Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Feng Shui: un estilo y una filosofía de vida

Una forma de decorar la casa, mantener las buenas energías cerca y permitir que el oxígeno circule de manera favorable para sus habitantes. Sin importar el tamaño, cada hogar puede encontrar la armonía deseada

Feng Shui: un estilo y una filosofía de vida

Comedor / web

28 de Septiembre de 2022 | 04:07
Edición impresa

El Feng Shui es una de las filosofías chinas que más han avanzado y se han instalado a nivel social en decenas de países que poco están relacionados -al menos culturalmente- con China. Su traducción es “viento y agua” y data de hace 3500 años.

En la actualidad se utiliza para la decoración de una casa o un ambiente en pos de obtener energías positivas y ahuyentar las negativas. Sin embargo, en sus inicios, centraba su atención en estudiar los cambios de clima, la naturaleza y los astros y cómo afectaba esto a la civilización y su energía vital.

En las últimas décadas, el Feng Shui fue ganando terreno entre decoradores, diseñadores y fanáticos de las decoraciones hogareñas. Pero esta filosofía ofrece una cantidad de consejos y recomendaciones que hay que seguir para lograr el objetivo de mantener una casa llena de energía que fluye, circula y es positiva para quienes la habitan.

Una de las ventajas de esta filosofía china es que no se necesitan grandes espacios en el hogar para poder aplicarla. De hecho, se puede desarrollar simplemente en una de las habitaciones o el baño sin necesidad de incluir el resto de los ambientes. Además, una de las leyes reza “menos, a veces, es más”.

Para una casa de dimensiones chicas, hay varias opciones que se pueden aplicar y que ayudarán a dar la sensación de tener un lugar más grande. Lo que se tiene que tener en cuenta como mantra principal es mantener la armonía, sin importar la cantidad de objetos que haya allí, por lo que habrá que sacarle todo el jugo a los espacios reducidos sin cargarlos demasiado de muebles o detalles.

Lo primero que hay que hacer es comenzar por la limpieza del lugar, retirar aquellos objetos innecesarios o que no se usan, que ocupan metros necesarios. Luego seguir por el orden, donde habrá que poner especial atención ya que limitará los lugares a decorar.

Saber utilizar cada rincón sin llenarlo de cosas será vital para sacarle provecho al trabajo. Cada centímetro deberá tener asignado un objetivo y con él, sus integrantes, por ejemplo, el baño y sus muebles.

El Feng Shui determina que la energía positiva circula por la casa y por sus habitantes, por lo que tener demasiados muebles u objetos sin uso en casa solo hará que ésta se choque y deje de girar, moverse y renovarse.

Lo mismo pasa con la decoración y las funciones que a ésta le damos. Nuevamente el “menos, a veces, es más” será el lema que no hay que perder de vista para decidir cuáles serán las decoraciones que se quedan, que llegan y que se van, así como muebles y demás.

Un estilo que queda muy bien con esta filosofía china es el minimalismo, que trata de mantener una decoración con la menor cantidad de elementos sin dar esa sensación de espacio faltante de cosas, sino todo lo contrario.

Uno de los portales de energía más potentes que puede haber en un hogar son los espejos. Tanto de energía positiva como de energía negativa que logra que circule o que se estanque, por ello, el “menos es más” se vuelve a aplicar y se recomienda tener la menor cantidad posible.

No hace falta eliminar cada uno de los que hay, sino de ubicarlos en lugares donde permita llegar al objetivo deseado. Por tal, con un espejo en la habitación y otro en el baño, será suficiente.

Algunos de los consejos que dan los que saben es optar por espejos de tamaño redondo u ovalado. Para el de la habitación, lo más recomendable es ubicarlos lejos del frente de la cama, ventanas o entrada para dejarlo más bien en el medio de alguna de las paredes.

También se pueden ubicar en los pasillos de la casa, pero que no estén frente a una de las puertas de cada habitación y así la energía rebotará y circulará.

Si se habla de entradas, la de ingreso será vital para saber qué tipo de energía queremos que ingrese al domicilio o se mantenga lejos de la paz interior. Así, una de las recomendaciones es tener algún elemento que atraiga las vibras positivas.

Lo mismo pasa con los objetos que se encuentran en las entradas o hall. Es un gran “no” tener la misma repleta de muebles o elementos y un gran “si” optar por algunas plantas bien ubicadas, que renueven el oxígeno pero que no sean demasiadas.

La habitación

El cuarto es un lugar donde se descansará y las personas se alejarán del mundo exterior para tener un momento de tranquilidad. Por ello, la energía que allí circula o se queda clavada sin poder salir, afectará directamente en el ánimo y el desarrollo productivo del día.

Aunque parezca una tarea imposible de cumplir en los tiempos que corren, lo mejor sería que las habitaciones no cuenten con exceso de tecnología que disipe la atención en el interior de cada persona. Computadores, televisores, alarmas electrónicas, teléfonos celulares y dispositivos pueden sobrevivir fuera de esas cuatro paredes.

En el Feng Shui, menos es más y no hace falta llenar la casa de objetos poco útiles

Como se mencionó al principio, el orden será vital para llegar a una habitación donde predomine la energía positiva. En el caso de los cuartos, esto se puede aplicar para cada cajón, ropero, escritorio e incluso la propia cama. A su vez, cuidar la cantidad de muebles que se colocarán -tanto para lugares grandes como chicos- y los colores con los que se decorarán, siendo los más recomendables los tonos claros.

El lugar y la dirección de la cama, el elemento más importante de la habitación, será clave. Sin estar apuntada directamente a la puerta de entrada, deberá estar ubicada en un lugar donde se la pueda ver, por ejemplo, en la pared contraria pero al costado de la dirección directa a la entrada.

Las plantas son un canal para el cambio de oxígeno en la casa y aportan una sensación de frescura

El verde y la naturaleza son lo más importante en el Feng Shui ya que son un canal directo de oxígeno. Por ello, las plantas son el elemento favorito de esta filosofía china que tiene 3500 años en el universo.

Sin recurrir al exceso de las mismas, con algunos pocos ejemplares distribuidos de manera metódica y bien pensada es suficiente. Una puede estar en la entrada, otra en la habitación y algunas en el comedor aunque esto no es una obligación y quedará a decisión personal.

Las plantas son imprescindibles para mantener un ambiente fresco, con aire puro y la humedad necesaria. Además ayuda a alejar los insectos y eliminar las toxinas que circulan en el oxígeno del hogar.

¡Ojo! El Feng Shui advierte que las flores artificiales no son nada buenas para atraer las buenas energías y, por el contrario, solo hará que las negativas se queden ancladas allí. En los viveros hay muchas opciones de plantas que no necesitan cuidados en demasía, para aquellas personas que no tienen tiempo o no se le da la naturaleza.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Comedor / web

Habitación minimalista / web

Cocina / web

Baño / web

Un poco de verde / web

Plantas para toda la casa / web

cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $490.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla