Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
El Lobo cortó la mala racha con un agónico empate que suma desde lo anímico

Por: NICOLAS LAMBERTI

El Lobo cortó la mala racha con un agónico empate que suma desde lo anímico

Dolores Ripoll-EL DIA

6 de Mayo de 2018 | 14:14

Gimnasia cortó una racha de seis derrotas consecutivas en Avellaneda. El conjunto del Indio Ortiz hizo un buen papel ante Independiente y se trajo un punto producto de un 2 a 2 en el Libertadores de América, que hoy por hoy suma mucho desde el punto de vista anímico.

El Lobo lo perdía, pudo haberlo ganado, pero se conformó con un empate agónico cuando parecía que se quedaba con las manos vacías por haber fallado bastante en el área ajena.

En el comienzo, el mens sana presionaba alto, se mostraba ordenado y la idea era clara: no dejar jugar al rival.

El equipo de Ortiz acortaba el campo privando al elenco de Holan de encontrar espacios y por eso, el local decidió saltear líneas. Por desgracia para Gimnasia, la primera vez que lo hizo, encontró el beneficio con creces.

Es que a los 10 minutos, con un pelotazo largo, el dueño de casa echó por tierra todos los planes albiazules. Romero ganó las espaldas de los centrales después de un bochazo desde el fondo y tiró un centro atrás al corazón del área para que Benítez ponga el 1 a 0 con un remate alto e inatajable para Martín Arias.

Pero el Tripero mantuvo la calma, no se desordenó y el premio fue el empate tan sólo diez minutos después. 

Escapó Nicolás Contín-de buen primer tiempo- hacia Campaña tras pase de Rinaudo pero Figal lo derribó entrando el área: penal y expulsión dijo Trucco, que en primera instancia había amonestado al defensor y luego modificó el fallo.

Brahian Alemán se hizo cargo de cobrar la falta y esta vez no falló. El 10 decidió ajusticiar al arquero con un remate violento y alto, contra el palo derecho para poner el 1 a 1. El Lobo empardaba las acciones y pasaba a jugar con un hombre más cuando su adversario controlaba el juego.

Tras esta conquista y con superioridad numérica, el conjunto de Ortiz empezó a sentirse más cómodo en el campo y comenzó a sumar más gente en ataque, algo que claramente neutralizó al rival que ya no era punzante en ofensiva.

El Lobo buscaba atacar por las bandas con Nicolás Dibble y "Monito" Gómez, mientras que Contín, despierto y rápido, daba lucha por el centro del ataque.

Con un trámite parejo y sin demasiadas aproximaciones a los arcos, culminó el primer acto en el Libertadores de América.

PERDONO MUCHO Y CASI LO PAGA CARO

En el complemento, Gimnasia tuvo todo como para poder dar vuelta el partido pero la falta de eficacia en los últimos metros y el buen desempeño del arquero local, lo privaba de todo.

Contín continuó siendo desafiante y molesto para el fondo del Rojo. Y a los 5, tras un pase largo de Melluso, hizo revolcar a Campaña, que le tapó un derechazo contra la base del poste derecho.

Pero Independiente, más allá de tener un hombre de menos, se hacía dueño de la pelota y volvía a manejar el trámite. Atento a esto, Ortiz, que ya había reemplazado a Dibble por Bonifacio, decidió meterle más velocidad a la ofensiva y algo cambió

El técnico mandó a la cancha a Erik Ramírez por Alemán, con la intención de capitalizar un contragolpe aprovechando el adelantamiento que ensayaba el equipo de Avellaneda y a los 20,  decidió hacer debutar al volante central Monti (por Gómez) para darle equilibrio al mediocampo y soltar más a Nicolás Colazo.

El mens sana empezó a soltar un poco más a sus laterales y veía algunas vetas  que lo invitaban a lastimar al adversario aunque no era fino en los últimos metros. Lo tuvo dos veces el ingresado Ramírez pero primero remató alto y después chocó contra Campaña.

Ya con toda la confianza sobre los hombros, el Lobo se animaba a volcarse contra el arco del Diablo y a los 24 lo tuvo otra vez Contín, que tras una pelota quieta recibió de Coronel, remató de primera, pero otra vez al arquero ahogó el grito.

El Lobo no acertaba, le daba vida al rival y eso se volvía peligroso. Independiente se despertó antes de la media hora y contó con dos ocasiones claras antes de marcar el segundo gol. Primero Benítez la pinchó por sobre Martín Arias pero la pelota quedó en el techo del arco, y después lo tuvo Gigliotti de cabeza, pero el envío se fue cerca del caño izquierdo.

Hasta que a los 34 Maxi Meza se filtró por la derecha y tiró un centro atrás para que el mismo Gigliotti, soltado por Guanini, empuje al gol en soledad apareciendo debajo del arco.

Baldazo de agua de fría para el Tripero, que había hecho todo para dar vuelta las acciones y se estaba quedando con las manos vacías. 

Sin embargo, la justicia llegó en tiempo de descuento. Rinaudo metió un pase largo para Colazo, que ingresando por izquierda tiró el centro atrás y Bonifacio, casi sobre la línea, anotó el 2 a 2.

Poco tiempo quedó para algo más y Trucco pitó el final en Avellaneda. El equipo de Ortiz consiguió cortar una mala racha con un punto que termina siendo importante más desde lo anímico que desde la matemática. Gimnasia mostró cosas positivas y ahora deberá revalidar esta pequeña levantada ante el puntero del campeonato: Boca.
 

Seguridad, agua, electricidad. Los vecinos saben que somos la tribuna para que el reclamo sea atendido. Invertí para que la tribuna siga siendo independiente
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Plan Básico
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$64.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla