Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $99,43
Dólar Ahorro/Turista $164.06
Dólar Blue $151,00
Euro $116,58
Riesgo País 1580
Policiales |De terror
City Bell: estaba en clase por Zoom cuando ladrones entraron en su casa

Fue en 20 entre 479 y 480. Tres sujetos con barbijos redujeron a un hombre que estaba con empleados de una zinguería. A uno le pegaron una patada en la cabeza. El hijo del dueño de la vivienda pidió ayuda a su profesora

City Bell: estaba en clase por Zoom cuando ladrones entraron en su casa

La calle donde ayer a la mañana ocurrió esta historia de inseguridad y violencia, en 20, 479 y 480/c. Santoro

22 de Abril de 2021 | 02:06
Edición impresa

Un matrimonio de City Bell decidió hace un par semanas realizar algunas refacciones en el fondo del terreno de su vivienda y es por eso que desde hace varios días se ve movimiento en la casa por la presencia de albañiles. La rutina se alteró ayer por completo por una banda de delincuentes que aprovechó esas circunstancias para meterse en la propiedad, reducir a todos y golpear al dueño, justo cuando uno de sus hijos estaba en clase por zoom. La profesora y algunos de sus compañeros llamaron rápidamente al 911 y aunque los patrulleros no tardaron en llegar, para cuando lo hicieron los ladrones ya se habían ido.

Todo empezó ayer a la mañana, cerca de las 10, cuando los empleados de una zinguería llegaron a la propiedad de 20 entre 479 y 480. Mientras el dueño esperaba en el garaje a que dos operarios bajaran sus herramientas del vehículo, acertaron a pasar por la cuadra tres jóvenes, que llevaban puestos sus barbijos y que aparentaban tener entre 20 y 25 años.

“Uno de los empleados golpeó a un ladrón. Pero lo tiraron al piso y le patearon la cabeza”

Eduardo Víctima

 

No se trataba de simples peatones y así rápidamente se lo hicieron saber a Eduardo (46), el propietario de ese inmueble, por cuanto bajo amenazas de muerte proferidas con tono de voz firme lo encañonaron y lo obligaron a entrar a la casa. “Cuando uno de los dos hombres que vinieron de la zinguería se dio cuenta de lo que ocurría, golpeó con su maletín de herramientas a uno de los delincuentes”, reveló Eduardo a este diario, reacción que enfureció a un cómplice del ladrón agredido.

“Lo hizo tirar al piso (al empleado de la zinguería) y le pegó una patada fuerte en la frente”, contó el dueño de casa al recordar ese momento teñido de una violencia extrema, que le abrió a la víctima un corte en la cabeza y le formó un hematoma por que el que quedó “bastante mareado”, según apuntó Eduardo.

“ME PIDIERON HASTA UN ARMA”

Una vez que la banda consideró que tenía la situación bajo control, se enfocó en reclamar insistentemente a Eduardo que les entregara “dinero, joyas y hasta ‘el fierro’”, aludiendo a un arma de fuego.

Consciente de que necesitaba conformar al menos en parte sus demandas, Eduardo les entregó “entre 15.000 y 20.000 pesos que tenía reservados para ir pagando los arreglos en casa”. De la vivienda se llevaron también una notebook, un celular, relojes y pulseras, mientras que a los dos empleados de la zinguería les robaron sus celulares y otras pertenencias. Calculó Eduardo que la azarosa experiencia “duró 10 minutos” y reflejó que, antes de escapar de la casa, los maleantes lo ataron en un dormitorio y a los dos empleados en el comedor.

Mientras todo esto pasaba en la planta baja, en el primer piso de la casa estaban los hijos del matrimonio: un adolescente de 16 años, en clase de zoom con sus compañeros de quinto año y una menor de 12 años, que dormía en otra habitación. Los ruidos y gritos la despertaron y corrió a advertirle a su hermano que algo estaba pasando.

“Mi hijo se dio cuenta de que nos estaban asaltando” y lo contó en la clase virtual, reflejó Eduardo, por lo que la profesora y sus compañeros llamaron al 911. Minutos después “teníamos seis patrulleros acá, incluyendo a los jefes de la comisaría Décima”, aseguró el hombre, pero, rápidos de reflejos, los asaltantes ya se habían ido. Se cree que lo hicieron como llegaron: caminando. El hombre golpeado fue asistido por el Same.

Esta tarde, desde las 18 y como todos los jueves, los vecinos de las localidades de zona Norte pedirán seguridad en una caravana de autos por la calle Cantilo.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla