Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $104,10
Dólar Ahorro/Turista $171.76
Dólar Blue $184,00
Euro $121,01
Riesgo País 1597
Policiales |El reflejo social de una situación alarmante
Hartos de la inseguridad, golpearon a un ladrón en Romero y lo ataron con alambre

Sucedió en el barrio Futuro, sobre las calles 165 y 531. Vecinos vieron cuando agredía a una mujer y le dieron una paliza. Otro huyó

Hartos de la inseguridad, golpearon a un ladrón en Romero y lo ataron con alambre

El delincuente reducido en el piso por un vecino, previa golpiza de parte de varios. Quedó maltrecho / El dia

15 de Septiembre de 2021 | 02:23
Edición impresa

El hastío por la inseguridad que atraviesa la Ciudad, también se ve reflejado en una serie de conductas instintivas y muy peligrosas por parte de los vecinos, que muchas veces deciden arriesgar sus propias vidas para “hacer justicia por mano propia”. Sabido que muchos delincuentes entran y salen de las dependencias policiales con una facilidad asombrosa, hay situaciones que despiertan reacciones incontrolables. Ese fue el caso que se vivió ayer en el barrio Futuro de Melchor Romero, sobre las calles 165 y 531, donde un motochorro cobró de lo lindo.

Apenas vieron que atacaba a una mujer, como pasó tantas otras veces, una turba enajenada pudo darle alcance y lo sometió a una golpiza, que difícilmente pueda olvidar. También lo ataron con alambre.

Así, maltrecho y sangrante, lo mantuvieron inmóvil en el piso a la espera del arribo de la Policía, a la que le entregaron el procedimiento en bandeja. O casi, porque un cómplice alcanzó a escapar y ahora intentan identificarlo.

En el lugar de los hechos, Leo, uno de los que participó de la captura del motochorro, le contó a este diario cómo se desarrollaron los acontecimientos, que hicieron despertar tanta furia.

“Estaba con otros dos compañeros y vimos la actitud sospechosa de una moto, que iba y venía. Andaba despacio y se metió acá en una cuadra sin salida, porque hay un arroyo. Ahí fue cuando escuchamos los gritos de una señora, a la que le sacaron la cartera”, contó.

El hombre, que desempeña labores en una cooperativa, dijo que “cuando llegué a la esquina corriendo vi que la señora estaba tirada en el suelo. Los motochorros estaban con los cascos puestos y andaban en una Honda Wave”, señaló.

Después agregó que “cuando se quisieron dar a la fuga, al tener que volver hacia donde estábamos nosotros, me le tiré encima y los hice caer”.

En ese instante, el que iba manejando quedó atrapado debajo del rodado, sin escapatoria. El acompañante tuvo mejor suerte. Salió corriendo y, cuando vio cómo le pegaban al cómplice, decidió abandonarlo a su suerte.

“Ahí aparecieron más personas y empezaron a agredirlo e insultarlo”, recordó Leo.

Al parecer, los vecinos los reconocieron como autor de otros ataques similares en la zona.

Con la cara a la miseria, minutos más tarde lo levantó la Policía y se lo llevó detenido a la sede de la comisaría 14ª, donde quedó a disposición de la fiscal Virginia Bravo.

En tanto, la víctima del robo quedó en estado de shock.

“La verdad tenía miedo de que estuvieran armados, pero ni lo pensé. Me les tiré encima y no les di tiempo a nada. Esto pasa siempre y da mucha impotencia, porque le puede pasar a cualquiera”, aseguró Leo.

“Por un teléfono celular capaz te pegan una puñalada. Ni lo pensás en ese momento”, concluyó.

Los riesgos

Quien participa de un acto como el acontecido en el barrio Futuro de Melchor Romero, asume dos grandes riesgos: poner en juego su propia integridad física y, si los resultados de su accionar redunda en conductas sancionables por el Código Penal, tener serios problemas legales.

Cuántas veces han ocurrido incidentes, donde delincuentes mueren o, resultan gravemente heridos, que terminan en procesos judiciales contra quienes deciden tomar cartas en un asunto tan complejo como delicado.

Sin dudas, este caso reaviva una discusión que lleva años: la delgada línea entre el delito y las reacciones desmedidas, que convierten a quienes son víctimas o testigos de un episodio delictivo, en responsable de acciones que merecen reproche penal.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla