara, que la iba a sacar de ahí”, afirmó la sobreviviente.

Tras ello, explicó que logró salir de la casa y pidió ayuda a un muchacho.

Al concluir la declaración de Ana Laura, la defensa del acusado pidió una rueda de reconocimiento de Báez por parte de la joven, que fue aceptada por la fiscal de juicio, Silvina Langone, y se realizará el próximo lunes a la mañana en la DDI de La Plata.

Ariel “Papu” Báez / Dolores Ripoll

Para el juicio, que se estima que demandará un total de cuatro jornadas, está previsto que declaren unos 62 testigos, entre peritos, policías, familiares de las víctimas y vecinos.

Báez está acusado de “violación de domicilio, privación ilegal de la libertad agravada, abuso sexual gravemente ultrajante agravado por el empleo de arma, abuso sexual con acceso carnal agravado por el empleo de arma, tentativa de homicidio doblemente agravado con ensañamiento y mediando violencia de género, homicidio doblemente agravado con ensañamiento y mediando violencia de género, hurto y tenencia de estupefacientes con fines de comercialización”, delitos que prevén la pena de prisión perpetua. Rodeada de decenas de amigos y familiares que llevaban carteles pidiendo “Justicia”, Emma llegó a los tribunales platenses y dijo que esta jornada “significa poder darle un cierre a tanta lucha”.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla