Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Policiales |BAJO LA PANTALLA DE UNA “ESCUELA DE YOGA”
La oscura trama de una presunta secta: millones, abusos y poder

Los investigadores creen que el clan funcionaba con una estructura jerárquica y piramidal integrada por casi 180 “alumnos y alumnas”

La oscura trama de una presunta secta: millones, abusos y poder

El presunto lider de la secta, Juan Percowicz, está detenido / Web

16 de Agosto de 2022 | 01:09
Edición impresa

El pasado viernes por la noche casi 20 personas fueron detenidas acusadas de integrar una secta criminal que tendría su base operativa en Villa Crespo. Según consta en la investigación, la actividad de este clan se habría iniciado en los años 80, cuando el mundo comenzaba a dar sus primeros pasos hacia la plena globalización.

En ese contexto germinó la difusión de estilos de vida y corrientes de pensamiento y culto de otros países. Entre ellos el yoga, una práctica tradicional espiritual, física y mental originada en la India.

Hasta el momento los investigadores cuentan con que esta organización denominada “Escuela de Yoga” utilizó esta milenaria disciplina para captar a personas que luego terminarían siendo sometidas a explotación sexual y laboral.

El accionar de esta secta liderada por Juan Percowicz implicaba ir incorporando al resto de la familia porque decían que todos tenían energía negativa y que la única manera de limpiarse era seguir al líder, de lo contrario te podías enfermar o incluso morir.

Con el tiempo, los integrantes iban “ascendiendo” y tenían personas a cargo. En pocos años llegaron a cooptar a más de 1000 personas. Sin embargo “a medida que iban subiendo en la tabla jerárquica eran obligados a soportar castigos físicos, mentales y sexuales

Recién en los 90, “Escuela de Yoga” comenzó a ser investigada por toda una gama de delitos. Pero los procesos terminaron cerrándose por falta de méritos. Según la investigación que realizó una víctima, todos fueron sobreseídos por los nexos que tenían con referentes políticos de la época.

Según la investigación del fiscal federal 4, Carlos Stornelli, y los fiscales Alejandra Mangano y Marcelo Colombo, Escuela de Yoga de Buenos Aires (EYBA) generaba un ingreso mensual de 500 mil dólares mediante “una estructura ilegal de negocios en la Argentina y los Estados Unidos”.

Los investigadores de la causa conocida como “Secta S.A.” creen que los presuntos integrantes de la organización tenían asignados distintos roles que iban desde el “coacheo” o captación de nuevos alumnos; el “geishado VIP” o “palomeo”, que era la explotación sexual de sus víctimas; la “cura de sueño”, utilizada para aleccionar y disciplinar; y el “banquito”, como se denominaba al lavado del dinero que obtenían.

Los investigadores creen que la organización captaba a “alumnos y alumnas” desde al menos el año 2004 y “contaba con una estructura jerárquica y piramidal de la que participaban aproximadamente 179 alumnos, repartidos entre sus diversas sedes ubicadas principalmente en CABA, y en las ciudades de Las Vegas, Chicago y Nueva York”.

Para los pesquisas, Juan Percowicz era el creador y líder de la organización, pero bajo su orden, había una línea de al menos 18 personas que lo secundaban y que tenían a su cargo los distintos “emprendimientos.

Como primera medida, los “alumnos” y “alumnas” que lograban acercar a la organización era “el alejamiento del círculo familiar anterior -que denominan ‘familia biológica’- en contraposición a la ‘familia’ que conforma la EYBA”.

Esos alumnos, tenían la obligación de atender al líder máximo (Percowicz), al que llamaban “número 7”, a quien le hacían aportes económicos que tenían como base los 200 dólares pero que, en algunos casos, podían llegar a ser de hasta 10 mil dólares mensuales.

De acuerdo a la investigación, en algunos casos las “alumnas” eran sometidas a explotación sexual, que en la jerga de la organización denominaban “geishado VIP” o “palomear”, que consistía en enviarlas “a mantener encuentros sexuales con personas de elevado poder económico para obtener dinero, protección y/o influencias”.

También se investiga si incurrieron en lavado de activos y si internaban a alumnos en una clínica ubicada en Abasto en donde se solía adormecer durante varios días como forma de ‘aleccionamiento’ y ‘subordinación’ a quien planteaba alguna crítica o duda respecto del líder.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $350.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla