Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
TIENEN 15 Y 16 AÑOS E IBAN ARMADOS

En un impactante raid, un grupo de menores robó tres autos en una noche

Asaltaron a los dueños de los coches en el Centro, Tolosa y Gonnet. Cayeron en El Mercadito, mientras corrían picadas

Los adolescentes fueron demorados en la comisaría sexta tras una persecución por Tolosa / EL DÍA

Uno de los vehículos que fue robado por un grupo de menores / EL DÍA

“Están cebados, fuera de todo control”. Uno de los policías que participó en un intenso operativo durante la madrugada se declaraba sorprendido por la tarde, al repasar un raid de delitos con al menos tres robos de automóviles, en casos a punta de pistola, por parte de entre tres y cuatro menores de edad que actuaban del Centro hacia el Norte y tenían como punto de llegada El Mercadito, en Ringuelet.

Menores, autos robados y El Mercadito, indican una conjunción que se puso de manifiesto en la últimas semanas con una investigación interna de la Policía. Dejó, entre sus primeras derivaciones, a un oficial del Comando de Patrullas fuera de la fuerza. Se lo acusa de manejar a un grupo de chicos definido como “La Banda del Gordo Martín”, como mano de obra para robos de casas y autos. El Policía, según la hipótesis de Asuntos Internos “liberaba” zonas, les proveía armas y hasta sospechan que los llevaba en un patrullero a robar.

En ese barrio lograron frenarlos. “Estaban corriendo una picada con uno de los autos que habían robado”, apuntó el investigador. Los adolescentes iban a toda velocidad en una de las calles interiores de una zona en la que, según la Policía, no es fácil ingresar para los móviles. El barrio que fue construido por la Provincia entre el Arroyo del Gato, el Mercado Regional y las vía del ferrocarril Roca, fue territorio disputado por bandas delictivas de la zona a principios de este año. En abril, para devolver la paz a sus calles, se desarrolló allí un impactante operativo de saturación policial, con 500 efectivos. Según admiten desde la fuerza y señaló un referente social de la zona, la situación volvió a los meses previos al operativo. Antenoche, fueron recibidos con una lluvia de piedras y abandonaron rápidamente el lugar, tras capturar a los sospechosos.

Los padres de dos de los tres detenidos no se presentaron en la comisaría para llevarlos a su casa

 

La noche, para los menores en cuestión, se terminó con un dispositivo que incluyó 14 móviles de varias comisarías de la zona. Entraron por la calle que corre paralela a las vías (de 520 hacia el Arroyo) y lograron frenar la carrera del Chevrolet Ónix que había sido robado en el Centro en 116 y 527. El propietario de ese vehículo, un alto funcionario del área de seguridad del Banco Provincia, había sido asaltado en la esquina de 3 y 50. Podrá recuperarlo.

No tendrán la misma chance de los dueños de un Volkswagen Voyage gris y de un Chevrolet Agile. “Creemos que roban para quedarse con la plata y luego entregan esos vehículos autos para el corte”, explicó el policía consultado.

Los investigadores creen que el mismo grupo, en un caso con un integrante adicional habían asaltado al dueño del Voyage. Eso ocurrió a las 2 de la mañana. Mientras estacionaba el auto frente a su domicilio, en 497 entre 10 y 11, Villa Castells, lo interceptaron y “mediante intimidación verbal lo desapoderan del rodado”, se informó.

Del Agile poco se sabe más allá de la mención en la secuencia de robos que se le adjudican a los chicos. Todo se habría precipitado cuando los policías que patrullaban de madrugada en Tolosa vieron en 530 y 121 al Ónix con tres personas a bordo. Era el mismo cuyo robo había sido denunciado en el Centro. Así, comenzaron a perseguirlos y todo los móviles se concentraron dentro del barrio Nuevo de El Mercadito. Los adolescentes bajaron del auto e intentaron huir a pie. Siempre según la Policía los detuvieron a pocos metros. Con el auto recuperado y los tres detenidos, se fueron hacia la comisaría sexta esquivando pedradas. Allí, determinaron que eran menores e incluso uno de ellos directamente es inimputable de delitos por tener 15 años.

BAJO CUSTODIA

En los pasos siguientes y corrientes cuando hay chicos involucrados con delitos, los policías recibieron la orden de ponerlos en forma inmediata bajo custodia de los padres. “Eso no fue posible en dos casos. Sabemos que estos chicos son del barrio y tienen familia, pero nos encontramos con que ninguno de los familiares de dos de ellos se presentó. Así, los llevamos a un Zonal (centro de recepción, para chicos sin vínculos familiares o en situación de calle”, apuntó la fuente. Así las cosas, para el amanecer, los menores estaban en la calle nuevamente. “Son chicos que se dedican a robar y a correr con los coches. En muchos casos no tienen ayuda porque sus padres o mayores cercanos también están implicados en delitos”, dijo el Policía.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...