Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $124,33
Dólar Ahorro/Turista $205.14
Dólar Blue $206,50
Euro $130,06
Riesgo País 1912
Estudiantes tuvo a Verón y mucho orden para golear

Controló todo muy bien y festejó tras cinco fechasPor ANIBAL GUIDI

Estudiantes tuvo a Verón y mucho orden para golear

Juan Sebastián Verón grita con todo su primer gol de la tarde (fotos: Ignacio Dillon y Sebastián Casali).

8 de Octubre de 2007 | 00:00
Con un Juan Sebastián Verón encendido (hizo dos goles, el segundo de penal, sus primeros en el Estadio Unico) y apoyándose en un equipo que se movió con mucho orden y criterio táctico, Estudiantes se reencontró anoche con la victoria, algo que no conseguía desde hacía cinco fechas.

El equipo de Simeone (el técnico vivió una semana intensa, cargada de versiones, y ayer recibió un cálido apoyo de la hinchada albirroja) supo cómo contener a Argentinos Juniors y después, desplegando un juego muy utilitario pero preciso, lo despachó con una goleada a todas luces justificada.

El otro gol, el segundo en la progresión albirroja, fue de Ezequiel Maggiolo, que culminó debajo del arco visitante una lucida jugada colectiva que arrancó en Verón, siguió con Pérez y se prolongó en Benítez.

Como ha venido sucediendo en todo este tiempo, el triunfo tuvo su costo para Estudiantes, porque durante el partido se fueron lesionando Edgar González, Leonardo Morales, su reemplazante, que estuvo solamente 12' en cancha, y también Leandro Benítez, que como se habían agotado los cambios terminó siendo una figura decorativa.

Morales y Benítez sufrieron problemas en los aductores, mientras que lo del paraguayo parece más serio ya que, el primer diagnóstico, habla de un problema ligamentario en una rodilla.

La figura excluyente de la noche fue Verón. De sus pies salieron todas las maniobras ofensivas de Estudiantes. Estuvo preciso y certero la Brujita, que todo lo hizo a un toque y con una precisión admirable.

Para ponerle un marco fue el primer gol. Le robó una pelota en el medio a Battión, pasó a la ofensiva, descargó luego para Maggiolo recostado sobre la derecha y fue a buscar al medio del arco el centro preciso de Lechuga. Puso la cabeza y ubicó la pelota con pique al suelo contra el palo izquierdo.

Después, inició la jugada del segundo tanto. Le puso un pase preciso a Pérez que se proyectaba por derecha. El mendocino levantó un centro al segundo palo, en donde Benítez cabeceó al medio del arco y allí estaba Maggiolo para tocar la pelota a la red.

Y cerró su gran noche, tras soportar a los 38' del complemento un descalificatorio golpe de Escudero que le impactó en la zona abdominal, y le valió la expulsión al lateral de Argentinos, rematando al gol certeramente el penal (mano de Battión) cuando ya se corrían los cortinados en el estadio.

Al margen de la gran tarea de Verón, Estudiantes desarrolló, desde lo táctico y estratégico, un planteo inteligente. Dentro de un orden interesante, se preocupó por controlar los pelotazos que le llegaban casi invariablemente a Delorte, como así las diagonales que ensayaba continuamente Gabriel Hauche.

El equipo, así, lució sólido y tuvo un mayor vuelo futbolístico si se lo compara con actuaciones recientes. Y terminó ganando el partido con absoluta justicia.

Ese orden, por ejemplo, le permitió soltar en ataque a Alvarez y barroso, al tiempo que González se recostó al medio de la defensa para ayudar a Alayes y Domínguez, pero siempre atendiendo las excursiones de Hauche.

Así neutralizó todos los pelotazos para el "Lungo" Delorte y la movilidad de Hauche presionando a los volantes de Argentinos y, a partir de allí, con el trabajo asociado que capitaneó Verón, pudo dar el paso adelante para empezar a ganar el partido.

Está claro que todavía Estudiantes tiene cosas por conseguir. Como una mayor cuota de juego asociado, ese que apareció en el segundo gol, por ejemplo. En el primer tiempo, si bien el equipo asomó compacto y ordenado atrás, mostró huecos en el medio, que corrigió en parte en el complemento a despecho de que fue perdiendo por lesión a Morales, González y Benítez.

Argentinos sucumbió claramente ante la buena predisposición albirroja. Y ya no dispuso de situaciones claras como las generadas en el primer tiempo, con excepción de un cabezazo de Delorte, que resolvió sin marca tras un tiro libre, pero elevando la pelota por sobre el travesaño.

Estudiantes pareció anoche recuperar la buena memoria. Se reencontró con el orden defensivo, una cuota de juego asociado y, esta vez, eligió mejor las opciones de gol, las que resolvió con contundencia. Y por si fuera poco, lo tuvo a un Verón con todas las luces encendidas.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla