Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
UNA MODALIDAD QUE NO CEDE

Es imparable la seguidilla de robos en casas y comercios de madrugada, en todos los barrios

Una familia que estaba de vacaciones en la Costa sufrió dos atracos en su vivienda de 33 entre 23 y 24. También hubo un escruche y destrozos en un bar de 13 y 55

Es imparable la seguidilla de robos en casas y comercios de madrugada, en todos los barrios

La cortina del bar de 13 y 55, dañada por ladrones/roberto acosta

La inseguridad que se vive en diferentes barrios de La Plata y se potencia durante las noches, acrecienta a diario el temor entre vecinos y comerciantes. Los delitos son muy parecidos, golpean a toda hora en todos los barrios y, en la mayoría de los casos, ni siquiera se denuncian o son muy pocos los que se esclarecen.

El panorama suma una preocupación mayor, debido a que resulta una constante la denuncia de los damnificados sobre la presencia prácticamente nula de móviles o policías para prevenir los robos.

EN LA CASA DE UN FUNCIONARIO

La semana pasada, una familia platense que vive en La Loma viajó a una localidad de la Costa para disfrutar de las esperadas vacaciones.

Pero lo que debían ser unos días de disfrute terminaron empañados por la horrible noticia que les llegó desde La Plata: su vivienda de 33 entre 23 y 24 había sido desvalijada por delincuentes.

Con impotencia y bronca, Fernando Carlos (40), quien se desempeña como subsecretario de Planificación Estratégica de la Municipalidad de La Plata, resolvió viajar solo a nuestra ciudad para cerciorarse de lo sucedido.

“Un amigo me contó que delincuentes habían entrado y robado en casa, pero cuando me vine de la Costa comprobé que todo era mucho peor de lo que había imaginado”, contó el hombre a este diario, con el desconsuelo a cuestas y acompañado por familiares.

Aseguró que los intrusos le llevaron “todos los electrodomésticos y también un poco de dinero”.

“No lo podía creer. Es muy triste la situación que estamos pasando, porque todo lo que se llevaron lo fuimos comprando con mucho esfuerzo”, reflejó con evidente desánimo.

Pero el funcionario rompió en llanto al asegurar que, “para colmo, para comprar esta casa tuvimos que sacar un crédito UVA, para pagarla en 15 o 20 años y hace muy poquito que empezamos a pagar las cuotas”.

Momentos antes una vecina se había acercado para comentarle que los delincuentes entraron en la propiedad por lo menos dos veces, porque el sábado escucharon “ruidos extraños y ayer (por el martes) hubo otro movimiento sospechoso”.

Por eso presumen que en el primer ingreso los asaltantes se llevaron parte del botín, para regresar con más seguridad y tiempo, para completar el “trabajo”.

Antes de regresar a su vivienda, la vecina tuvo palabras de contención para el funcionario.

Una vez que Fernando Carlos se repuso, mencionó que “habíamos previsto que en los días en que íbamos a estar de vacaciones viniera mi padre para mostrar presencia en la casa y así lo hizo, pero se ve que los delincuentes estuvieron haciendo inteligencia sobre movimientos y horarios”, especuló la víctima.

Después de esta experiencia el funcionario municipal anticipó que planea instalar un sistema de alarma y reforzar la seguridad de la casa, por ejemplo, “en todas las aberturas”, comentó.

EN UNA CONFITERÍA

Como viene registrándose repetidamente en lo que va de este verano, en las primeras horas de ayer la inseguridad golpeó en un comercio del radio céntrico.

Esta vez la escena transcurrió en la confitería “Tentación”, situada en la esquina de 13 y 55.

Para colarse en el local, los ladrones dañaron primero la cortina de rejas y violentaron la puerta de entrada, describió Yzamar Rangel (24), empleada de ese negocio. Por el modo en que actuaron y antecedentes de casos similares ocurridos en esa zona, los comerciantes sospechan que podría tratarse de menores.

Ya dentro del local, los intrusos “rompieron la caja, de la que se llevaron dinero en cambio”, detalló Yzamar. Y aunque la chica no pudo precisar la suma que robaron, sí comentó que los ladrones tiraron la registradora al piso “para dañarla todavía más”.

El comercio funciona en el mismo lugar desde hace aproximadamente ocho años. “Yo empecé a trabajar en septiembre”, recordó la empleada, y “desde entonces sólo habíamos tenido un intento de robo de parte de un hombre de 73 años, que fue detenido”.

Los encargados descubrieron el robo cuando llegaron a la mañana y enseguida alertaron al 911. Acudieron al lugar móviles del Comando y la comisaría Primera, que ahora procura identificar a los responsables con cámaras de seguridad. Por ahora, no hay nadie detenido.

 

 

 

  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...